Santa Lucía de Tirajana

Santa Lucía de Tirajana - su topónimo corresponde a la advocación de su primera ermita- se tiene como el último enclave de la resistencia canaria antes de la conquista en 1483, en el lugar conocido como Las Fortalezas, que junto con Rosiana constituyen parte de su patrimonio arqueológico.

Con ayuntamiento propio desde 1815, el municipio presenta como principales atractivos un notable número de elementos singulares de construcciones populares y de valor etnográfico con caseríos de medianías, formando un hábitat disperso y agrupaciones no compactadas donde las viviendas blancas, muchas de ellas con cubiertas de tejas de arquitectura tradicional y popular, se levantan entre palmerales, olivos y otros cultivos. De su patrimonio arquitectónico destaca la iglesia parroquial de Santa Lucía, monumento más importante del municipio, y además del conjunto de arquitectura popular, En relación con su economía tradicional sobresale en su patrimonio etnográfico  dos bienes que reflejan la dualidad de su territorio: el molino de aceite, vinculado a los cultivos de olivos  de medianías y las salinas de Tenefé, en relación al aprovechamiento de sus recursos costeros.

 Como fue casi general en las zonas bajas y medias de la isla, en la primera mitad del siglo XVI existió un ingenio junto al barranco de Tirajana, fundado por Lorenzo de Palenzuela,  quien tenía plantada caña de azúcar en Sardina; también Antón Pérez Cabezas tuvo plantaciones en la zona. Las fincas azucareras no siempre derivaron en núcleos de población y los orígenes del municipio se localizan en el pago denominado El Lugarejo, que es donde está documenta una ermita dedicada a Santa Lucía en la segunda mitad del XVI.

La ermita se levantó dentro de lo que era la jurisdicción de Tirajana, con cabecera en San Bartolomé de Tunte, y en ella permaneció hasta el siglo XIX. El recinto religioso era el referente más importante del Lugarejo y se reedificó en varias ocasiones (1761, 1788 y 1905, la actual iglesia). Un año importante fue 1814, dado que supuso la creación de la parroquia "en la ermita de Santa Lucía, que se halla situada en el Lugarejo", con lo que adquirió su primer rasgo de identidad en la isla. En el decreto de erección se aprecia con todo lujo de detalles su árbol genealógico en lo relativo a lo eclesiástico, que fue el antecedente del civil, ya que se le considera ayuda de parroquia de "San Bartolomé de Tunte en Tirajana" y a ésta "hijuela del Beneficio de esta Ciudad (de Las Palmas de Gran Canaria)". Al año siguiente, en 1815, se constituye el ayuntamiento.

Los profundos cambios que se operaron en Gran Canaria durante la segunda mitad del siglo XX constituyen otra etapa clave en la historia del municipio, tanto de orden interno como a escala insular. Lo más destacado fue el desarrollo de la zona baja, donde prosperaron núcleos como San Rafael de Vecindario, Sardina, Doctoral, etc., mientras la parte alta, donde radica la cabecera municipal perdía la hegemonía; paralelamente Santa Lucía como municipio fue ganando puestos hasta convertirse en uno de los más poblados de importantes de la isla.

La cabecera del municipio está situada en un enclave de enorme atractivo, en un ambiente que podemos considerar de "paisaje cultural" en el que destaca  la iglesia parroquial de Santa Lucía, monumento más importante del municipio, realzado por su ubicación dominante sobre el entorno. La actual fábrica se levantó en un solar que ofreció el ayuntamiento en 1889 y las obras comenzaron en 1905 siguiendo los planos de Laureano Arroyo, arquitecto del Obispado que proyectó un elegante templo con fachada rematada en espadaña y cúpula, todo de gusto ecléctico; se bendijo en 1916.

En esta localidad se celebran las fiestas más importantes del municipio, en honor de la mártir siracusana, aunque también se le une Nuestra Señora del Rosario, con su célebre romería y la curiosa presencia de la "Lucía sueca".  Otro bien singular es la iglesia de San Nicolás de Bari, en Sardina, levantada en 1814, en un lugar que desde el siglo XVII contaba con un heredamiento de aguas.


Imágenes

Foto Foto Foto


BICS Relacionados

Los Grabados Rupestres de la Era del Cardón
Los Grabados Rupestres de la Era del Cardón

Zona Arqueológica.
Decreto 15/2009, de 3 de Febrero de 2009. B.O.C. núm. 031, de 16/02/09.

Molino de Aceite del Valle
Molino de Aceite del Valle

Sitio Etnológico
Decreto 159/2007, de 12 de Junio 2007. B.O.C. núm. 126, de 25/6/07.

Salinas de Tenefé
Salinas de Tenefé

Sitio Etnológico
Decreto 67/2005, de 26 de Abril 2005. B.O.C. núm. 97, de 19/5/05.