Santa María de Guía - Arquitectura

El centro de la ciudad fue declarado Conjunto Histórico en 1982 y en el mismo destaca como principal monumento la iglesia de Santa María de Guía y la ermita de San Antonio. En varias de sus calles, por otro lado, se conservan inmuebles que representan la arquitectura tradicional doméstica.

PLAZA DE SANTA MARÍA DE GUÍA

La iglesia de Santa María de Guía

La iglesia se levantó en la primera década del siglo XVI sobre una primitiva ermita, ampliándose la obra a principios del siglo XVII, de ahí que responda a varios períodos. A partir de 1780, Luján Pérez (Santa María de Guía, 1756-1815) inicia la construcción del nuevo frontis, terminándose la torre de poniente en 1836, al inaugurarse el reloj y su campanario. Del escultor guíense se conservan hoy conservan varias imágenes en el interior como Las Mercedes, El Predicador, el Señor de la Columna, el Crucificado y la Dolorosa. En 1981 fue declarada Monumento Nacional y se acometieron las obras de rehabilitación, que incluyeron el descubrimiento de los artesonados de las tres naves y del altar mayor. 

El interior, de una nave, pasó en el siglo XVII a tener tres, dirigiendo las obras el maestro Antón Pérez. Las naves están separadas por arcos de medio punto sobre columnas de orden toscano, todo ello típicamente renacentista, con capillas laterales entre las que destaca la de San José con artesonado mudéjar, o el camarín detrás del retablo mayor. En la fachada principal a la plaza, un paño de remate trilobulado dividido en tres calles por pilastras de cantería se compone entre las dos torres, coronadas estas por cúpulas sobre cilindros de cantería, que a su vez apoyan sobre prismas acabadas por frontones. En cada calle se dispone un sistema de puerta y ventana enmarcadas en cantería, siendo las centrales, con la misma proporción, de mayores dimensiones. Las puertas de ancho dintel curvo "sostienen" sobre su cornisa los huecos superiores rematados en un frontón curvo partido que, como el del hastial, es de extracción barroca

La casa de los Quintana

La Casa de los Quintana  en la plaza de Anatoly Karpov y  el edificio que ocupa el número 2, frente a la plaza, son otras edificaciones llamativas de Santa María de Guía. La primera conserva en su interior algunos elementos del XVI, mientras la segunda es ejemplo del neoclásico grancanario.

La casa de los Quintana es un  edificio con tres crujías perimetrales y patio en medianería donde se sitúa la escalera, abierto al exterior a través del zaguán. En la fachada principal, un paño almohadillado de sillares de cantería gris recoge el hueco de acceso y una ventana de guillotina en planta alta con repisa labrada; junto a este destaca un gran balcón de madera con pies derechos y tejadoz. La cubierta de esta crujía frontal es con alero visto de tejas a cuatro aguas. Tiene en su interior algunos elementos del XVI, como un arco conopial.

Junto a esta casa, en el número 2 de la plaza, otro edificio de una planta y cubierta plana destaca por su fachada regular simétrica, típica del neoclásico grancanario, con un acceso centrado en cantería y dintel recto con guardapolvos, y dos ventanas a cada lado con carpintería de guillotina. 

Calle del marqués de Muni

Dando frente a la plaza, en la calle Marqués del Muni, hay dos inmuebles (números 7 y 11) destacables construidos ambos en el siglo XIX como viviendas.

El número 7 fue sede del regimiento militar . Es  un edificio típico del neoclásico grancanario con elementos académicos característicos. Lo forma un volumen de dos plantas en "L" en torno a un gran patio lateral al que abre una galería de madera, situándose la escalera en el cruce de crujías. De simetría especular, en su fachada abren los huecos recercados en cantería con ventanas de guillotina, ordenando el eje la puerta de entrada y un hueco alto con dintel-guardapolvos de remate y balcón de hierro forjado. El frente, entre pilastrones de cantería, se termina en una gran cornisa volada.
 
El otro volumen, en el n. 11, tiene una interesante planta en "U", con una galería de madera sobre un patio cuadrado, que además conserva una huerta trasera. Tiene una larga fachada de dos alturas y siete huecos, cuya planta inferior ha sufrido algunas intervenciones. Estando mejor conservados los de la planta alta, permiten ver una alternancia de dinteles rectos y de frontón triangular, correspondiendo estos últimos a huecos con balcón. También entre pilastras, la fachada se concluye con un entablamento y una cornisa volada. 

EL CENTRO HISTÓRICO

Conjunto y  Ermita de San Antonio

El conjunto de San Antonio, formado por ermita y vivienda, ocupa un solar de la calle Pérez Galdós y debe su existencia al alférez J. Rodríguez Castrillo que en 1739 mandó construir una vivienda de tipo señorial con capilla privada.

Arquitectónicamente responde a la tipología de casa tradicional en dos alturas con la crujía de fachada cubierta de tejas a dos aguas y grandes huecos recercados en cantería con carpintería de guillotina. Destaca sobre la puerta, de dintel recto, un gran balcón volado y cubierto de madera de factura reciente. Junto a esta edificación se adosa la ermita de San Antonio, un volumen de una nave, cuyo espacio se utiliza para exposiciones puntuales. En su fachada, en hastial, abre el hueco principal de cantería con arco de medio punto, sobre el que abre otro hueco menor abocinado y con repisa.

Otras calles

Varias edificaciones de las calles Canónigo Gordillo y  Luis Suárez Galván llaman la atención por ser ejemplos de arquitectura doméstica tradicional de los siglos XVII, XVIII y del siglo XIX. De entre ellas destaca la casa del Canónigo Gordillo, la calle Samsó Henríquez número 46, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2001.

En la esquina de la calle Canónigo Gordillo con Luis Suárez Galván se levanta un modelo sencillo de la arquitectura doméstica tradicional, caracterizado por la disposición irregular de huecos. La casa, construida en la primera mitad del siglo XIX con muros de mampostería, consta de una crujía perimetral con patio central, donde abren los huecos, algunos de ellos con ventana de guillotina. La fachada conserva los vierteaguas de cantería que desaguan la cubierta plana.

Los números 3 y 5 los ocupa una construcción anterior, de los siglos XVII y XVIII, ahora dividida pero que, en su momento, fue una sola casa, con una primera crujía de dos alturas y cubierta a tres aguas con alero visto. Destaca en el eje de simetría un frente de cantería rematado por una línea de guardapolvos, donde abre la puerta de cuarterones y una ventana con repisa labrada.

Frente a las casas citadas hay otras dos que merecen señalarse, la que ocupa el número 6 es típica de la segunda mitad del siglo XIX, un edificio académico de muros de carga y entramado de madera con patio y escalera situados en la medianería. El alzado tiene tres huecos de dintel curvo en planta baja y otros tres con guardapolvos recto en la planta alta, con un balcón de hierro sobre volado de cantería.

En el número 8 hay una casa típica del siglo XVIII, con una primera crujía con cubierta de tejas a dos aguas y alero, tras la que abre un patio con galería perimetral de madera.
La casa del Canónigo Gordillo, es una construcción de dos alturas y cubierta de teja, con el eje puerta-ventana en el extremo izquierdo y los huecos abiertos en un paño de cantería, quedando el resto del paramento ciego.  

BICS Relacionados

Casa natal del Canónigo Gordillo
Casa natal del Canónigo Gordillo

Monumento
Decreto 80/2001, de 19 de Marzo 2001. B.O.C. núm. 43, 6/4/01.

Casco Antiguo de la ciudad de Santa Mª de Guía
Casco Antiguo de la ciudad de Santa Mª de Guía

Conjunto Histórico
Decreto 2720/1982, de 27 Agosto 1982. B.O.E. núm. 263, de 2/11/82.

Iglesia Parroquial de Santa Mª de Guía
Iglesia Parroquial de Santa Mª de Guía

Monumento
Real Decreto. 2372/1981 de 24 de Julio 1981. B.O.E. de 22/10/1981.