En el área volcánica de Tafira-Monte Lentiscal-Bandama se ubica uno de los paisajes agrícolas más singulares de Gran Canaria, dedicado a la producción vitícola, con un legado patrimonial etnográfico de bodegas, casonas, áreas extensas y un total de 75 lagares, que representa la mayor densidad de Gran Canaria.

A pocos metros de la bifurcación que conduce desde El Monte a Bandama, en la recta de El Mocanal, se encuentra la Bodega de San Juan, fundada en 1912 por Juan Rodríguez Quegles, donde se ha establecido un centro de interpretación sobre la historia vitícola de la zona, los tipos de cultivos y el procedimiento de elaboración. Un Museo del Vino, visitable, donde se puede estudiar un conjunto de tres lagares de principios de siglo, con prensa de hierro de presión continua y, además, la bodega y otras dependencias anexas frente al área abierta de viñedos, donde se puede degustar y comprar productos.

Cerca de la Bodega de San Juan se halla, en la Fuente de Los Berros, una antigua hacienda, la Finca de Caballero, que cuenta con un viejo lagar, viviendas, alpendres, ermita, etc., espacios de gran valor etnográfico.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR