NOTICIAS
Cuando los últimos rayos de sol estén desvaneciéndose sobre Montaña Bermeja, la suave luz de la tarde empezará a invadir el  suelo abrasivo descubriendo el protagonismo que cobran entonces las singulares y abundantes cazoletas del yacimiento de Cuatro Puertas. En la tarde del día 21 de junio un grupo de treinta personas asistirá a la primera de las dos visitas guiadas previstas al citado enclave situado en Telde, con la finalidad de contemplar la entrada de los últimos rayos del solsticio de verano en este espacio venerado por los antiguos pobladores de la isla antes de la Conquista castellana. Será una más de las citas previstas en el programa divulgativo denominado ‘Yacimientos Estrella’, que la unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario desarrolla con regularidad por los diferentes complejos arqueológicos de la isla, con la intención de descubrirnos la dimensión de estos espacios sacralizados que dan cuenta del conocimiento celeste (arqueoastronómico) de los indígenas que ocuparon el remoto pasado, donde lo mágico era parte de la supervivencia cultural y económica de la comunidad. En el transcurso de las tres horas de la visita prevista, además de apreciar la  observación del fenómeno arqueoastronómico, los visitantes podrán recorrer el   conjunto arqueológico  en su totalidad, así como la conocida como Cueva de los Papeles y el conjunto troglodita de Los Pilares. La segunda visita guiada se desarrollará el día 22 de junio. En días próximos al solsticio de verano,  los rayos solares entran por las puertas orientales en los ortos y por las occidentales en los ocasos, recorriendo el suelo de la cueva y dando el protagonismo a una de esas cazoletas justo antes de que el sol se pierda tras las montañas. Durante la actividad los asistentes podrán conocer los mecanismos culturales empleados por los antiguos canarios para controlar el tiempo, sus tareas agrícolas, fiestas y desplazamientos, lo que les permitió garantizar su supervivencia y, sobre todo, la perduración de sus formas de vida a lo largo de más de cuarenta generaciones. El mapa del cielo en las Islas tenía observatorios y marcadores en la geografía de Gran Canaria, que se convirtieron en espacios sacralizados en lugares con especial situación y dominante paisajística. En este mapa de espacios de significado e interpretación del cielo, este complejo arqueológico que domina el naciente de Gran Canaria debió convertirse en un escenario para celebrar y recibir a la deseada estación. El complejo teldense de Cuatro Puertas lo integran distintas áreas de habitación (cuevas artificiales, zonas de almacenamiento y ámbitos que tradicionalmente se han asociado al culto o a actividades rituales) entre las que sobresale la denominada Cueva de Cuatro Puertas: una cavidad artificial de 17 por 7 metros excavada en la toba y singularizada por la existencia de cuatro aberturas que, además, dan nombre al yacimiento. En una plataforma artificial ubicada en su exterior sus antiguos pobladores excavaron abundantes cazoletas (o agujeros de postes, si se acepta la posibilidad de que sirvieran para sostener algún tipo de estructura ligera). YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
20/jun/2018 Leer más...
Los trabajos de excavación, restauración y consolidación que se llevan a cabo en los restos del ingenio azucarero de Soleto, en el término municipal de Santa María de Guía, el único de su naturaleza que se conserva en el mundo junto al de Agaete, estarán concluidos a finales del presente año. De esta manera el mencionado enclave, datado en el siglo XV, se suma a la oferta patrimonial del municipio que se completa con otro de los asentamientos más singulares del pasado, el Cenobio de Valerón. Los mencionados trabajos que realiza  la empresa Arqueocanarias y que financia la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, han permitido a los arqueólogos recuperar los restos del antiguo ingenio azucarero del siglo XV descubierto el pasado año 2016 cuando se llevaba a cabo la obra de ensanche y mejora de la calle Ladera de Soleto, muy cerca del polideportivo Beatriz Mendoza de Santa María de Guía. El consejero de Cultura del Cabildo grancanario, Carlos Ruiz, acompañado del director general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos de la citada Corporación, Oswaldo Guerra, el alcalde del municipio de Santa María de Guía, Pedro Rodríguez, y su concejala de Cultura y Patrimonio Histórico, María del Carmen Mendoza, visitaron el enclave que en la última fase de restauración ha dejado al descubierto las estructuras de piedra de esta fábrica de azúcar construida por Antón Soleto en 1492 y que estuvo en funcionamiento hasta el año 1621. Según señala el arqueólogo Valentín Barroso, responsable de la excavación y de Arqueocanarias, “el ingenio de Soleto se puede considerar como una de las factorías de transformación más importantes de Canarias por los niveles de producción, volumen de mano de obra empleada (tanto asalariada como esclava), multiplicidad de dependencias y extensión, así como por el número de agricultores que llevaban sus cañas a convertir en azúcar para su posterior venta”. La zona en la que se encuentran los restos de este ingenio ya está vallada para su protección y acondicionada para que en el futuro pueda ser visitado por el público, ofreciendo varios paneles de información sobre la historia del mismo y la importancia que para el desarrollo mercantil de Gran Canaria mantuvo el azúcar como principal producto de exportación hacia los mercados europeos. Hay  que recordar que en Gran Canaria se crearon más de 20 ingenios o fábricas de azúcar tras la conquista castellana. El de Soleto, datado en 1492, junto al de Agaete, fechado en 1486 y descubierto en 2005, es el único de su naturaleza que se conserva en el mundo. Fue el más grande de Santa María de Guía, utilizado por la mayoría de los propietarios de la Vega de Gáldar para moler sus cañas. Los arqueólogos han recuperado entre sus restos gran cantidad de material relacionado con la fabricación del azúcar, desde monedas portuguesas acuñadas en tiempos del rey Alfonso V de Portugal a pipetas cerámicas, desechos de comida, malacofauna o tejas de las cubiertas de las edificaciones domésticas usadas por los trabajadores. Los trabajos arqueológicos llevados a cabo por los técnicos de Arqueocanarias han puesto al descubierto una serie de muros que formaron parte de las diferentes dependencias del ingenio, como una acequia elevada que llevaba el agua a una noria, dos hornos o fornallas empleados para cocinar el jugo de la caña, una sala de purgado y una estructura de mampostería encalada que presenta restos de maderas de un piso.
19/jun/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria abre el día 18 de junio el plazo de inscripción para participar en las dos visitas guiadas de carácter gratuito que se llevarán a cabo al yacimiento de Cuatro Puertas, con la finalidad de contemplar la entrada de los últimos rayos del solsticio de verano en el interior del mencionado yacimiento localizado en Telde, en la cima de la montaña conocida también por lugareños como Bermeja. En días próximos al solsticio de verano,  los rayos solares entran por las puertas orientales en los ortos y por las occidentales en los ocasos, recorriendo el suelo de la cueva y dando el protagonismo a una de esas cazoletas justo antes de que el sol se pierda tras las montañas. Las dos visitas programadas tendrán lugar los días 21 y 22 de junio, previstas ambas en el marco del programa divulgativo denominado ‘Yacimientos Estrella’ que impulsa el departamento de Patrimonio Histórico de la consejería de Cultura. En cada una de las visitas participarán 30 personas y las mismas  estarán   interpretadas  por   técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo de  Gran Canaria y de la empresa Tibicena. Hasta el día 20 de junio tienen de plazo los interesados para solicitar información o cumplimentar su inscripción a través de la web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico http://visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Los asistentes dispondrán para su traslado a Telde de una guagua gratuita los días indicados, que saldrá desde la Fuente Luminosa, en Las Palmas de Gran Canaria, a las 18.00 horas.Las visitas guiadas a Cuatro Puertas durarán unas tres horas aproximadamente. Durante la visita los asistentes podrán conocer los mecanismos culturales empleados por los antiguos canarios para controlar el tiempo, sus tareas agrícolas, fiestas y desplazamientos, lo que les permitió garantizar su supervivencia y, sobre todo, la perduración de sus formas de vida a lo largo de más de cuarenta generaciones. Además de apreciar la  observación del fenómeno arqueoastronómico, los visitantes podrán recorrer el   conjunto arqueológico  en su totalidad, así como la conocida como Cueva de los Papeles y el conjunto troglodita de Los Pilares. El mapa del cielo en las Islas tenía observatorios y marcadores en la geografía de Gran Canaria, que se convirtieron en espacios sacralizados en lugares con especial situación y dominante paisajística, donde se mezcla el conocimiento celeste (arqueoastronómico) con el universo de las creencias, donde lo mágico es parte de la supervivencia cultural y económica de la comunidad. En este mapa de espacios de significado e interpretación del cielo, este complejo arqueológico que domina el naciente de Gran Canaria debió convertirse en un escenario para celebrar y recibir a la deseada estación. El complejo teldense de Cuatro Puertas lo integran distintas áreas de habitación (cuevas artificiales, zonas de almacenamiento y ámbitos que tradicionalmente se han asociado al culto o a actividades rituales) entre las que sobresale la denominada Cueva de Cuatro Puertas: una cavidad artificial de 17 por 7 metros excavada en la toba y singularizada por la existencia de cuatro aberturas que, además, dan nombre al yacimiento. En una plataforma artificial ubicada en su exterior sus antiguos pobladores excavaron abundantes cazoletas (o agujeros de postes, si se acepta la posibilidad de que sirvieran para sostener algún tipo de estructura ligera). YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
15/jun/2018 Leer más...
El historiador Pedro Quintana, experto en propiedad, grupos urbanos y en vivienda popular en Canarias, detalló ante una audiencia de más de un centenar de personas que se en el Cabildo de Gran Canaria, las referencias históricas de diversas fuentes reconstruyendo el pasado de las poblaciones en el ámbito del Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña. Según el historiador, que pronunció su conferencia este miércoles, la documentación de la venta de esclavos canarios subastados en Valencia y Sevilla es abundante. “Sevilla era el más importante mercado de esclavos del Sur de Europa y muchos canarios fueron vendidos allí, aunque después hubo que devolverles la libertad por intervención de los Reyes Católicos” comentó Quintana puntualizando que existe una amplia documentación, principalmente protocolos notariales, esperando a ser analizada en archivos peninsulares. Pedro Quintana comenzó su conferencia explicando el proceso de aculturación que sufrió la población aborigen después de la conquista, y de cómo muchos nombres y topónimos de lugares del área estudiada se transforman desde su denominación original hasta nombres completamente castellanizados. Uno de los ejemplos es el nombre de Artevirgua que se transformó en Barranco Hondo de los Juncales para quedarse finalmente sólo en Barranco Hondo. Durante su intervención Quintana señaló los condicionantes principales que afectaron a la evolución histórica del ámbito del paisaje cultural, destacando que “el agua se convirtió en elemento propiciatorio para el asentamiento y rápido desarrollo en determinadas áreas de Gran Canaria”. En su relato histórico, el investigador subrayó el papel que tuvo Acusa en la antigüedad cuando era zona de tránsito entre La Aldea, Agaete, la Caldera de Tejeda y Gáldar, y de cómo su producción de cereales se enviaba a Tenerife a través del puerto de La Aldea. Otro hito que destacó fue la evolución de la recaudación del diezmo de quesos, miel y cera en la jurisdicción de Gáldar que llegó hasta la cifra de un millón de maravedís en el año 1.800. El historiador lamentó la gran laguna existente de referencias históricas en la época inmediatamente después de la conquista de Gran Canaria con un lapsus de unos 72 años de los que apenas se conservan documentos. Durante su intervención proyectó imágenes de varios de los escritos que ha analizado dejando patente el mal estado de conservación de los legajos fragmentados, perforados, o amarilleados por el paso del tiempo y con la tinta borrosa. Visitas guiadas a la exposición de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña El Cabildo de Gran Canaria ya dio comienzo a la serie de seis convocatorias establecidas dentro del programa de visitas guiadas en la exposición del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña, muestra itinerante que permanecerá hasta el día 23 de junio en el edificio de la calle Bravo Murillo, entrada por la calle Pérez Galdós. Más de un centenar de personas disfrutarán de la riqueza de contenidos de la exposición que cuenta con diversas secciones y de la experiencia virtual que ofrece la muestra. El miércoles 13 de junio se efectuaron ya las dos primeras visitas con casi medio centenar de participantes, y los días 19 y 21 de junio a las 12.00 y a las 18.00 horas, otras 60 personas podrán también informarse en primera persona de los valores, atributos y características de este paisaje cultural. Durante el recorrido, los técnicos especialistas guían a los visitantes a través de la espectacularidad de este paisaje que también pueden acceder a la información de los monitores, pantallas táctiles, pared de video y descargas de vídeos e información a través de códigos QR, y llevarse piezas multimedia para consultarlas en cualquier momento o compartirlas. Los visitantes además tienen posibilidad de participar en este proyecto reflejando su opinión en un libro de firmas y apoyando la candidatura mediante adhesiones personales o colectivas, difundiendo el proyecto y la muestra en redes sociales o con una autofoto con la etiqueta #exporiscocaido. La exposición posteriormente recorrerá, hasta final de año, Gáldar, Artenara, Tejeda y Agaete, que son los municipios que conforman el ámbito del paisaje cultural. En la exposición se recogen los testimonios de las personas que viven en ese entorno en una galería de protagonistas. La muestra forma parte de una amplia serie de acciones impulsadas por el Cabildo grancanario para poner en valor la singularidad del paisaje cultural y a la vez hacer reflexionar y sensibilizar a la población apelando a la significación sagrada que tuvo esta zona para los antepasados y el tesoro medioambiental que supone para las generaciones venideras. Estas características junto con sus valores arqueoastronómicos avalan la actual candidatura del Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña ante la UNESCO como Patrimonio Mundial.
14/jun/2018 Leer más...
El historiador Pedro Quintana evocará los tiempos posteriores a la conquista en Gran Canaria en el ámbito de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña, en el transcurso de la conferencia titulada ‘Las fuentes documentales y el estudio del paisaje histórico’, que impartirá el día 13 de junio, a las 19.00 horas, en la sede del Cabildo de Gran Canaria. Con entrada libre y gratuita hasta completar aforo, la intervención de Quintana se contextualiza en el marco de la exposición itinerante de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña que se exhibe hasta el día 23 de junio en el hall del edificio de la Corporación insular (entrada por la calle Pérez Galdós). Las denuncias a la inquisición, los testamentos, los documentos de compra venta de propiedades o las dotes matrimoniales permiten reconstruir el pasado de los términos y pagos diseminados por los municipios de Tejeda, Artenara, Gáldar y Agaete. Gracias a estos documentos que nos llegan como testimonios del pasado, el historiador desentierra los últimos vestigios de la sociedad aborigen y el devenir de los siglos posteriores a la conquista de Gran Canaria. Esta senda por la que nos conduce el historiador estará marcada por los topónimos históricos de las poblaciones que vivieron en estas tierras y de cómo evolucionaron estos nombres toponímicos dependiendo en gran medida de su procedencia. Pedro Quintana afirma que los nombres de lugares de procedencia aborigen cambiaron hasta convertirse en nombres castellanizados. “Es curioso cómo estas traducciones terminan en versiones que nada tienen que ver con su origen, ya que se buscaban palabras que tuvieran una sonoridad parecida a la pronunciación del nombre aborigen sin importar su significado”, explica Quintana. El historiador ha centrado parte de su vida profesional en estudiar la vivienda popular canaria y su evolución en el tiempo. La población de los citados municipios sigue viviendo y usando las cuevas desde tiempos anteriores a la conquista, es la “fórmula de vivienda con las mejores condiciones para su habitabilidad en situaciones extremas permitiendo una temperatura constante en su interior frente a las grandes oscilaciones exteriores entre el día y la noche o entre las estaciones del año”, señala. La conferencia y la exposición itinerante, que posteriormente visitará Gáldar, Tejeda, Artenara y Agaete hasta final de año, se enmarcan dentro de las acciones impulsadas por el Cabildo de Gran Canaria para poner en valor la singularidad del paisaje cultural, e invitar a la ciudadanía a conocer la historia de este ámbito.
11/jun/2018 Leer más...
Las personas que acudan el día 30 de mayo, Día de Canarias, al Centro de Interpretación del Bentayga podrán viajar al pasado trasladándose a los tiempos en los que acaeció la conquista de Gran Canaria, reviviendo la más importante batalla que precisamente tuvo lugar alrededor de este singular roque. El centro forma parte del Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña, ámbito propuesto como Patrimonio Mundial de la UNESCO. El mencionado museo, perteneciente a la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, desarrolla varias actividades gratuitas orientadas para todos los públicos con el título ‘1482 el año del gran asedio’, que tendrán lugar en horario de 10.30 a 13.30 horas. A través de una escenografía y actores el público podrá conocer y entender el tiempo histórico y los protagonistas de la época, tanto de las tropas castellanas como de los aborígenes canarios. Como actividad complementaria se celebra un taller que revelará las características de la cultura y costumbres de la sociedad aborigen canaria, en contraposición con la economía tardo medieval de los conquistadores. El Centro de Interpretación del Bentayga puede visitarse de forma gratuita durante todo el año y además ofrece la posibilidad de disfrutar de una visita guiada hasta la base del Roque Bentayga. Este recorrido, que tiene una duración total de ida y vuelta de 50 minutos, se desarrolla por un sendero con señalización que en determinados puntos explica las características del lugar en el que se encuentra el visitante. En este yacimiento de extraordinaria riqueza se distinguen además del propio poblado, murallas, enterramientos, cuevas con manifestaciones rupestres, inscripciones alfabéticas y el almogarén o santuario del Bentayga. El yacimiento del Bentayga, reabierto el pasado 13 de marzo, forma parte del excepcional Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña, ámbito propuesto como Patrimonio Mundial de la UNESCO. El museo, con renovados contenidos museográficos y expositivos, añade ahora el descubrimiento y revelación de nuevos datos relacionados tanto con el yacimiento arqueológico del Bentayga y con el ámbito de la caldera de Tejeda. Visitas gratuitas Las visitas al centro de interpretación, así como al roque Bentayga, son gratuitas. El horario de apertura se extiende durante todo el año de martes a domingo de 9:30h a 16:30h (última hora de acceso: 16h). Permanece cerrado todos los lunes, los días 1, 5 y 6 de enero, 1 de mayo y 24, 25 y 31 de diciembre. Se ofrecen recorridos guiados a las 10:30h y a las 13:30h, y tienen preferencia los grupos que acuerden su visita previamente.
29/may/2018 Leer más...
Los octogenarios de Artenara Heraclio González y Clemente Rodríguez a buen seguro no olvidarán la intensa jornada que les brindo el Cabildo de Gran Canaria este fin de semana, cuando inauguraron las visitas para personas con movilidad reducida y conocieron la magia de Risco Caído, una cueva que les ha acompañado toda la vida sin que supieran el prodigio que alberga cada primavera por herencia de los aborígenes. El emotivo recorrido efectuado estuvo salpicado de las anécdotas de ambos protagonistas recordando la historia de Barranco Hondo, un lugar en el que cuando eran jóvenes vivían unas dos mil personas con su zapatero y latero. Clemente contaba que llevó una vez “una lechera para que se la remendara el latero”, y Heraclio rememoraba cuando él hacía el camino a caballo. También contaron episodios trágicos como la ocasión en la que se desprendió una roca y mató a una señora. A pesar de sus andanzas por Barranco Hondo, los visitantes octogenarios nunca habían entrado en ella hasta ahora, así que mostraron su entusiasmo por tener esta oportunidad y con asombro aseguraron que la cueva tenía “mucho trabajo” porque quiénes la picaron en el pasado no lo tuvieron fácil. Se convirtieron así en los dos primeros inscritos que disfrutaron del programa de visitas guiadas a Risco Caído adaptadas, una acción que cuenta con la colaboración de la Asociación Senderos sin Barreras y del Ayuntamiento de Artenara, que puso a disposición de la actividad un taxi adaptado para el transporte. Doce porteadores voluntarios de esta asociación trasladaron a primera hora de la mañana en sillas joëlette a los dos octogenarios por el sendero de accesibilidad media-alta que hay que recorrer a pie durante 30 minutos hasta llegar al enclave en el que se encuentra este excepcional yacimiento. Una vez allí, tanto Heraclio como Clemente pudieron disfrutar de una experiencia única al contemplar el singular fenómeno que se produce en el interior de la cueva número seis, cuando un haz de luz recorre su pared del fondo bañando sus grabados púbicos y orificios. Aunque Heraclio y Clemente son amigos, hacía mucho tiempo que no se veían. Uno de ellos vive en una residencia en Arucas, mientras que el otro incluso ha participado en un estudio recientemente realizado sobre Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña que recoge la memoria oral de los mayores de las zonas que se encuentran en el ámbito que aspira a ser declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. Hasta el momento, 72 personas han tenido la oportunidad de vivir esta experiencia mágica desde la apertura de las visitas guiadas programadas por el Cabildo de Gran Canaria para este año, que comenzaron el 5 de mayo y se prolongarán hasta el próximo día 22 de septiembre. La cueva número seis de Risco Caído es un espacio de planta circular con una cúpula de más de cuatro metros de altura. En su lado este, coincidiendo con el punto más elevado, se abre una claraboya rectangular por la que penetra la luz del sol entre los equinoccios de primavera y otoño, bañando los grabados ubicados en su pared del fondo con un reflejo que, según algunos arqueólogos, asemeja la figura de una mujer embarazada, y es que el significado es que la luz del sol entra para fertilizar a la tierra. Hay que recordar que Gran Canaria es el lugar del mundo con la mayor concentración de grabaciones de triángulos púbicos prehistóricos del mundo. Estos valores arqueoastronómicos avalan la actual candidatura del Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña ante la UNESCO como Patrimonio Mundial, un objetivo por el que el Cabildo grancanario trabaja con intensidad.  
28/may/2018 Leer más...
El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) prorrogará hasta el próximo 15 de julio sus actuales exposiciones dedicadas al pintor canario Paco Sánchez, a la artista paraguaya Claudia Casarino y al trabajo de Yuran Henrique y Saskia Rodríguez, del programa ‘Artistas en Residencia’, así como la instalación sonora resultado del taller de Edu Comelles. Estas cuatro propuestas expositivas estaba previsto que finalizaran este domingo, 27 de mayo. La prolongación de las exposiciones se inscribe en el marco de los plazos de las obras de renovación que el CAAM tiene previsto acometer tras la clausura de estas exposiciones, durante cuatro meses en la sede de Los Balcones 11-13, con la finalidad de incorporar un nuevo sistema de climatización al conjunto del edificio. Como es sabido, el edificio que acoge la sede principal del CAAM cumplirá el próximo mes de diciembre 29 años y por razones de edad y uso comenzará progresivamente a actualizar sus instalaciones. Tras la finalización de las obras, se reanudarán las actividades con las inauguraciones de las exposiciones individuales de Jack Beng-Thi, Esther Ferrer y la colectiva 'No news, good news’ previstas en el programa expositivo de este año. Los espacios San Antonio Abad y Los Balcones 9 del CAAM continúan con la actividad programada. 
25/may/2018 Leer más...
Los expertos de la UNESCO reunidos en el Encuentro Internacional de Expertos sobre Patrimonio Astronómico y Lugares Sagrados aprobaron anoche un documento, denominado Recomendaciones de Gran Canaria, que recoge casi una veintena de encomiendas para salvaguardar los sitios del mundo con valores astronómicos y sagrados. En el acto de clausura, Carlos Ruiz, consejero insular de Cultura, subrayó a los investigadores y participantes que uno de los estudios, el presentado por los arqueólogos Julio Cuenca y José de León, es el caso de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, que se encuentra ahora en fase de evaluación por parte de la UNESCO. Junto a Ruiz intervinieron Ana María Hernández, directora de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, y Anna Sidorenko, responsable en la UNESCO del Legado de Interés Religioso, quien destacó la novedad que ha supuesto este encuentro ya que por primera vez se ha convocado una reunión “transtemática” que reúne dos iniciativas diferentes porque hay conjuntos que aúnan ambos valores. Las iniciativas del Centro de Patrimonio Mundial aunadas en el encuentro organizado por el Cabildo de Gran Canaria con la UNESCO y apoyo del Gobierno regional y estatal, han sido la iniciativa Astronomía y Patrimonio Mundial y la iniciativa sobre Patrimonio de Interés Religioso. Esta transversalidad protagoniza precisamente la primera recomendación que recoge la redacción del documento aprobado. Los expertos trabajaron para consensuar la redacción del escrito propuesto que ahora está en fase de redacción final para después traducirlo a los diferentes idiomas de forma oficial. La redacción final tiene que añadir notas a pie de página, referencias a decisiones del comité y documentos entre otras informaciones y referencias. Debates previos a la redacción del documento Durante las sesiones, uno de los puntos recurrentes fue que el cielo no es patrimonio de nadie en particular sino un patrimonio común. La distinción se marca en el paisaje, el territorio o el patrimonio inmaterial que lo interpreta según las sociedades en diferentes partes del mundo o a lo largo de la historia. Las últimas sesiones del Encuentro Internacional de Expertos sobre Patrimonio Astronómico y Lugares sagrados en Gran Canaria han recogido los debates anteriores a la redacción y aceptación final de las recomendaciones oficiales del evento. Los expertos han expuesto sus puntos en común y debatido sus diferentes puntos de vista. “Podemos estar ante nueva generación de bienes interconectados con el cielo que tienen cierta complicación añadida y que requieren nuevas aproximaciones para su reconocimiento y para su gestión”, declaró Cipriano Marín, consultor de la UNESCO. Además, recordó que las islas están infrarrepresentadas en la lista mundial. También abogó “por una renovación con introducción de métodos actuales como los sistemas de información geográfica avanzados”. Felipe Criado-Boado, presidente de la Asociación de Europea de Arqueólogos y miembro del Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), mostró su inquietud “por las dificultades prácticas de los enclaves por su naturaleza frágil, hay que preguntarse por los valores y significados, pero también por cuáles son las expectativas de las personas que desempeñan un papel en el proceso, qué esperan”. Juan Antonio Belmonte, doctor en astrofísica, opinó que “es necesario incorporar el valor astronómico a la lista, ejemplo de ello es Risco Caído, Chankillo y el caso de Menorca”. Michael Turner, que desempeña la cátedra de la UNESCO de Diseño Urbano y Estudios de Conservación, distinguió entre atributos, valores e inventarios como aspectos diferenciados a tener en cuenta. Además, abogó por la divulgación de la información de forma sencilla para llegar al público. El vicedecano del Observatorio del Vaticano, Paul Mueller, defendió la dualidad del misterio ya que para la ciencia es algo a resolver y eliminar, pero que en el ámbito popular no es algo que se quiera descartar, sino que se desea profundizar en ello. La ciencia es algo racional pero no hay que permitir que todo lo demás sea calificado como irracional. Clives Ruggles, presidente del Grupo de Trabajo Internacional sobre Astronomía y Patrimonio Mundial, alertó que si no se respeta la visión indígena de los enclaves o sitios propuestos se estará actuando de forma colonialista y reclamó dar voz a los actores de los territorios. Michel Cotte, miembro del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), destacó la transversalidad entre la existencia de un patrimonio tangible y otro intangible que a su vez se dividen en otras secciones y es necesario un análisis comparativo. La dinámica de las reuniones consistió en varias sesiones compuestas de media docena de presentaciones de casos prácticos de enclaves situados por todo el planeta. En una segunda etapa, uno de los participantes se encargó de resumir los aspectos de cada sesión de presentaciones para después ponerla en común con el resto de investigadores, quienes intervinieron con sus opiniones y generar un enriquecedor debate. En la tercera fase, tras revisar todas sesiones, se sometió a consideración un borrador de las recomendaciones del congreso que vuelve a debatirse párrafo a párrafo y posteriormente redactan las recomendaciones finales del encuentro, que una vez complementadas y traducidas, se presentarán en la sede parisina de la UNESCO.
25/may/2018 Leer más...
Los arqueólogos José de León, coordinador del proyecto Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña, y Julio Cuenca, descubridor de la cueva en el año 1996, realizaron una presentación de las características y atributos de este paisaje cultural ante los expertos de la Unesco reunidos en el Auditorio Alfredo Kraus. Julio Cuenca, que comenzó explicando a los asistentes la significación del término ‘almogarén’, hizo una localización del ámbito propuesto a Patrimonio Mundial ubicado en la Caldera de Tejeda y sus lugares limítrofes, que “conforma una de las rutas sagradas”. Expertos de 20 países que asisten al Encuentro Internacional sobre el Patrimonio Astronómico y Lugares Sagrados de la Unesco visualizaron un video con información sobre el origen de las poblaciones antiguas de Canarias, de ascendencia berebere o amazigh. Durante la proyección los arqueólogos expusieron la necesidad de conocimientos de astronomía muy precisos para la orientación de la cueva número seis de Risco Caído, que posibilitara la entrada de la luz en momentos determinados del año en relación con los solsticios y equinoccios. Dentro de la cueva llama la atención la serie de triángulos equiláteros con el vértice hacia abajo como triángulos púbicos y las formas que dibuja la luz en su proyección sobre los muros, que cambian durante su recorrido, detalló el arqueólogo. Por su parte, José de León destacó los atributos más importantes de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña como el origen bereber o amazigh de la población prehispánica del ámbito, la pervivencia de muchas señales de identidad de aquellas comunidades hoy en día, el trogloditismo o la trashumancia, entre otros. Aseguró que “el descubrimiento ha ampliado el horizonte de la arqueología canaria”. Sobre la actualidad del paisaje cultural propuesto informó que se está llevando a cabo una serie de diferentes trabajos de estudio y conservación, y subrayó las “investigaciones de etnoastronomía con las personas mayores del territorio”. Su intervención recordó las evidencias que configuran la comunidad prehispánica como una “sociedad matrilineal en la que el poder residía en las mujeres” a la vez que se proyectaban imágenes de estas evidencias en el video simultáneo. Finalizó señalando “el compromiso y responsabilidad que tenemos en la conservación del territorio”.
24/may/2018 Leer más...
Elisa de Cabo de la Vega, subdirectora general de Protección del Patrimonio Histórico del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España, ha destacado la relevancia que posee el primer Encuentro Internacional de Expertos sobre Patrimonio Astronómico y Lugares Sagrados que tiene lugar hasta el día 24 de mayo en el Auditorio Alfredo Kraus, “porque aúna en una sola iniciativa los congresos celebrados por separado sobre dichas temáticas en 2003 y 2011”. “Esta cita reúne ambas temáticas con la finalidad de reflexionar sobre las sinergias que existen entre los lugares sagrados y la astronomía, y que mejor lugar que en Gran Canaria en donde se localiza Risco Caído y los espacios sagrados de montaña, para explicar esos dos valores que están unidos y que pueden aportar mucha información para la candidatura de patrimonio mundial a la que aspira la isla. No existen muchos lugares en la lista de patrimonio mundial que gocen de esas dos características que convergen de manera novedosa y excepcional como en Risco Caído”, señala de la Vega. La subdirectora valora positivamente el camino que ha realizado hasta la fecha el expediente de Risco Caído. “Los expedientes que España presenta todos los años a la UNESCO están muy bien trabajados. En el caso de Risco Caído el trabajo colaborativo del Cabildo grancanario y Gobierno de Canarias con los especialistas de la Secretaría de Estado de Cultura ha sido intenso. Hemos creado una comisión que supervisa las candidaturas antes de ser elevadas definitivamente al Consejo de Patrimonio en donde están representadas todas las comunidades autónomas. Lo que pueda suceder en las comisiones de evaluación previas es algo que no se puede vaticinar”, añade Elisa de Cabo de la Vega, quien adelanta que existe un plazo de dos años para que la candidatura aprobada de Risco Caído pueda presentarse ante la UNESCO. “España tiene que presentar otras candidaturas que han sido aprobadas con anterioridad a la de Risco Caído”, aclara. Elisa de Cabo de la Vega confiesa que “nos encontramos en un momento crítico porque a partir de este año 2018 los países están obligados a presentar ante la UNESCO una sola candidatura. Hasta ahora se podía presentar una de carácter cultural y otra de interés natural. Es una limitación y por tanto solo una candidatura de nuestro país gozará de ese privilegio”, concluye. 
24/may/2018 Leer más...
Michel Cotte, miembro Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de la Unesco, felicitó hoy a Gran Canaria por la nominación de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña a la lista de Patrimonio Mundial y aseguró que la candidatura “está muy bien hecha y puede ser un ejemplo de caso práctico para la nominación de un sitio de valor astronómico y arqueoastronómico”. Así lo afirmó durante el primer Encuentro Internacional sobre el Patrimonio Astronómico y Lugares Sagrados que se celebra este miércoles y jueves en Gran Canaria para definir los vínculos que existen entre el patrimonio astronómico, el patrimonio religioso y los sitios sagrados. La primera ronda de intervenciones de este encuentro organizado por el Cabildo de Gran Canaria en colaboración con la Unesco y el apoyo del Gobierno regional y estatal, giró en torno la iniciativa temática de “Astronomía y Patrimonio Mundial” asociada al patrimonio de interés religioso. Christina Cameron, presidenta de la Comisión Canadiense de la Unesco, fue la primera en intervenir para reflexionar sobre los criterios para la inclusión de bienes en la lista de Patrimonio Mundial, relató su evolución a lo largo del tiempo y resaltó la importancia de haber añadido el que reconoce el significado universal que tenga el bien propuesto. Asimismo, explicó que en apenas dos años hubo una inundación de nominaciones, con 84 peticiones, lo que también ha obligado a replantearse los criterios para no inflar la lista del Patrimonio Mundial. Reunión “transtemática” La responsable de la Iniciativa sobre el Patrimonio de Interés Religioso y la Iniciativa Temática sobre Astronomía y Patrimonio Mundial, Anna Sidorenko, remarcó que este encuentro es la primera reunión transtemática al asociar la astronomía y la religiosidad, algo particularmente importante porque “hay lugares de interés religioso por todo el mundo, testimonio de las diferencias en el tejido de las creencias. Las conexiones con el celaje muestra la complejidad de este tejido”. Clives Ruges, presidente del grupo de trabajo internacional sobre astronomía y Patrimonio Mundial, afirmó que hay que “ayudar a los estados miembros a preparar sus dossiers y la forma más efectiva de hacerlo es a través del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de la Unesco (Icomos). Michel Cotte, que comenzó felicitando la candidatura de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña, abundó en el tema explicando cómo ha surgido la necesidad de crear un inventario nacido de la nominación del citado paisaje cultural. Su intervención giró alrededor del tema de la búsqueda de información que brinda el cielo por parte de las sociedades humanas a lo largo de los siglos. Puntualizó que la observación del cielo se percibe de forma distinta entre grupos humanos distintos y en diferentes épocas. La presidenta de PRERICO (Comité Científico Internacional sobre Lugares de Religiosos y Rituales), la coreana RII Hae Un, centró su intervención en los Lugares Rituales y Religiosos. Presentó un mapa de las religiones del mundo precisando que cualquier creencia tiene sus sitios sagrados para sus rituales, necesitan acudir a un lugar determinado para rezar. Hae Un explicó que concurren dos grandes grupos de religiones en el mundo, “las monoteístas con un solo dios que se dan en lugares secos del mundo en el que tienen el sol en el cielo y los astros” y puso de ejemplo el cristianismo y el islam, y “las religiones politeístas que existen en regiones húmedas donde no solo está el sol y la luna, sino también los animales y las plantas. Un piedra o un árbol también se puede convertir en un dios para ellos”, y como ejemplos indicó el hinduismo y el budismo. Declaración en defensa de la calidad del cielo Cipriano Marín, coordinador de la iniciativa Starlight, hizo alusión a la primera declaración en defensa de la calidad del cielo nocturno y estrellado: “cuando se presentó esta declaración como un derecho inalienable de la humanidad creó cierto desconcierto”. Pero es muy importante porque “se trata de evitar la contaminación lumínica del mundo, la imposibilidad de observar las estrellas se está extendiendo por el mundo. El noventa por ciento de la población de las ciudades ha perdido la conexión con el cielo” aseveró. “Violentar las condiciones de iluminación natural en la noche puede afectar al medio natural, como por ejemplo al comportamiento de los animales”, alertó Marín como un factor grave a considerar porque “el cielo nocturno, los objetos celestes, las estrellas no pueden ser nominados a Patrimonio de la Humanidad, pero si consideramos que un aspecto importante radica en la observación de ciertos fenómenos astronómicos, la posibilidad de hacerlo constituye un componente esencial de determinados paisajes, monumentos o sitios mixtos. Los podomorfos de Tindaya orientados a Gran Canaria, el Teide y a Venus En la sesión de la tarde destacó la intervención de Juan Antonio Belmonte, presidente de la Sociedad Internacional de Arqueoastronomía y Astronomía Cultural (ISAAC), quien hizo hincapié en la importancia de Tindaya en Fuerteventura. “En Tindaya hicimos un descubrimiento muy importante: los cientos de huellas de pies, conocidos como podomorfos, que allí podemos encontrar. Se midió la orientación de esas huellas y se alineaban de forma definida hacia Gran Canaria, El Teide y hacia Venus, como estrella portadora de agua”. El investigador afirma que “aquí se muestra la relación entre celaje y paisaje con toda su fortaleza y Tindaya debería ser incluida en la lista de Patrimonio Mundial por su valor excepcional”. El resto de las intervenciones giraron en torno a diversos enclaves de fama mundial como Stonehenge, el Jantar Mantar de Jaipur, los Dólmenes de Antequera o El Tajín, Méjico. Las conferencias también versaron sobre temáticas generales sobre sitios naturales sagrados, sus valores astronómicos, o los paisajes marcados por ciclos lunares, entre otras materias para dar paso a la segunda jornada que también promete estar repleta de revelaciones sobre los vestigios que atesora el planeta relacionados con las estrellas.
23/may/2018 Leer más...
Las Recomendaciones de Gran Canaria será el documento que alumbrará la reunión de expertos de la Unesco de una veintena de países de dos iniciativas que se dan por primera vez la mano, la del patrimonio arqueológico y el sagrado, para conservar esta riqueza mundial que ha tenido esta isla, una de las 100.000 del planeta, como escenario de esta excepcional confluencia. Las islas son espacios “atrapados entre el mar y el cielo, territorios de paz”, exclamó el presidente del Cabildo, Antonio Morales, en la inauguración de este importante encuentro en el que su coordinador, el asesor de la Unesco Cipriano Marín, resaltó que son 500 millones de personas en el mundo las que viven en islas, que son territorios no suficientemente reconocidos aún y que son crisoles de cultura, un extremo altamente valorado por la Unesco. No ha sido por casualidad que Gran Canaria haya sido elegida para acoger este encuentro de dos días, sino por su firme apuesta de salvaguardar un legado que aúna precisamente astronomía y espiritualidad, el celaje y su influencia en los habitantes, la observación de las estrellas y la sacralidad, una simbiosis que se da la mano en Gran Canaria, apuntó subdirectora Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, Elisa de Cabo. La cueva de Risco Caído aúna estos valores y ofrece un prodigio lumínico y astral que avanza hacia su declaración como Patrimonio Mundial en un proceso cargado de hitos como esta reunión que posibilitará presentar  las Recomendaciones Gran Canaria  antes de final de año en la sede de la Unesco de París. La directora del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, Mechtild Rossler, expresó que la apertura de esta ventana al conocimiento es también una oportunidad de paz internacional, reconocer distintos valores y establecer alianza entre países, promover el conocimiento, y por tanto el respecto, es una prioridad para la Unesco. Y es que no hay pueblo en el mundo que no tenga sus mitos, sus iconos, su manera de expresar su espiritualidad, un concepto cuyo reconocimiento dentro de la preservación del patrimonio también toma fuerza, apuntó Luis Ramallo, presidente de la Comisión Española de la Unesco, quien recordó que a día de hoy las personas siguen ligadas a la astronomía y al movimiento de los astros, e interesadas en saber qué día de la semana o el mes es para organizar su vida, si bien ya hay quienes aseguran que nunca han visto las estrellas, algo del todo impactante en un mundo que se mueve a su ritmo. De ahí otra asombrosa iniciativa que al principio tuvo una acogida reticente, recordó, y que finalmente se ha tornado todo un acierto, y es la declaración de lugares StarLight, lugares privilegiados para observar las estrellas como ya lo es Gran Canaria desde su reconocimiento en enero de este año. Originario de Mallorca, Ramallo también quiso hacer un reconocimiento a las islas del mundo, y frente a sus desventajas hizo hincapié en su mayor tesoro, y es que “si das un paso fuera de la isla, ya te mundializas”, y esa es precisamente la intención de este encuentro, identificar los sitios del planeta que aúnan valores astronómicos y sagrados, conformar una lista creíble y equilibrada y mundializar políticas para su gestión. Se trata de una “oportunidad única”, apuntó Miguel Ángel Clavijo, director  regional de Patrimonio Cultural, de  de reflexionar sobre lo astrológico místico con un programa que incluye representantes del Vaticano, Montreal, de la Universidad de Dongguk de Corea, el Reino Unido, México, Perú, Italia, Alemania, Australia, Rusia y Estados Unidos, entre otros. El Neolítico y la Edad de Bronce de Stonehenge, Celajes Sagrados del Nilo al Atlántico, el Jangar Mantar de Jaipur, fenómenos astronómicos en El Tajín, los Dólmenes de Antequera, Risco Caído, el Chankillo en Perú, una mirada al sol desde el alineamiento de Newgrange en Irlanda, la cultura talayótica de Menorca, los templos griegos con supuestas irregularidades que en realidad están relacionadas con creencias religiosas, la vinculación de la arquitectura religiosa cristiana con la astronomía son algunos de los asuntos que repasarán los expertos. Observatorios y monasterios jesuitas, relojes astronómicos y meridianos, las ceremonias en Mali, la astronomía en la Polinesia, el patrimonio de los aborígenes australianos, los sitios arqueoastronímicos de Rusia, las asociaciones celestiales y religiosas en el norte de África y los observadores nativos de Estados Unidos tampoco faltarán a esta riquísima cita que demuestra que esta reunión es “en nombre de la humanidad”, concluyó Ramallo.
23/may/2018 Leer más...
El testimonio vivo de las personas que han habitado y siguen haciéndolo en el ámbito de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña ha protagonizado la segunda sesión de las Jornadas dedicadas a este enclave de Gran Canaria en el que el patrimonio oral cobra especial importancia y a cuyo rescate el Cabildo ha enviado a Yeray Rodríguez y Sarai Cruz, quienes brindaron algunas de las características que han encontrado y términos que vinculan a los habitantes con los celajes y el uso literario del lenguaje, como “reboso de luna” para referirse a la luna llena. Una docena de recortes de audio recogen  la memoria oral de estos protagonistas que representaron las voces del conocimiento que llega desde sus ancestros hasta la actualidad, relatos que tienen que ver con el conocimiento celeste y con la religiosidad popular de la zona. Los investigadores, ambos doctores en Filología Hispánica y profesores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, recogen en su investigación la cosmovisión de un mundo fuertemente vinculado al cielo y al simbolismo característico de la población de la zona. “Llama la atención el uso de arcaísmos, canarismos y el uso literario, poético del lenguaje”. El vecino de arriba “El cielo lo viven de una forma muy cercana” agregó la filóloga, lo denominan incluso como el “vecino de arriba, y las estrellas eran y son las compañeras del camino en las andanzas por las cumbres”. Es más, a Cruz le ha llamado la atención que estas personas sigan observando el cielo hoy en día, aunque vivan en zonas urbanas alejadas de las cumbres. Los nativos de América, otros grandes observadores La astrofísica americana Annette Lee, en su intervención, se refirió al curioso conocimiento que las comunidades ojibwe y lakota poseen del firmamento. Ambos pueblos nativos de América del Norte y Canadá viven del nomadismo y forman parte de la iniciativa Native Skywatchers, que aúna tradición, cultura, ciencia y arte. Lee, que lidera el proyecto de investigación “Pueblos nativos observadores del cielo”, señala “aspira a rescatar la conexión tradicional de los pueblos indígenas con las estrellas”. Por ello, trabaja con los ancianos de las comunidades ojibwe y lakota en un trabajo que consiste en “documentar y salvaguardar el conocimiento de los nativos en relación de este patrimonio inmaterial”. 12 ó 13 lunas indias Lee ha estudiado a fondo los calendarios indígenas que se dividen en doce periodos lunares anuales y en ocasiones hasta en trece lunas. Esto es debido a que los periodos lunares duran 29 días, y después de varios años hay un desajuste que obliga a introducir un mes lunar más haciendo un total de trece. Julio Cuenca, arqueólogo y descubridor de la cueva número 6 de Risco Caído en el año 1996, ofreció seguidamente una visión del paisaje cultural y la estrategia a acometer de protección y puesta en uso, y cuáles son las estructuras necesarias. Presentación técnica con estudios geométricos y radiométricos La visión geométrica de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña la aportó Carlos Gil, ingeniero geomático que ha sido el encargado de llevar los estudios y mediciones del enclave y de las diversas cuevas que componen el yacimiento arqueológico. “Con especial incidencia en la cueva número seis he realizado un trabajo que sirve de apoyo a investigadores de otras disciplinas” explica el investigador. Durante su trabajo de campo, relata que estuvo “pensando en cómo pudieron, con los medios limitados de que disponían las comunidades prehispánicas, crear semejantes formas; la planta circular, el cono invertido, la cueva en resumen que es concéntrica con un eje principal”, y no dudó en exclamar que “sorprende mucho”. El físico Kevin Soler habló seguidamente de la estabilidad estructural del conjunto de Risco Caído así como de los equipos instalados para diferentes mediciones con la finalidad de establecer estrategias de conservación. Durante su presentación mostró fotografías con grietas que claramente afectan a la estructura del enclave. Las jornadas se clausuraron con la proyección del espectáculo de luz que se produce en Risco Caído cuando un haz luminoso recorre los grabados de los muros de la cueva número seis de Risco Caído. Las imágenes han sido grabadas en alta definición para ofrecer una visión lo más realista posible del fenómeno.
22/may/2018 Leer más...
Gran Canaria acoge esta semana el primer Encuentro Internacional sobre el Patrimonio Astronómico y Lugares Sagrados y reúne por vez primera a distintos representantes de la UNESCO y expertos de más de veinte países, incluyendo los organismos asesores como el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Organizado por el Cabildo de Gran Canaria en colaboración con el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO y con el apoyo del Gobierno de Canarias y del Ministerio de Cultura, el encuentro de expertos mundiales será este 23 y 24 de mayo en el Auditorio Alfredo Kraus. Este evento aunará por primera vez dos importantes programas de la UNESCO: la Iniciativa Temática del Patrimonio Mundial de la Astronomía y la Iniciativa del Patrimonio Religioso y Sagrado. El objetivo de este importante encuentro internacional es establecer los vínculos que existen entre el patrimonio astronómico, el patrimonio religioso y los sitios sagrados, así como ilustrar la confluencia de bienes y lugares sagrados con connotaciones astronómicas que podrían contribuir a la Estrategia Mundial para una Lista del Patrimonio Mundial equilibrada, representativa y creíble, mejorando así su representatividad. Los representantes de la UNESCO y los expertos de más de una veintena de países se reunirán durante dos jornadas para alumbrar todo un conjunto de recomendaciones que permitan mejorar las decisiones del Comité del Patrimonio Mundial en estas materias. De esta forma, Gran Canaria se constituye a finales de mayo en el foco internacional sobre estas temáticas, aportando innovadoras y valiosas orientaciones en relación al futuro del patrimonio mundial. En un denso programa que será inaugurado por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, el encuentro abordará las principales directrices del Comité de Patrimonio Mundial en estas materias y analizará decenas de casos de estudio a través de los cinco continentes que servirán de referencia en los debates que permitan adoptar finalmente las 'Resoluciones de Gran Canaria sobre el Patrimonio Astronómico y los Lugares Sagrados'. A la cita acudirá todo un elenco de importantes personalidades y puntos focales de la UNESCO, de la UAI y otros organismos, así como académicos, investigadores y gestores de bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.
22/may/2018 Leer más...
El presidente de la Sociedad Europea para la Astronomía, César González, considera que Risco Caído supone la apertura de una compuerta al pasado prehispánico de Gran Canaria, un lugar conduce al conocimiento de la sociedad que habitaba la isla antes de la Conquista. César González, que participó en la primera sesión de las VI Jornadas de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña, ha aprovechado su estancia en Gran Canaria para visitar este templo aborigen y su prodigioso fenómeno solar y se refirió a las analogías con otros pueblos desaparecidos. La comunidad prehispánica grancanaria “no tuvo cercanía geográfica con otras sociedades en otros lugares del planeta”, sin embargo, “cuando las sociedades humanas se enfrentan a desafío similares, las soluciones a las que se llegan son muy parecidas”. González, enlazando con el tema de su conferencia sobre “La astronomía y el paisaje en la Edad de Hierro del noroeste de la península”,  aseveró que los cielos en Canarias y de Galicia no son exactamente los mismos pero las soluciones a las que se llegan son muy parecidas, ahí es donde está la conexión. “La creación de marcadores solares y lunares es un punto en común, o el uso de calendarios no como contadores de días, sino con una significación religiosa” aclara el investigador. El lado oscuro del calendario celta Durante su intervención hizo referencia al carácter dual del tiempo de los pueblos celtas que se encuentra en la contraposición entre la oscuridad y lo brillante. Remarcó ante los asistentes la parte oscura de la organización temporal de estas comunidades que cuentan los días a partir de la noche. También resaltó las dificultades de las investigaciones sobre los pueblos celtas debido a la falta de un fósil director, ya que muchas piezas existentes se conservan en museos y por lo tanto no están en su ubicación original, dato necesario para  determinar su posición precisa respecto a sol y la luna. Un complejo astronómico con forma de dinosaurio El horizonte artificial de las 13 torres de Chankillo, bautizado por la prensa como la espina del dinosaurio, es el punto de atención de las últimas investigaciones en la disciplina de la arqueoastronomía en Perú y aspira también a ser Patrimonio Mundial. Con una extensión de 2.000 hectáreas, el espacio abarca diversas zonas de interés arqueoastronómico compuestas de distintos enclaves. En la actualidad, las investigaciones han llegado a afirmar que el Perú prehispánico, e incluso anterior a la civilización inca, celebraba grandes banquetes con música y cerveza de maíz que se denominaba chicha. El investigador Iván Ghezzi, director del Museo Nacional de Arqueología de Perú, presentó las evidencias en torno a la relación del sol con este complejo astronómico que se ha datado como el más antiguo del continente americano. El complejo está formado por trece torres levantadas en línea, de norte a sur sobre la cima del monte Chankillo. Esta espina dorsal, compuesta por trece protuberancias sobre un montículo, que asemeja a un dinosaurio recostado, certifica el control del tiempo a través del paisaje de las comunidades que habitaron en esta zona. El arco del cielo sobre este horizonte dentado corresponde con exactitud al recorrido del sol a lo largo del año. Estas investigaciones no solo ofrecen testimonio de la definición de los calendarios anuales, también arrojan luz sobre la influencia que tuvieron en las civilizaciones posteriores, en las que los gobernantes basaban su legitimidad como “hijos del sol” y que les otorgaba privilegios sobre los demás. Experiencia traumática pero con final feliz Durante su intervención, Ghezzi se refirió a la historia más reciente de dicho complejo astronómico protagonizada por el enfrentamiento de la población del lugar con el Gobierno, que planeaba erigir un centro penitenciario dentro del área protegida que espera la calificación de la Unesco, lo que habría terminado con esta aspiración. El investigador destacó la valentía de la población que logró detener por completo el proyecto. “A la vez, la defensa de la integridad Chankillo consiguió fortalecer la identidad de la población de Casma, provincia donde se ubica el complejo astronómico”. Por ello, el punto recurrente de los investigadores y participantes en las Jornadas de Risco Caído ha sido la necesidad de preservar el entorno y concienciar a la población del incalculable valor que tienen estos vestigios del pasado. La mayoría de estos enclaves, en muchos casos muy frágiles, no podrían soportar la presión turística que sufre, por ejemplo, Machu Picchu y por eso la apuesta es la búsqueda de formas alternativas para disfrutar las riquezas legadas por los antepasados.
21/may/2018 Leer más...
El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, subrayó hoy que el proceso para la declaración de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de la isla como Patrimonio de la Unesco está acercándose a un “primer objetivo”, en este caso “la plena recuperación, revalorización y consideración de estos valores patrimoniales”. El presidente insular recalcó igualmente que el Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña abarca unas cumbres insulares que son “un territorio mítico y a la vez real donde residen múltiples valores que resumen nuestra idiosincrasia”, según manifestó en la inauguración de las VI Jornadas Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria que se desarrollan hasta el martes en la Casa de Colón con la presencia de especialistas internacionales y nacionales. “Comprobamos que el trabajo que se ha desarrollado para entender, localizar y proteger la cosmovisión, la arquitectura rupestre y la simbología de los antepasados de los grancanarios ha dado sus frutos”, agregó Morales. El presidente añadió que el camino andado hasta la fecha ya se ha traducido en pasos firmes tanto tangibles como intangibles. Entre los segundos citó, por ejemplo, que la candidatura y lo que se ha movido a su alrededor ha “ensanchado” el apoyo y la participación ciudadanas y ha ampliado las visiones científicas y técnicas del espacio gracias al impulso del Cabildo y el apoyo de los gobiernos estatal y regional. Oteando el futuro inmediato, Morales aprovechó el acto inaugural para recordar que las Jornadas tienen lugar además en un momento crucial para la candidatura tras su aprobación por el Consejo de Patrimonio Histórico en 2017, el envío a la Unesco del expediente por parte del Estado español a principios de este año y la próxima llegada a la isla de los evaluadores de la Unesco. En la inauguración también tomaron parte el consejero de Cultura del Cabildo, Carlos Ruiz, y el inspector de Patrimonio Histórico de la corporación insular, José de León, que a continuación ofreció una visión panorámica del estado actual del proyecto junto a Cipriano Marín, coordinador del expediente de inscripción y consultor de la UNESCO. Las jornadas de Risco Caído se convocan anualmente y tienen como objetivo debatir temas de particular interés sobre los valores arqueológicos, astronómicos, y sus connotaciones culturales en actividad investigadora mundial, con especial incidencia en el valor y la singularidad del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña. La cita se enmarca en el conjunto de iniciativas impulsadas por el Cabildo de Gran Canaria con la finalidad de conservar, investigar, difundir y poner en valor el hallazgo arqueológico del citado enclave y la reinterpretación del contexto paisajístico del entorno cuyos elementos representativos se han conservado hasta nuestros días.
21/may/2018 Leer más...
Antonio César González García (Valladolid, 1974), presidente de la Sociedad Europea de Astronomía Cultural, participa en la VI edición de las Jornadas de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña que se celebran en la Casa de Colón, Gran Canaria, los días 21 y 22 de mayo de 2018. González García es Doctor en Astrofísica por la Universidad de Groningen, Holanda. Desarrolla su labor en el Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit), realizando investigación en Astronomía Cultural. Con anterioridad realizó estancias posdoctorales en el Instituto de Astrofísica de Canarias y en el departamento de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid. El investigador se ha convertido en un referente mundial en astronomía cultural, concretamente en las disciplinas de arqueoastronomía y etnoastronomía. Su línea principal de investigación en Astrofísica ha sido el estudio de la formación y evolución de galaxias a través de simulaciones. En concreto su tesis supuso un nuevo impulso al estudio de la formación de galaxias elípticas a través de fusiones. ¿El cielo que contemplamos ahora es el mismo que observaban nuestros antepasados? Si nos referimos a si vemos el mismo tipo de cosas en él, básicamente sí. Es decir, el sol y la luna hacen prácticamente los mismos movimientos vistos desde la tierra que hace miles de años. Es esta regularidad la que nos permite estudiar el cielo del pasado con gran precisión. Las estrellas que podemos ver en el cielo sí han cambiado, aunque lo han hecho de forma conocida. No cambian sus posiciones, su configuración, de forma apreciable. Es decir: la constelación de Leo que identificamos hoy, por ejemplo, es la misma que veían los griegos hace 2500 años. Sin embargo, debido a un movimiento peculiar del eje de rotación de la tierra, parecido al que hace el trompo de un niño, las estrellas, las constelaciones que vemos hoy no son las mismas que se podían ver en las mismas épocas del año hace tiempo. Por ello, sí, el cielo que contemplamos ahora es distinto del de nuestros antepasados y no solo eso, sino que el sentido que le damos a ese cielo es diferente, ha cambiado. En el pasado además de buscar esa regularidad para gobernar los ritmos diarios o saber cómo moverse en el espacio, el cielo servía al tiempo como repositorio de explicaciones o como fuente de narraciones que permitiesen dar un orden, un sentido a lo que nos rodea. Era una fuente de metafísica.  Hoy en día, seguimos buscando en el cielo las respuestas a las preguntas trascendentes, si bien con las herramientas de la ciencia. Las comunidades primitivas sorprenden por sus conocimientos de astronomía en los tiempos que vivieron Puede sorprender el conocimiento del cielo de las sociedades del pasado, pero esto no es más que fruto de que aquellas sociedades necesitaban tal conocimiento para su día a día y su vida no estaba separada de la observación del cielo. Es algo que nosotros puede que hayamos perdido, en su sentido de implicación directa de tales observaciones en nuestro devenir diario. En el pasado las sociedades miraban las posiciones del sol o de la luna en el horizonte, o las fases de ésta última para saber la época de la siembra o la cosecha, o era importante que la luz del sol o de la luna entrasen en un espacio sagrado como ratificación de la divinidad, por ejemplo, de que lo que ocurría en ese espacio era adecuado. Esa sorpresa no debe hacernos caer en la sobreinterpretación: que las gentes del pasado mirasen al cielo, no quiere decir que se pasasen la vida mirando solo al cielo, ni que tuviesen unos conocimientos arcanos ni que los extraterrestres les ‘chivaran’ cosas. Esa observación del cielo entra dentro perfectamente del funcionamiento de sociedades humanas en condiciones como las que se dieron en el pasado, en que el cielo formaba parte de su entorno, de su paisaje, entendido este como el espacio en que vivían y que incluiría el cielo, el celaje ¿Cuáles son las referencias a la ciencia de la astronomía más antiguas que se conocen? Si nos referimos a la astronomía como ciencia tal y como entendemos a ésta en la actualidad, no podríamos ir más allá de unos cuantos cientos de años. Sin embargo, tanto los antiguos griegos y babilonios desarrollaron modelos para poder predecir el movimiento de los astros.  Por tanto, podríamos remontarnos hacia el siglo V ó VI antes de Cristo, cuando en Babilonia primero y más adelante en Grecia aparecen esos modelos predictivos. Sin embargo, no es hasta el siglo IV ó III a. de C. cuando esos modelos hacen preguntarse a los filósofos griegos si existe un esquema que permita explicar cómo funciona el mundo sin recurrir a agentes exteriores – dioses, genios o entes similares. Es cierto que el interés de las sociedades antiguas por el cielo es muy anterior. Así, ya en los primeros restos arquitectónicos recuperados, en el sitio arqueológico de Gobekli Tepe (Turquía) que tiene una cronología muy antigua (en torno al 9000 a. de C.) hemos propuesto que podría existir el primer edificio con una orientación a los puntos cardinales y, por tanto, relacionada con la observación del cielo. O en los dólmenes de la zona del Alentejo de Portugal y Extremadura en España, donde está el conjunto de monumentos megalíticos europeos más antiguos con una orientación astronómica. ¿Cómo se integraban esos conocimientos astronómicos en la vida diaria de las comunidades primitivas? Como he dicho antes, el cielo sirve para orientarse en el espacio y el tiempo, así no es de extrañar que los edificios que construían esas sociedades, se integrasen de una forma concreta en el paisaje, incorporando las salidas o puestas de los astros en sus orientaciones o mediante intrincados juegos de luz y sombra. Esas orientaciones, al relacionarse con los ritmos de los ciclos celestes nos dan un conocimiento sobre el tiempo, sobre los momentos particulares que podían ser de interés para esas sociedades. Por tanto, otro ámbito relacionado con el cielo es la existencia de calendarios. Por otro lado, el cielo era fuente y repositorio de explicaciones, de metafísica. Por tanto, no es extraño encontrar representaciones de elementos celestes – el sol, la luna, las estrellas, constelaciones –relacionadas con el ámbito mítico o religioso, en concreto en representaciones artísticas. En estelas, grabados, pinturas, cerámica, la decoración está numerosas veces ligada a esas representaciones. Su especialidad que se relaciona con métodos numéricos aplicados a la astronomía es poco conocida para el gran público, ¿cómo la explicaría a un lego en la materia? La matemática es el lenguaje del que los físicos nos servimos para intentar explicar lo que nos rodea. Entre estos elementos de nuestro entorno estamos nosotros mismos y los restos que hemos dejado en el pasado, los yacimientos arqueológicos. Lo que encontramos en estos yacimientos nos habla de las gentes del pasado y muchas veces es nuestra única fuente de información. Así, si en un yacimiento encontramos un elemento decorativo nuevo o singular, es difícil saber si es algo fortuito hasta que no aparece algo parecido en otro que nos permite corroborar que ese nuevo elemento no es una intrusión debida a gente que llegó después, por ejemplo. En el campo de la astronomía cultural este tipo de aproximación es muy utilizada, pues, por ejemplo, en los monumentos megalíticos no nos han llegado informaciones directas de sus constructores sobre la motivación de erigirlos con una orientación concreta. Así, cuando encontramos que un monumento tiene una orientación dada, intentamos ver si existen otros en el entorno construidos posiblemente por la misma sociedad, con orientaciones parecidas. Es decir, queremos hacer estudios estadísticos. ¿Se puede explicar el mundo de la astronomía con combinaciones numéricas? El mundo de la astronomía actual, de la astrofísica, se basa en esas combinaciones numéricas: como digo es el lenguaje de los físicos para entender el universo. Para entender la astronomía encerrada en las orientaciones por ejemplo es útil, pues permite verificar si existe esa intencionalidad, si esa orientación peculiar es común o es algo extraño en una determinada cultura. Otra cosa es intentar entender la intención detrás de esa orientación: ese conocimiento no será nunca perfecto y si acaso deberá venir de la colaboración entre astrónomos, arqueólogos, antropólogos e historiadores. ¿Qué fórmula o método numérico aplicaría al Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña?, ¿o qué destacaría en este sentido en relación al Paisaje Cultural RCESM? El Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña contienen elementos singulares de la interacción entre las sociedades humanas de ésta isla y el cielo bajo el que habitaban, con diferentes ejemplos de cómo esa relación se incorporaba en la creación de espacios sagrados. En el caso de Risco Caído y los diferentes espacios incluidos en el Paisaje Cultural se pueden estudiar desde un punto de vista estadístico y numérico para contrastar las hipótesis planteadas para asentar aún más esa intencionalidad y dar pie a la interpretación de la intención tras ese seguimiento del cielo por los antiguos habitantes de Gran Canaria.
21/may/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria en colaboración con el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO y con el apoyo del Gobierno de Canarias y del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España, organiza el primer Encuentro Internacional sobre el Patrimonio Astronómico y los Lugares Sagrados. La cita se desarrollará los días 23 y 24 de mayo en el Auditorio Kraus en Las Palmas de Gran Canaria. Este evento aúna por primera vez dos importantes iniciativas de la UNESCO, como son la Iniciativa Temática del Patrimonio Mundial de la Astronomía y la Iniciativa del Patrimonio Religioso y Sagrado. El objetivo de este importante encuentro es establecer e identificar los vínculos que existen entre el patrimonio astronómico, el patrimonio religioso y los sitios sagrados, ilustrando la confluencia de bienes y lugares sagrados con connotaciones astronómicas que podrían contribuir a la Estrategia Mundial para una Lista del Patrimonio Mundial equilibrada, representativa y creíble, mejorando su representatividad. Representantes de la UNESCO y expertos de más de 20 países, incluyendo los organismos asesores como el ICOMOS y la IUCN, se reunirán durante estos días con el objetivo de alumbrar todo un conjunto de recomendaciones que permitan mejorar las decisiones del Comité del Patrimonio Mundial en estas materias. De esta forma Gran Canaria se constituye a finales de mayo en el foco internacional sobre estas temáticas, aportando innovadoras y valiosas orientaciones en relación al futuro del patrimonio mundial. En un denso programa de dos días, el encuentro abordará las principales directrices del Comité de Patrimonio Mundial en estas materias y analizará decenas de casos de estudio a través de los cinco continentes, que servirán de referencia en los debates que permitan adoptar finalmente las “Resoluciones de Gran Canaria sobre el Patrimonio Astronómico y los Lugares Sagrados”. A la cita acudirá todo un elenco de importantes personalidades y puntos focales de la UNESCO, de la UAI y otros organismos, así como académicos, investigadores y gestores de bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.
21/may/2018 Leer más...
La investigadora norteamericana de ascendencia india, Annette Lee, describirá las particularidades del calendario de las tribus nativas norteamericanas el martes 22 de mayo, en la Casa de Colón. La VI Edición de las Jornadas de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria en la Casa de Colón concluyen con la intervención de una decena de profesionales e investigadores en diferentes disciplinas, que presentarán distintas actuaciones de prevención conservación y reproducción en bienes del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria. “Conocimiento celeste y espiritualidad popular” que recoge la memoria viva del ámbito, es el título de la primera disertación, prevista a las 17.00 horas, que corre a cargo de los profesores de Filología Hispánica de la ULPGC Saray Cruz Ventura y Yeray Rodríguez Quintana. Ambos están implicados en el proyecto que pretende documentar, salvaguardar y difundir la memoria oral del Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña. Este estudio de la tradición oral manifiesta en sus portadores una cosmovisión del mundo fuertemente vinculada al territorio, al cielo y al simbolismo, y la UNESCO lo considera como parte integradora del patrimonio intangible. Los siux observadores del cielo La investigadora norteamericana Annette Lee, lidera una iniciativa denominada “Native Skywatchers” (Pueblos Nativos Observadores del Cielo) sobre estos conocimientos de las comunidades Ojibwe y Lakota. Los Ojibwe constituyen uno de los pueblos nativos más grandes de América del Norte junto a los Cheroquis y los Navajos, y los Lakota son parte de la tribu Sioux. La astrofísica y artista, directora del planetario de la Universidad Estatal de St. Cloud (Minnesota, Estado Unidos) y miembro de su Facultad de Astronomía y Física, presenta, a las 18.00 horas, los estudios orientados a recuperar y difundir el conocimiento relacionado con el firmamento de estos pueblos nativos norteamericanos. El proyecto “Native Skywatchers” abarca un amplio conjunto de actividades, incluyendo encuentros diseñados para los educadores tribales y personas interesadas en aumentar su conocimiento sobre la cultura tradicional astronómica de los Ojibwe y los Lakota. Constituye una iniciativa singular en la que se aúnan tradición, cultura, ciencia y arte. En esta última acepción el proyecto promueve exposiciones que incluyen pinturas, tallas en madera y cerámicas creadas por miembros de las comunidades. Cada obra entreteje el arte, la ciencia y la cultura en relación con las estrellas, la tierra y el paisaje. Bajo el nombre de “Actuaciones de prevención conservación y reproducción en bienes del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria” se desarrolla la siguiente intervención prevista a las 19.00 horas, y en la que intervienen los arqueólogos José de León, Julio Cuenca y José J. Guillén. “Risco Caído, una visión geométrica” es el nombre de la intervención del ingeniero geomático Carlos J. Gil Sarmiento que se pronunciará a las 19.15 horas. Y a las 19.30 Kevin Soler, licenciado en Física, incidirá sobre la conservación del conjunto arqueológico del mencionado enclave. Las jornadas concluyen con una proyección con imágenes de alta calidad de la luz en la cueva número 6 de Risco Caído realizadas por Ulises A. Morales y Ruth Ortega.     Las jornadas de Risco Caído se convocan anualmente y tienen como objetivo debatir temas de particular interés sobre los valores arqueológicos, astronómicos, y sus connotaciones culturales en actividad investigadora mundial, con especial incidencia en el valor y la singularidad del Paisaje Cultural RCESM de Gran Canaria propuesto a Patrimonio Mundial de la UNESCO. La cita se enmarca en el conjunto de iniciativas impulsadas por el Cabildo de Gran Canaria con la finalidad de conservar, investigar, difundir y poner en valor el hallazgo arqueológico del citado enclave y la reinterpretación del contexto paisajístico del entorno cuyos elementos representativos se han conservado hasta nuestros días.
21/may/2018 Leer más...
Mostrando el intervalo 101 - 120 de 150 resultados.