Santa Brígida - Arqueología

Bandama

De toda la zona del antiguo bosque del Lentiscal, hoy cubierta de viñedos, sin duda el Pico de Bandama y Caldera (un hundimiento y no un cráter, como pudiera parecer) constituyen sus más espectaculares hitos orográficos, lugares de imprescindible visita. Aquí se localiza uno de los yacimientos más singulares de Gran Canaria. Las Cuevas de los Canarios, un grupo de cuevas de habitación y granero colectivo ubicado en la ladera norte del interior de la Caldera Las Cuevas de los Canarios, íntegramente excavadas en la roca, presenta un único acceso a través de un pequeño agujero situado a un nivel inferior al que se encuentran los silos. Esta peculiaridad confiere al conjunto una defensa muy sencilla, ya que tan sólo tapando este acceso con una laja se impide cualquier intento de llegar a la zona dedicada al almacenamiento. Los silos muestran tamaños y capacidades diversas, y la mayor parte de ellos conservan aún los acondicionamientos en sus bocas para ser sellados. Pero quizá el rasgo más singular de las Cuevas de los Canarios es la existencia, en la visera que protege a todo el conjunto, de grabados rupestres. Éstos corresponden a varias líneas verticales de inscripciones alfabéticas, asimilables al líbico bereber.

Puede existir cierta dificultad para percibir estos grabados, toda vez que muchos de los signos representados no muestran un surco muy profundo, a lo que hay que añadir el deterioro del frágil soporte en el que se encuentran ejecutados. Resulta difícil poder interpretar la presencia en este lugar de este tipo de manifestaciones. Es posible que, dado el emplazamiento en el que se encuentran, constituyan un mecanismo más para garantizar la conservación de los recursos custodiados en este lugar, si bien desde un plano mágico-religioso, aunque no existen precedentes en otros graneros.Además de este espacio dedicado al almacenamiento, en el la Caldera de Bandama aparecen otras cuevas artificiales, acondicionadas para vivienda. No obstante, algunas de ellas han sufrido en la actualidad desprendimientos, así como ciertas alteraciones de su primitiva morfología.

Las Cuevas de la Angostura

Pasando el puente de la Angostura en dirección Santa Brígida por las Meleguinas, se localiza un gran poblado de cuevas artificiales conocido como Cuevas de la Angostura. Se trata de un conjunto de cuevas artificiales dispuestas en diversos andenes comunicados entre sí por medio de pasos y escalones que, mayoritariamente, también han sido labrados. Las cavidades presentan dimensiones y plantas diferentes  un porcentaje elevado de ellas se compone de una planta central a la que se adosan dos o tres estancias aledañas. A ellas ha de sumarse la presencia de alacenas o repisas excavadas en las paredes de las oquedades.

Otro de los aspectos significativos que pueden observarse en las Cuevas de la Angostura es la presencia de cazoletas, de desiguales tamaños, en el suelo. Una de las explicaciones más razonables que justifican la presencia de este tipo de evidencias es su utilización como soporte para postes que servirían para la sujeción de estructuras ligeras que compartimentarían el espacio útil de la cavidad. Incluso se ha llegado a señalar que su irregular distribución por el espacio sería un indicio evidente de los cambios que podrían darse en este tipo de habilitaciones a lo largo del tiempo en el que fueron utilizadas las oquedades. Algunas de estas cuevas presentan, además, silos en su interior, atestiguándose una vez más la presencia de áreas de almacenamiento doméstico dentro de los espacios habitacionales.


Imágenes

Foto Foto


BICS Relacionados

Las Cuevas de La Angostura
Las Cuevas de La Angostura

Zona Arqueológica.
Decreto 85/2009, de 23 de Junio 2009. B.O.C. núm. 128, de 3/07/09.

Las Cuevas de los Frailes
Las Cuevas de los Frailes

Zona Arqueológica.
Decreto 32/2009, de 31 de marzo . B.O.C. núm. 92BOC nº 073, de 17/04/09.