NOTICIAS
El paisaje cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña protagoniza el documental impulsado por el Cabildo que lleva por título ‘Axis Mundi, cumbres sagradas de Gran Canaria’, que será estrenado en el Teatro Cuyás el próximo días 28 de mayo, a las 19.00 horas. El citado trabajo, que dirige Tarek Ode y cuenta con guion de Oswaldo Guerra, refleja, entre otros aspectos, la visión de numerosas mujeres y hombres residentes la gran mayoría de ellas del ámbito del paisaje cultural propuesto a Patrimonio Mundial de la UNESCO, descubriendo al espectador durante el transcurso de una hora un lugar singular lleno de vida que ha dado cobijo a gentes diversas, con sus modos peculiares de ser y estar en el mundo, tradiciones, costumbres domésticas y oficios ancestrales. Retirada de entradas El estreno de ‘Axis Mundi’ tendrá lugar en el Teatro Cuyás de forma gratuita y abierta al público, aunque las personas que deseen acudir a la presentación del mismo deberán retirar las entradas (un máximo de cuatro por persona), a partir del jueves día 23 de mayo y hasta agotar las mismas, en la taquilla del Teatro Cuyás, de lunes a viernes de 17:00 a 20:30 horas, y los sábados de 11:30 a 13:30 horas. La taquilla tiene el número de teléfono 928. 432181. Producido por la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria el documental de Tarek Ode se adentra en las cumbres centrales de la Isla, mostrando la amplitud y grandeza de las inmediaciones de la Caldera de Tejeda, que posee su propio eje del mundo, y el Roque Bentayga, monolito sagrado para las antiguas poblaciones canarias que, junto a otros hitos geográficos como el Roque Nublo, conforman una orografía particular de gran resonancia histórica. Ese lugar solía situarse sobre importantes alturas, las montañas sagradas, con una especial simbología mágico–religiosa vinculada a los ciclos astrales y al ritmo de las cosechas. En las culturas ancestrales, el universo inmediato conocido poseía un centro, el “axis mundi” o “eje del mundo”. Ese lugar solía situarse sobre importantes alturas, las montañas sagradas, con una especial simbología mágico–religiosa vinculada a los ciclos astrales y al ritmo de las cosechas. Este trabajo forma parte de una amplia serie de acciones impulsadas por el Cabildo grancanario para poner en valor la singularidad del paisaje cultural y a la vez hacer reflexionar y sensibilizar a la población, apelando a la significación sagrada que tuvo esta zona para los antepasados y el tesoro medioambiental que supone para las generaciones venideras. Estas características, junto con sus valores arqueoastronómicos, avalan la actual candidatura del Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña ante la UNESCO como Patrimonio Mundial. El panel de expertos internacionales del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) ha recomendado recientemente la inscripción de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria en la Lista de Patrimonio Mundial. La próxima reunión del Comité de Patrimonio Mundial que se celebra en Baku, Azerbaiyán, a partir del 30 de junio hasta el 10 de julio, decidirá los sitios que serán inscritos finalmente en la citada lista.
23/may/2019 Leer más...
Muchos especialistas habían dado por sentado que la reserva arqueológica del enclave de La Fortaleza estaba agotada, y que el amplio espacio que integran los tres roques localizados en la impresionante Caldera de Tirajana no depararía más sorpresas que las ya avanzadas en las investigaciones y prospecciones arqueológicas realizadas en las últimas décadas. Se equivocaron. Los trabajos arqueológicos llevados a cabo en 2017 y 2018 en el citado yacimiento que los entendidos asocian a uno de los dos grandes templos de los aborígenes de Gran Canaria -Humiaya- y que fueron financiados por el Cabildo de Gran Canaria, han proporcionado unos resultados más espectaculares que los inicialmente previstos. No parecen por tanto cesar las expectativas alrededor de este poblado que estuvo habitado hace ya unos 1400 años, es decir, desde el siglo VI d.C, sometido a un uso que se habría prolongado a lo largo de al menos veinte generaciones. Cerámica excepcional La empresa Tibicena Patrimonio y Arqueología ultima la fase de restauración de un lote compuesto por una quincena de recipientes cerámicos de diferentes formas y tamaño, recuperados en la citada campaña ejecutada hace dos años en el interior de una estructura circular que había sido sellada intencionadamente por los antiguos canarios, que ocuparon este lugar declarado Bien de Interés Cultural sometiéndolo a prácticas rituales en las que el fuego y los animales domésticos, y quizás el control del tiempo, desempeñaron un especial protagonismo. Según señala el arqueólogo Marco Moreno “este conjunto de cerámicas recuperado en una de las casas prehispánicas de la base de la Fortaleza Grande resulta excepcional en Gran Canaria, sobre todo porque nos muestra la vida y muerte concentrado en un espacio doméstico de no más de 4 metros cuadrados.  Se considera casi una cápsula en el tiempo, capaz de mostrarnos una ventana al pasado”. La restauradora Sara Bosch ha recompuesto meticulosamente tras su identificación el rico puzle de siete vasijas de barro que ahora descansan como un tesoro en la sede de Tibicena. Tras desalarlas, limpiarlas y retirarles las marcas de fuego, descubrió en sus centenarias superficies decoraciones que habían permanecido ocultas. “Las piezas  que presentaban mejores condiciones fueron reconstruidas siguiendo los criterios habituales en restauración arqueológica, optándose por reintegraciones puntuales en aquellos casos que lo necesitaron”, explica Bosch. De estas 15 piezas se puede aventurar la forma de siete, de las que tres, lucen casi enteras (más de un 75 por ciento de su estructura). “Una de las más significativas presenta una forma y una compleja decoración muy semejante a otra localizada en Agüimes, ya depositada en El Museo Canario, y que se interpreta como la representación de un eclipse”, añade. 600 años después Gracias al estudio arqueológico hoy sabemos que en el suelo de este espacio en el que fueron localizados unos 196 fragmentos de cerámicas fue utilizado, por lo menos, desde principios del siglo XIII, para ser cerrado tras un siglo de uso. Es muy probable que su clausura estuviera relacionada con un incendio que afectó a esta construcción concreta, como así indicaría que las cerámicas aparecieran rotas y totalmente quemadas, con resto de cenizas adheridas tanto en su interior y exterior. Una vez extinguido, este espacio fue abandonado, volviéndose a ocupar de nuevo por los primeros pobladores de la Isla pasado cierto tiempo. Su nuevo uso supuso la clausura del recinto en el que se encontraban las cerámicas hasta que fueran nuevamente redescubiertas, 600 años después, en el curso de los trabajos arqueológicos financiados con 63.000 euros por el Cabildo grancanario.  ¿Y el origen del fuego? Como subraya Marco Moreno no existen suficientes indicios, por el momento, para conocer su naturaleza y a cuántas de las viviendas situadas al pie de la Fortaleza Grande afectó. En el caso de que hubieran sido varias, y dada las cronologías disponibles, podría asociarse con el incendio provocado por el hidalgo y conquistador castellano Pedro de Vera en torno a 1479, época en la que sus sanguinarias tropas quemaron en Tirajana lo que identificaron como un santuario indígena. De cualquier manera, lo que parece meridianamente indiscutible es que los últimos hallazgos cerámicos en La Fortaleza nos aproximan más al estudio del ajuar doméstico empleado por las primitivas poblaciones aborígenes de Gran Canaria. Hasta el momento se han identificado más de una quincena de edificaciones prehispánicas en La Fortaleza. Hay que recordar que La Fortaleza se articula como el mayor y más variado conjunto patrimonial de la Isla, ya que reúne en un mismo espacio grabados rupestres, cuevas pintadas, túmulos funerarios, cuevas de habitación, recintos vinculados a la posible observación astronómica y silos de almacenamiento, entre otras manifestaciones, todo ello complementado con el recurso de un centro de interpretación que plantea al visitante un discurso museográfico global sobre el poblado y la vida de los antiguos habitantes del mencionado enclave, uno de los lugares arqueológicos con mayor proyección futura de la isla. El lote de piezas restaurado con la financiación de 9.000 euros por parte de la Consejería de Cultura del Cabildo, permitirá que este singular conjunto cerámico pueda ser expuesto en el Centro-Museo de la Fortaleza de Santa Lucía de Tirajana a finales del año 2020. Tras su exhibición quedará custodiado en el fondo de El Museo Canario.
23/may/2019 Leer más...
El día 23 de mayo tendrá lugar la primera de las cuatro visitas guiadas gratuitas organizadas por la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria a una de las obras más representativas del patrimonio hidráulico de Canarias, las presas del Pinto, localizadas en el municipio de Arucas. La nueva propuesta del programa divulgativo se incluye dentro de las citas dedicadas a explicar a la ciudadanía los atributos y valores de los bienes que en la isla gozan de la máxima protección patrimonial, los denominados BIC (Bienes de Interés Cultural). Hay que recordar que el Cabildo de Gran Canaria tramita desde el año 2017 el expediente para incoar como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, las citadas presas que se encuentran en las cercanías del aruquense barrio de La Goleta. Las restantes visitas se celebran el 25 de mayo, así como el 1 y 6 de junio próximos. Ubicadas en el cauce medio del Barranco del Pinto se localizan estas dos presas consecutivas, separadas entre sí por algo más de 500 metros, con cuya construcción se inaugura en Gran Canaria el período de la ingeniería de vanguardia de las grandes presas en la isla, en un contexto socio-histórico y económico que coincide con la expansión del cultivo de exportación del plátano durante el tránsito de los siglos XIX al XX. El conjunto de las Presas del Pinto es calificable de excepcional debido a que puede considerarse como un único sistema hidráulico de represamiento de agua con dos cerradas, algo muy poco común. Ambas presas (construidas entre 1906 y 1933), además de formar parte del Catálogo de Elementos de Valor Etnográfico de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC), así como estar incorporadas al Catálogo del Patrimonio Arquitectónico del P.G.O. de Arucas, cumplen con un destacado valor medioambiental y biológico como hábitats para la avifauna tanto nativa como en tránsito migratorio por Canarias. La primera piedra de la Presa de Abajo (Pinto I) se puso en abril de 1899 promovida por la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas  -que solicitó para su construcción un préstamo de 75.000 pesetas-, siendo finalmente terminada en 1906. La Presa de Arriba (Pinto II), con un presupuesto inicial de 250.448 pesetas, se edificó también como la primera sin ningún tipo de ayuda pública ni subvenciones oficiales. Ambos complejos constituyen el más antiguo ejemplo de grandes presas construidas en Gran Canaria desde los presupuestos de la ingeniería hidráulica profesional. Hay que recordar que Gran Canaria es una isla en la que la presencia de presas constituye una seña frecuente en su territorio, hasta el punto que podríamos hablar de un “paisaje cultural de las presas”. En la isla existen un total de 168 (69 grandes y 99 pequeñas), a lo que se añade una complejísima red de otras infraestructuras hidráulicas como pozos, galerías, acequias o cantoneras, lo que configura un excepcional conjunto patrimonial en el contexto de la ingeniería hidráulica. Las visitas guiadas a los BIC pretenden poner en valor las peculiaridades y naturaleza de los denominados bienes de interés cultural existentes en Gran Canaria, así como explicar distintos grados de protección que implica este importante reconocimiento jurídico con el que se preserva y respetan sus distintos valores. La Ley de Patrimonio Histórico España, define que: "en el seno del Patrimonio Histórico Español, y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela, adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural, que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que, de forma más palmaria, requieran tal protección. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae".
22/may/2019 Leer más...
El panel de expertos internacionales del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) ha recomendado la inscripción de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria en la restrictiva Lista de Patrimonio de la Humanidad, último y definitivo paso para su previsible declaración final en Azerbaiyán la primera semana de julio, informó hoy el presidente del Cabildo, Antonio Morales, minutos después de recibir este importante informe remitido por la Embajada española ante la Unesco. La Lista de Patrimonio de la Humanidad se ha vuelto aún más exigente en la última década y, a pesar de ello, el expediente de Gran Canaria no solo ha superado este estricto paso, sino que las propuestas deben cumplir una de las diez características exigidas y la de Risco Caído cumple con dos, la autenticidad y la integridad, y además será la primera vez que sea reconocido un celaje, resaltó el director del expediente, el arqueólogo insular José de León, quien apuntó que la propuesta abarca cerca de la cuarta parte de la isla y que Gran Canaria aún guarda muchas sorpresas arqueológicas. Morales recordó que Icomos fue fundada en 1965 y es la responsable única de proponer los bienes para su declaración como Patrimonio de la Humanidad, cuya confirmación marcará un antes y un después que proyectará el pasado en el futuro, ya que supondrá una reactivación económica y una responsabilidad compartida de conservación que no será posible sin la sociedad. De hecho, esencial es para su declaración el respaldo ciudadano que creyó en la iniciativa desde el “minuto uno”, subrayó De León, quien aseguró que Gran Canaria ya se ha convertido en “paradigma mundial de la aventura humana” porque este espaldarazo la sitúa como “punta de lanza de las culturas a la altura de otras ya conocidas como Hawaii y Egipto”. Morales quiso reconocer la labor y entusiasmo de José de León, así como de Julio Cuenca, descubridor de la cueva, y Cipriano Marín, coordinador del expediente, además de expresar su agradecimiento al director regional de Cultura, Miguel Ángel Clavijo, y a los alcaldes de los municipios incluidos, a quienes llamó para trasladarles esta buena noticia antes de hacerla extensible al resto de la sociedad. El informe rememora el origen de esta cultura Amazigh -que de por sí evolucionó excepcionalmente en un sistema aislado-, que habitó este enclave resguardado por la Caldera de Tejeda e impregnado de barrancos y acantilados, cuevas y mesas, con gran cantidad de arte rupestre que ha dado lugar a un paisaje cultural que aún conserva la mayoría de sus elementos originales. Los vestigios, apunta, han sobrevivido en el tiempo y el espacio, subraya, y han dado lugar a un enclave que conserva prácticas ancestrales como la trashumancia o las inscripciones libyco-bereberes. Integridad El espacio tiene unas “espectaculares y monumentales características físicas, bosques sagrados, asentamientos trogloditas en los acantilados y en las cumbres, instalaciones agrícolas sobre terrazas de cultivo y senderos establecidos por los antiguos canarios”, agrega. Las relaciones entre los diferentes atributos “son claramente visibles” y cuenta con “numerosos hitos para los visitantes”. La integridad del espacio lo convierte en un excepcional paisaje cultural, que es a su vez completo y muy armonioso, representando el último refugio de montaña de los Amazighes.  En los últimos años, prosigue, ha habido una evolución positiva en la integridad de los principales sitios debido, sobre todo, al impacto y la difusión de la información en la gestión del turismo. Autenticidad Por si fuera poco, también cumple con la característica de la autenticidad, de manera que es recomendada por el doble de las características necesarias. En este apartado incide en que el paisaje cultural es “una de las mayores expresiones de la biodiversidad” de las Islas Canarias, y puede ser considerado como un “genuino vestigio del hábitat natural de los primeros pobladores”. La autenticidad se manifiesta, entre otros, en antiguos graneros y múltiples ejemplos de asentamientos trogloditas que conservan su forma y diseño sin cambios significativos en 500 años, incluso “la ruta de los antiguos senderos, las cisternas subterráneas y la ubicación de los antiguos refugios se han mantenido en el tiempo y en el espacio”. Los Espacios Sagrados de Montaña son un “testimonio único y excepcional” de los primeros pobladores de Gran Canaria y sus enclaves trogloditas suponen un “ejemplo único”, determina el informe sobre este espacio en el que la estrella es sin duda la cueva de Risco Caído. Esta espectacular caverna ha permitido reformular otros espacios como la sierra del Bentayga y el Roque Nublo, lo que en realidad se extiende por el resto de la isla, como es el caso de la Cueva de Tara en Telde, la de las Brujas en Agüimes, y otra de reciente hallazgo en Telde, cuyo estudio podrá confirmar que siguen el mismo patrón de espacio sagrado y astronómicos que Risco Caído, en el que el papel de la mujer, las harimaguadas, fue fundamental, apostilló José de León.   Con la impactante entrada del primer rayo de sol de la primavera para recorrer los relieves que legaron los aborígenes en sus paredes, hasta los cambios de forma que van experimentando para conformar toda una narración audiovisual en el que la tierra es fecundada por el sol hasta dar su fruto, para al término de la temporada deje de entrar el sol para dar paso a la luna, constituye un espacio cuya perfección matemática y arquitectónica no deja de asombrar a los expertos internacionales. Recomendaciones finales El informe realiza seis recomendaciones en las que el Cabildo, de hecho, ya trabaja, y son un centro de gestión que estará abierto en breve, la puesta en marcha de la Fundación Risco Caído, que ya recorre sus trámites administrativos, así como el plan de prevención de riesgos contra el fuego y los riesgos del cambio climático, la definición der una nueva estrategia turística, un plan de investigación arqueológica y la implementación del plan territorial hidrológico que garantice la gestión y suministro para los agricultores emergentes, de manera que no solo se garantice la conservación del enclave, sino que arraigue y atraiga a la población y se vuelva llenarse de vida.
14/may/2019 Leer más...
Una de las obras más representativas del patrimonio hidráulico de Canarias, las presas del Pinto, localizadas en el municipio de Arucas, es la nueva propuesta del programa divulgativo de visitas guiadas del Cabildo dedicado a explicar a la ciudadanía los atributos y valores de los bienes que en la isla gozan de la máxima protección patrimonial, los denominados BIC (Bienes de Interés Cultural). Hay que recordar que el Cabildo de Gran Canaria tramita desde el año 2017 el expediente para incoar como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, las citadas presas que se encuentran en las cercanías del aruquense barrio de La Goleta. Organizada por la unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, las cuatro citas previstas al citado espacio se celebrarán los días 23 y 25 de mayo, así como el 1 y 6 de junio próximo, con carácter gratuito, permaneciendo abierto el plazo de inscripción desde el lunes, día 13 hasta el 15 de mayo. Las plazas ofrecidas en cada una de las visitas son 30. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción a través de la web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial, en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. El Cabildo pondrá a disposición de los interesados una guagua que partirá de las Fuente Luminosa de la capital a las 9.00 horas. La visita, que tendrá una duración aproximada de noventa minutos, entraña un grado de dificultad media, por lo que no está recomendada para personas  con movilidad reducida. Se aconseja vestimenta y calzado cómodo para realizar la actividad que transita a lo largo de los dos kilómetros de recorrido a pie por zonas húmedas y con barro y tramos con escaleras. Ubicadas en el cauce medio del Barranco del Pinto se localizan estas dos presas consecutivas, separadas entre sí por algo más de 500 metros, con cuya construcción se inaugura en Gran Canaria el período de la ingeniería de vanguardia de las grandes presas en la isla, en un contexto socio-histórico y económico que coincide con la expansión del cultivo de exportación del plátano durante el tránsito de los siglos XIX al XX. El conjunto de las Presas del Pinto es calificable de excepcional debido a que puede considerarse como un único sistema hidráulico de represamiento de agua con dos cerradas, algo muy poco común. Ambas presas (construidas entre 1906 y 1933), además de formar parte del Catálogo de Elementos de Valor Etnográfico de la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC), así como estar incorporadas al Catálogo del Patrimonio Arquitectónico del P.G.O. de Arucas, cumplen con un destacado valor medioambiental y biológico como hábitats para la avifauna tanto nativa como en tránsito migratorio por Canarias. Las visitas guiadas a los BIC pretenden poner en valor las peculiaridades y naturaleza de los denominados bienes de interés cultural existentes en Gran Canaria, así como explicar distintos grados de protección que implica este importante reconocimiento jurídico con el que se preserva y respetan sus distintos valores. La Ley de Patrimonio Histórico España, define que: "en el seno del Patrimonio Histórico Español, y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela, adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural, que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que, de forma más palmaria, requieran tal protección. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae".
10/may/2019 Leer más...
El día 11 de mayo concluyen las visitas guiadas previstas a los cultivos de las populares berreras que se concentran en el municipio de Firgas, organizadas por la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios Históricos que promueve el ICOMOS, cuyo lema incidió este año en el valor de los paisajes rurales como espacios culturales de confluencia e interacción entre el ser humano y la naturaleza para la producción de recursos. El técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González Navarro, contará con la asistencia de la empresa Tibicena a la hora de interpretar dicha visita, así como con la colaboración de  la  familia  Pérez Suárez, productores del histórico cultivo en las tradicionales berreras. Las personas que acudan a esta última visita planteada por la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, podrán descubrir algunos detalles sobre los cultivos de berros y ñames, tan presentes en la geografía insular desde tiempos inmemoriales, vinculados a una corriente continua de agua en los cauces de los barrancos. En algunas zonas de la isla, como en el municipio de Firgas, aún podemos observar estas viejas berreras que combinan ingeniería hidráulica y terrazas de cultivo. En esta ocasión la visita se cursa a uno de los mayores productores en el cultivo de los berros de la isla, la familia Pérez Suárez, cuyas instalaciones forman parte de lo que hoy conocemos como el paisaje agrícola de las berreras, en el barrio de San Antón, en la carretera hacia Las Madres. Los visitantes conocerán la evolución de este paisaje así como la labor diaria de sus protagonistas, para valorar la importancia de la conservación de este tipo de labor que constituye una seña de identidad del paisaje rural y cultural de Gran Canaria. Al fondo del barranco se hallan las berreras antiguas de esta familia, en nateros encadenados de alto valor etnográfico, desde donde se ideó la extracción mecánica de los berros con cable aéreo hasta la carretera, aunque luego el cultivo se trasladó a las actuales terrazas en torno a 1970. La demanda del berro de Firgas fue tal en los mercados de Las Palmas de Gran Canaria y pueblos del interior que, a partir de 1970, comenzó a producirse en cultivos intensivos sobre berreras artificiales construidas en nateros artificiales de hormigón, quedando las antiguas construcciones en barro y piedra en el fondo del barranco, lugar donde hoy siguen creciendo las ñameras. El cultivo del berro se introdujo en Firgas en la segunda década del siglo XX y en sus orígenes se cultivaba directamente en el cauce de los barrancos, como en el de  Las Madres, Guadalupe y Azuaje.
10/may/2019 Leer más...
Los vecinos y vecinas del poblado troglodita de Acusa Seca, en el municipio de Artenara, ya cuentan con una innovadora estación de biodepuración que tratará las aguas colectadas de este singular asentamiento declarado Bien de Interés Cultura, considerado como uno de los núcleos de arquitectura excavada más relevantes y originales de Europa. El Cabildo grancanario ha acabado con una obra en la que ha invertido 150. 000 euros con el problema crónico de salubridad de sus aguas residuales que venía padeciendo el citado asentamiento, enclavado además en el área de los denominados Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria que aguarda a su posible nominación por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Los consejeros de Cultura y Patrimonio Histórico y Sector Primario y Soberanía Alimentaria, Carlos Ruiz y Miguel Hidalgo, respectivamente, acompañados por el alcalde de Artenara, Jesús Díaz y vecinos y vecinas de la zona, visitarán el día 8 de mayo la planta biodepuradora enclavada en la zona de El Álamo, que dispone de un sistema de fitodepuración que permite, sin energía cableada y a través de un tratamiento secundario, reutilizar las aguas en operaciones de riego para las áreas de repoblación forestal de las propiedades que el Cabildo mantiene en las bandas del Barranco Grande de la Cuenca de Tejeda.   La planta cuyo proyecto redactó en 2017 la arquitecta Guacimara Delgado y el ingeniero especialista en biodepuración José Luis Peraza, cuenta con un depósito de 100 metros cúbicos de capacidad y un humedal de 32 metros cuadrados. A través del cantil natural del risco de roca basáltica de la zona discurre una tubería de 1.200 metros lineales, que recorre su complicado contorno orográfico hasta la citada planta de reutilización de aguas residuales. Además, ambos consejeros del Cabildo grancanario conocerán durante la visita el proyecto Tomasen, recientemente premiado en la Feria ENORTE y promovido por vecinas de Acusa Seca con la finalidad de recuperar el paisaje agroproductivo de la vega mediante la siembra de cebada antigua combinando patrimonio genético de semillas, trabajo de refuerzo intergenarcional y soberanía alimentaria. Hay que recordar que el Cabildo grancanario ha venido adquiriendo desde finales de los años 90 del siglo pasado una serie de casas-cueva en Acusa Seca, hasta contabilizar un conjunto de 30 unidades, en las que se han ejecutado obras de conservación y mantenimiento. Entre 1480-1850 el hábitat troglodita fue residencia de casi un 10 por ciento de la población, siendo un indicador de las formas de antropización del territorio. Durante los años sesenta y setenta casi todos los núcleos trogloditas de Gran Canaria sufren un abandono motivado por los ciclos económicos que ejerce el tomate primero, y el turismo después, para recuperarse el interés por este singular modo de vida y hábitat en los años 90. El repunte de ocupación en Acusa Seca se produce durante los fines de semana, ocupándose entre doce y catorce casas-cueva de las 50 que existen aproximadamente, aunque de forma estable viven en dicho núcleo tres familias. Incluso varias de estas casas-cueva se alquilan en plataformas de turismo vacacional, fundamentalmente a visitantes extranjeros. Hay que puntualizar que Acusa Seca, hasta bien entrado en siglo XX, contaba con más vecinos que la propia cabecera municipal del casco de Artenara.
07/may/2019 Leer más...
En el apacible barrio de San Antón, en la carretera hacia Las Madres, en el municipio de Firgas, la familia Pérez Suárez lleva desde la segunda década del siglo XX cultivando el popular y preciado berro en las tradicionales berreras que ocupan distribuidas escalonadamente en nateras una  ladera de ligera pendiente. Los Pérez Suárez se han convertido en uno de los mayores productores de Gran Canaria del cultivo del berro, toda una referencia en la mesa de los canarios, cuyas explotaciones conforman en el citado municipio de la isla un bello y singular paisaje agrícola. El día 27 de abril la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria inicia las visitas guiadas a dicha zona para que las personas que se hayan inscrito en las cuatro citas previstas, puedan conocer de cerca este sistema de cultivo que constituye una seña de identidad del paisaje rural y cultural de la isla, en el que confluye la interacción del ser humano y la naturaleza con la finalidad de producir recursos. Al fondo del barranco se hallan las berreras antiguas de esta familia, en nateros encadenados de alto valor etnográfico, desde donde se ideó la extracción mecánica de los berros con cable aéreo hasta la carretera, aunque luego el cultivo se trasladó a las actuales terrazas en torno a 1970. Más de un centenar de personas podrán descubrir algunos detalles sobre los cultivos de berros y ñames, tan presentes en la geografía insular desde tiempos inmemoriales, vinculados a una corriente continua de agua en los cauces de los barrancos, así como conocer la evolución que ha experimentado este paisaje y la labor diaria de sus protagonistas. Se pretende con estas visitas guiadas que seamos capaces de valorar la importancia de la conservación de este tipo de labor agrícola. En algunas zonas de la isla, como en el municipio de Firgas, aún podemos observar estas viejas berreras que combinan ingeniería hidráulica y terrazas de cultivo. La demanda del berro de Firgas fue tal en los mercados de Las Palmas de Gran Canaria y pueblos del interior que, a partir de 1970, comenzó a producirse en cultivos intensivos sobre berreras artificiales construidas en nateros artificiales de hormigón, quedando las antiguas construcciones en barro y piedra en el fondo del barranco, lugar donde hoy siguen creciendo las ñameras. El cultivo del berro se introdujo en Firgas en la segunda década del siglo XX y en sus orígenes se cultivaba directamente en el cauce de los barrancos, como en el de  Las Madres, Guadalupe y Azuaje. Dionisio Manuel Pérez Suárez que llegó, con sus tres hermanos, a cultivar más de 5.000 metros cuadrados de esta planta, recuerda vender hace años los domingos entre 700 y 800 kilos en Gáldar y en Mercanarias. Ahora, nuevas modalidades surgen alrededor de la explotación del admirado berro firguense. Por ejemplo, el empresario Marcos Ramírez, elabora un licor de berros,  fruto de la maceración de doce ingredientes, entre ellos el berro, que embotella y exporta al extranjero a través de Portugal. La iniciativa, que volverá a repetirse los días 2, 9 y 11 de mayo, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes rurales de Gran Canaria. El técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González Navarro, contará con la asistencia de la empresa Tibicena a la hora de interpretar dichas visitas, así como con la colaboración de  la  familia  Pérez Suárez, productores del histórico cultivo en las tradicionales berreras.
25/abr/2019 Leer más...
El arqueólogo y director científico de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña, Julio Cuenca, y Jacob Morales, investigador de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, intervienen en la última sesión de las Jornadas de Risco Caído para dar a conocer el Templo de Tara y plantas prehistóricas de Gran Canaria. “El templo astronómico de Tara: otro monumento de los canarios oculto en la localidad troglodita de Tara, Telde” es el título de la presentación que realizará Cuenca. El arqueólogo considera que el templo astronómico de Artevigua, refiriéndose a Risco Caído, no podía resultar un hecho aislado. Solo era cuestión de tiempo que se descubriera otro ingenioso mecanismo de esta naturaleza, y ha sido hallado en la localidad troglodita de Tara, sede del poder político y religioso del Guanartemato aborigen de Telde, el otro reino junto al de Gáldar en los que se encontraba dividida la isla de los antiguos grancanarios, explica Cuenca. Los primeros habitantes de Gran Canaria fueron consumados agricultores cuya dieta estaba compuesta fundamentalmente por alimentos de origen vegetal, como el cereal con el que preparaban el gofio. La producción e importancia de las cosechas era tal que los excedentes se almacenaban en multitud de graneros distribuidos por toda la isla, donde se conservaban para tiempos de escasez o para intercambiarlos por otros productos, tal como confirman las investigaciones de Jacob Morales, arqueobotánico, especialista en el uso de las plantas en la prehistoria de Gran Canaria. El investigador aborda estos y otros aspectos relativos al uso de las plantas por los antiguos grancanarios a partir de las últimas investigaciones realizadas sobre semillas y otras evidencias arqueológicas que se han descubierto en el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria. El documental Risco caído, un calendario de luz producido por el Cabildo de Gran Canaria, dirigido por Chedey Reyes con guion de Alexis Ravelo, protagoniza el cierre a las VII Jornadas. Este trabajo revela la importancia de un yacimiento que obliga a revisar todos los conocimientos que previos sobre los antiguos grancanarios Las jornadas de Risco Caído que se celebran cada año se enmarcan en el conjunto de iniciativas impulsadas por el Cabildo de Gran Canaria con la finalidad de conservar, investigar, difundir y poner en valor el hallazgo arqueológico del citado enclave y la reinterpretación del contexto paisajístico del entorno cuyos elementos representativos se han conservado hasta la actualidad, una herencia que avanza a serlo no solo de Gran Canaria, sino de la humanidad.
24/abr/2019 Leer más...
El Embajador de España ante la Unesco, Juan Perelló, se mostró hoy impresionado con las Montañas Sagradas de Gran Canaria y no solo dio “la razón a Unamuno” cuando la definió como una tempestad petrificada, sino que elogió su “belleza absolutamente singular” que reúne el requisito universal que requiere la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad. La unión de pasado, presente y futuro en el paisaje es “innegable”, de modo que los embajadores del Comité de Patrimonio de la Humanidad, ante los que defenderá la candidatura, “tendrán que rendirse ante la evidencia”, exclamó tras culminar el recorrido organizado por el Cabildo para mostrar el corazón de Gran Canaria a los participantes en las VII Jornadas de Risco Caído de la mano del consejero de Cultura, Carlos Ruíz, y los responsables del expediente. Con “esta belleza condensada y la historia que acumula es más que suficiente para tengamos la inscripción a la Lista”, apuntó Perelló, quien considera que el paisaje cultural de Gran Canaria manifiesta la grandeza de la humanidad. “El ritmo de vida y el hedonismo nos lleva a pensar que lo hemos inventado todo nosotros”, pero la fe de los aborígenes y el control que tenían del firmamento demuestran “que la humanidad es más ancho de lo que creemos, nos da amplitud” de miras, prosiguió al tiempo que resaltó el impacto emocional que le ha generado transitar el enclave. Para Eladio Fernández, asesor español del Programa de Itinerarios Culturales del Consejo de Europa, “la gran ventaja de venir es que es mejor de lo imaginado, es fantástico, tiene mérito más que suficiente para que la Unesco lo certifique y tenga el honor de unirse al club de sitios de la humanidad”, ya que además la originalidad, y la propuesta de Gran Canaria es realimente singular, es muy valorada por la Unesco. “Integra gente, cultura, antiguos pobladores… es caballo ganador”, sentenció. Sus “colosales dimensiones” es lo más que impresionó a la coordinadora de los Planes Nacionales de Patrimonio Cultural, Carmen Caro, quien explicó que conoce bien el expediente, pero no hay fotografía que haga justicia a las dimensiones y a la profundidad del paisaje, que le recordó a las quebradas de los Andes, y sus numerosos perfiles, ya que contó 14 “uno detrás de otro, cosa que es un prodigioso”. Tampoco hay imagen que transmita el ambiente, todo ello hay que vivirlo y experimentarlo ha hecho que se lleve “una fabulosa sorpresa” porque nunca llegó a imaginar el alcance de la caldera desplomada del corazón de Gran Canaria, sus cuevas, sus riscos o la integración de la cultura aborigen, y mucho menos la magnitud del hábitat troglodita que acoge, fuera para vivir o para sus rituales. Asimismo, Caro elogió que el “fabuloso” proyecto incluya los celajes y la observación del firmamento que contemplaron los aborígenes, una propuesta no exenta de retos para que pueda ser disfrutada por la noche y que tiene una  coherencia que también elogió. La delegación, formada por una veintena de personas, culminó su recorrido en el Parador de Tejeda, donde también conocieron parte de la cultura isleña en forma de exquisita gastronomía, productos únicos diferenciados de los de otros lugares por el clima y la tierra volcánica de Gran Canaria, para así afrontar la tarde de conferencias que acoge hasta las ocho la Casa Colón, situado en otro marco incomparable, en esta ocasión el casco antiguo de Vegueta.
24/abr/2019 Leer más...
La coordinadora de los Planes Nacionales de Patrimonio Nacional, Carmen Caro Jaureguialzo, abordó una visión crítica sobre el concepto de paisaje durante su reciente intervención enla VII edición de las Jornadas de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña que hasta hoy, día 24 de abril, se celebran en la Casa de Colón organizadas por el Cabildo grancanario. Caro intervino durante la apertura de la citada cita con una conferencia titulada “¿A qué nos referimos cuando hablamos de paisaje cultural?”. La mirada de cada tiempo concreto sobre su entorno evoluciona y sugiere una interpretación distinta y una evaluación diferente a lo largo de la historia. Esta percepción evolutiva del concepto paisajístico es importante en el enfoque que la experta en Geografía e Historia presentó con ocasión de su participación en estas jornadas. ¿Qué características propias poseen los paisajes culturales relacionados con viviendas trogloditas? Hay viviendas trogloditas en muy diversas partes de España: cuevas que se utilizan como bodegas, monasterios o enterramientos de reyes e incluso alguna farmacia en una cueva, y así podríamos poner muchos ejemplos de usos distintos, afortunadamente vivos. La diferencia con otros patrimonios vivos puede radicar en que hasta hace poco se consideraba una manera denigrante de vivir y se anulaban o tapiaban. Afortunadamente esa percepción frente a una iglesia, o a un castillo, que nadie dudaba que era patrimonial, ha quedado igualada. Usted afirma que todo paisaje es cultural, ¿cuáles son los fundamentos de tal declaración? En el ámbito del Convenio europeo del paisaje del Consejo de Europa en el que nos movemos, por haberlo ratificado España en 2008, Europa es un territorio ocupado por el hombre desde tiempos inmemoriales, la mayor parte del paisaje está intervenido por el hombre en forma de campos cultivados con técnicas que han requerido muchos estudios de agronomía, de maquinaria, de climatología. Otra forma de paisaje seria el industrial o el urbano es decir que todo el territorio esta intervenido por el hombre y aquellos espacios que no están intervenidos se conservan vírgenes porque el hombre ha decidido conservarlos así. Es decir, hay un proceso mental. De todas formas, aún hay en el planeta zonas donde nos encontramos espacios no intervenidos por el hombre, aunque si estudiados. Otra cosa es la definición de Paisaje cultural de UNESCO, a la que opta Risco Caido y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria. Esa definición hace hincapié en el excepcional valor universal y en la estrecha interrelación hombre paisaje. Como coordinadora de los Planes Nacionales de patrimonio cultural, ¿qué dificultades encuentra en la gestión de los mismos? Quizá el mayor problema radica en concienciar a las administraciones, es decir a los ministerios con competencias en paisaje, que son varios, también a las comunidades autónomas a través de las distintas consejerías, a las diputaciones, cabildos, administraciones locales, a las fundaciones hasta llegar a los particulares porque al final todos tenemos que saber que somos responsables de nuestro hábitat y la clave consiste en concienciarnos de esa responsabilidad. Es una cuestión de sensibilización sobre nuestro entorno. El paisaje es la infraestructura más valiosa que tenemos. ¿Qué pautas son a su juicio esenciales en la gestión de un paisaje cultural y que no se convierta en un parque temático? Es muy importante que sus habitantes o vecinos sigan haciendo su vida normal, con pequeñas indicaciones. Son los propios habitantes los que han construido ese paisaje y son los que han creado un espacio que es apreciado por el resto de la población. Es decir, el requisito fundamental es que tenga vida, como siempre la ha tenido. No desnaturalizarla, ni ser invasivo, ni inmovilista. Es importante que se pueda seguir viviendo en el entorno desde el punto de vista económico. En algunos casos extremos ya hemos visto que es necesario poner límites más rígidos, como es el caso de Venecia.
24/abr/2019 Leer más...
El embajador español permanente ante la Unesco, Juan Perelló, se mostró hoy “muy optimista” ante la posible declaración de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria como Patrimonio de la Humanidad, no solo porque el enclave lo merece y  reúne el doble de los requisitos exigidos, sino por la alta calidad del expediente, y con ese convencimiento ejercerá la responsabilidad de defender la propuesta ante la veintena de embajadores que tomarán la decisión final. Así lo declaró hoy en las VII Jornadas de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria inauguradas por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, junto la coordinadora de los Planes Nacionales de Patrimonio Cultural, Carmen Caro, y la directora regional de Patrimonio Cultural, Aurora Moreno. “Se ha hecho un buen trabajo y la tarea de España será convencer de que merece estar en la Lista de Patrimonio de la Humanidad, soy muy optimista”, ahondó Perelló, quien explicó que de las diez condiciones de las que una candidatura debe cumplir una, Risco Caído cumple al menos dos, si bien técnicamente opina que más de dos. Ello implica el “doble” de lo exigido y citó que se trata de “un paisaje excepcional que conecta el pasado con el futuro y que tiene una raíz de una civilización que habla de Canarias, pero también de la historia que la une al continente africano”, de modo que el compromiso mostrado por las instituciones y la población, que se trata de un “paisaje natural excepcional”, más el trabajo técnico que lo avala, harán que acuda a la importante cita del Comité de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco con todo su convencimiento y prometió que hará “todo lo posible” para que Risco Caído sea finalmente obtenga su ansiada declaración como herencia de la humanidad. “Estamos muy ilusionados, soy muy optimista, pero cuando oigo al embajador expresarse de esta manera, lo soy aún más”, exclamó el presidente insular, quien esperó que en el mes de julio se produzca la noticia de la declaración de Risco Caído como Patrimonio de la Humanidad, lo que implica un acicate en múltiples aspectos, desde el reconocimiento a los antepasados de Gran Canaria, a su labor, a sus conocimientos astrológicos y a la excepcionalidad de su adaptación al territorio, al reconocimiento de Gran Canaria como destino arqueológico de primer orden. Habrá una revalorización de los espacios, tendrá una importante proyección económica y de conservación, y supondrá un nuevo atractivo para el turismo de calidad que viaja por el mundo conociendo los sitios de la Lista de Patrimonio de la Humanidad, algo que destacó porque el Cabildo está empeñado en potenciar la diversificación turística, su calidad y el gasto en destino. Así, las jornadas arrancaron con José de León, director de la candidatura de Risco Caído, que detalló el desarrollo de las sesiones. Seguidamente, Eladio Fernández Galiano, biólogo por la Universidad Complutense de Madrid y asesor del Programa de Itinerarios Culturales del Consejo de Europa, presentó el programa que intenta fomentar la ciudadanía europea a través de la puesta en valor del patrimonio cultural, el turismo cultural y el mejor conocimiento de las raíces comunes de los europeos. Matera, de vergüenza nacional italiana a Capital Europea de la Cultura 2019 Pietro Laureano, arquitecto, urbanista y presidente de Icomos Italia, órgano asesor de la Unesco, fue el promotor de la rehabilitación de Matera. Situado en el sur de Italia, este lugar posee el más extraordinario y mejor conservado conjunto de viviendas trogloditas de la cuenca del Mediterráneo, perfectamente adaptadas a la morfología del terreno y el ecosistema de la zona. En los años 50 del siglo pasado, esta forma de vida era considerada inaceptable para la modernidad. Matera fue declarada "una vergüenza nacional" y 20.000 habitantes se vieron obligados a mudarse a nuevos barrios. Tras un período lleno de vicisitudes se inició el proceso de recuperación de este conjunto hasta que entró en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en 1993, para incluso ser proclamado Capital Europea de la Cultura 2019. Cipriano Marín, coordinador del expediente de Risco Caído, presentó los múltiples atributos de la candidatura. Durante su intervención justificó de forma condensada la excepcionalidad de esta propuesta en relación a otros bienes ya inscritos.   El trogloditismo de Argelia y los Dólmenes de Antequera La coordinadora de los Planes Nacionales de Patrimonio Cultural, Carmen Caro, la experta en paisajes trogloditas de Argelia, Samia Chergui, y el director del Conjunto Arqueológico de Antequera, Bartolomé Ruiz, protagonizarán la segunda sesión este martes a las 17 horas en la Casa de Colón. ‘¿A qué nos referimos cuando hablamos de paisaje cultural?’ es el título de la disertación de Carmen Caro, licenciada en Geografía e Historia y experta en conservación y preservación del patrimonio y en paisajes culturales. Abordará una visión crítica del concepto del paisaje y particularmente del paisaje cultural y su evolución. La doctora en Historia del Arte por la Sorbona de París Samia Chergui se ha especializado en el estudio del paisaje de El Aurés en Argelia, que se caracteriza por sus asentamientos trogloditas. Sus valles estrechos y casi inaccesibles, sus jardines escalonados, sus poblados trogloditas y los graneros fortaleza hacen de El Aurés un paisaje cultural singular. El Sitio de los Dólmenes de Antequera fue incluido en la Lista de Patrimonio Mundial en el año 2016. Bartolomé Ruiz, arqueólogo y director del conjunto centrará su intervención en las actuaciones realizadas desde la incorporación del sitio a la Lista de Patrimonio Mundial y las previstas hasta el 2019, que es la fecha fijada por la Unesco para la presentación del balance de cumplimiento de las recomendaciones de carácter organizativo, de planificación urbanística, patrimonial, turística y estratégica. Las jornadas de Risco Caído, que continúan el miércoles con nuevos conferenciantes, se convocan anualmente y tienen como objetivo debatir temas de particular interés sobre los valores arqueológicos, astronómicos, y sus connotaciones culturales en actividad investigadora mundial, con especial incidencia en el valor y la singularidad del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña.
23/abr/2019 Leer más...
Expertos de Italia, Argelia, España y del Consejo de Europa se darán cita en las VII Jornadas de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña para exponer experiencias internacionales y varias facetas relacionadas con la candidatura a Patrimonio Mundial, cuya inauguración contará con la intervención de Juan Perelló, embajador permanente de España ante la UNESCO. Estas jornadas, en la antesala del final del largo proceso de declaración como Patrimonio Mundial de la UNESCO, aportarán nuevas evidencias sobre la excepcionalidad de Risco Caído y datos de nuevos descubrimientos, como es el caso del templo de Tara. La arqueoastronomía, o cómo las poblaciones del pasado entendieron los fenómenos del cielo, y la arqueobotánica, entendida como las interrelaciones de las poblaciones humanas antiguas con el mundo vegetal, también forman parte de la temática que afrontarán las jornadas. Por otro lado, se expondrán nuevas visiones enriquecedoras sobre los paisajes culturales, su concepto e importancia poniendo el acento sobre el patrimonio y turismo cultural europeo. No solo se incluirán aspectos relacionados con el paisaje cultural nominado en Gran Canaria, también se darán a conocer otras experiencias de interés en el ámbito del Mediterráneo y con connotaciones similares. Así este año se presentan experiencias de preservación que destacan el patrimonio troglodita, como es el caso de Sassi de Matera, Italia, capital europea de la cultura 2019, y los hábitats en cuevas y graneros fortificados que se despliegan en el Aurés, Argelia, que acogen expresiones cercanas a las de la antigua población canaria con singularidades que ejemplifican la cultura amazige en el Magreb. De la mano del responsable del Sitio de los Dólmenes de Antequera, inscrito recientemente en la Lista del Patrimonio Mundial, se dará a conocer los compromisos que se contraen las administraciones y la sociedad de los lugares que logran incorporar un bien a dicho directorio, así como las obligaciones para su mantenimiento, es decir, los desafíos que han afrontar el día después de la declaración. La candidatura del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, tras recibir la visita el pasado septiembre de la misión evaluadora del ICOMOS, organismo asesor de la UNESCO, y después de los sucesivos informes complementarios solicitados por dicho organismo, sólo queda conocer el resultado de su informe final y eventualmente, si es satisfactorio, esperar a la decisión del Comité del Patrimonio Mundial en el mes de julio, que este año se celebra en Bakú, Azerbaiyán. Programa VII Jornadas de Risco Caído aquí
17/abr/2019 Leer más...
Desde el lunes, día 22, y hasta el 24 de abril, el Cabildo de Gran Canaria abre el plazo de inscripción para las cuatro  visitas guiadas previstas a los cultivos de las populares berreras que se concentran en el municipio de Firgas, organizadas con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios Históricos que promueve el ICOMOS incidiendo en el valor de los paisajes rurales como espacios culturales de confluencia e interacción entre el ser humano y la naturaleza para la producción de recursos. La iniciativa, que tendrá lugar los próximos días 27 de abril, así como el 2, 9 y 11 de mayo, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes rurales de Gran Canaria. El técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González Navarro, contará con la asistencia de la empresa Tibicena a la hora de interpretar dicha visita, así como con la colaboración de  la  familia  Pérez Suárez, productores del histórico cultivo en las tradicionales berreras. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción hasta el día 24 de mayo a través de la nueva web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico http://visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 13.00 horas. La duración aproximada de la visita será de tres horas y a cada cita podrán asistir 30 personas. Los mismos contarán con una guagua gratuita que saldrá a las 9.00 horas los días indicados desde la Fuente Luminosa de la capital grancanaria. Las personas que acudan a esta nueva visita planteada por la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, podrán descubrir algunos detalles sobre los cultivos de berros y ñames, tan presentes en la geografía insular desde tiempos inmemoriales, vinculados a una corriente continua de agua en los cauces de los barrancos. En algunas zonas de la isla, como en el municipio de Firgas, aún podemos observar estas viejas berreras que combinan ingeniería hidráulica y terrazas de cultivo. En esta ocasión la visita se cursa a uno de los mayores productores en el cultivo de los berros de la isla, la familia Pérez Suárez, cuyas instalaciones forman parte de lo que hoy conocemos como el paisaje agrícola de las berreras, en el barrio de San Antón, en la carretera hacia Las Madres. Los visitantes conocerán la evolución de este paisaje así como la labor diaria de sus protagonistas, para valorar la importancia de la conservación de este tipo de labor que constituye una seña de identidad del paisaje rural y cultural de Gran Canaria. Al fondo del barranco se hallan las berreras antiguas de esta familia, en nateros encadenados de alto valor etnográfico, desde donde se ideó la extracción mecánica de los berros con cable aéreo hasta la carretera, aunque luego el cultivo se trasladó a las actuales terrazas en torno a 1970. La demanda del berro de Firgas fue tal en los mercados de Las Palmas de Gran Canaria y pueblos del interior que, a partir de 1970, comenzó a producirse en cultivos intensivos sobre berreras artificiales construidas en nateros artificiales de hormigón, quedando las antiguas construcciones en barro y piedra en el fondo del barranco, lugar donde hoy siguen creciendo las ñameras. El cultivo del berro se introdujo en Firgas en la segunda década del siglo XX y en sus orígenes se cultivaba directamente en el cauce de los barrancos, como en el de  Las Madres, Guadalupe y Azuaje.
17/abr/2019 Leer más...
El día 11 de abril el Cabildo de Gran Canaria celebra la última visita guiada al emblemático paraje natural de Los Tilos, localizado en el municipio de Moya, organizada con motivo del Día Mundial del Agua. La iniciativa denominada ‘El bosque que atrapa la lluvia’, que impulsó un total de cuatro visitas guiadas, se enmarca dentro de la política patrimonial desarrollada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de la isla, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete, la Caldera de Bandama, la Playa de Las Canteras o a las salinas de Tenefé y Arinaga. En este caso la visita cuenta también con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo. Tanto el técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González Navarro, como Francisco Javier Sosa, biólogo y técnico gestor de los Espacios Naturales Protegidos del Parque Rural de Doramas y de las Reservas Naturales de Los Tilos de Moya, Azuaje, El Brezal y de Barranco Oscuro, todos ellos adscritos a la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias de la Corporación, dirigirán las visitas previstas, que además contarán con la asistencia de la empresa Tibicena. Las personas que acudan a esta última visita podrán conocer un paraje natural rezumante de humedad, de olores, de sonidos que evocan lo que es y pudo ser el gran bosque de laurisilva, que tapizaba la parte septentrional de Gran Canaria. En Los Tilos de Moya la mano del hombre se evidencia en un rico legado patrimonial vinculado a la cultura del agua como cantoneras, bocas y acequias, que cruzan y acompañan el recorrido. Los visitantes comprobarán que muchas de estas construcciones solo muestran los huesos de aquella columna vertebral que movió miles de litros durante cientos de años, un ejemplo que nos confirma la fragilidad de lo irrepetible. La conquista, la nueva sociedad y junto a ellas, nuevas necesidades comerciales y culturales, serán las propiciatorias para la puesta en marcha de un nuevo sistema de riego, de apropiación y privatización del agua, que provocó la rápida desaparición del Monte Verde y con ella de las aguas del lugar. Actualmente los programas de recuperación impulsados por el Cabildo de Gran Canaria están permitiendo la repoblación de lugares como los Tilos, Barranco de las Madres, Barranco de los Propios y Osorio.
10/abr/2019 Leer más...
La presidenta del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios ICOMOS en España, Alicia Castillo, participa en la celebración del I Foro Ciudadano Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña: un Nuevo Paradigma que se celebra el próximo lunes 8 de abril en Artenara, Gran Canaria. Este I Foro Ciudadano está organizado por el Movimiento Ciudadano de Risco Caído con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria, el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Artenara. Castillo explicará en su intervención cuál es la misión de ICOMOS que es la única organización no gubernamental internacional que se dedica a la conservación y protección de los monumentos, conjuntos y sitios del patrimonio cultural, trabajos que en opinión de la conferenciante no son suficientemente conocidos. También abordará la participación social y el patrimonio cultural como ejercicio de corresponsabilidad de los poderes públicos y la ciudadanía, que de forma conjunta deben trabajar para la adecuada gestión de los bienes culturales. Alicia Castillo es doctora en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en el ámbito de la participación ciudadana y patrimonio cultural. El foro se desarrollará en dos sesiones, una por la mañana, en el Centro Cultural de Artenara, y por la tarde, en La Poza, Barranco Hondo, con charlas, una mesa redonda y talleres a cargo de diversos conferenciantes y colectivos. En la sesión inaugural participarán el consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Carlos Ruiz, la directora general de Promoción Cultural del Gobierno de Canarias, Aurora Moreno, el alcalde de Artenara, Jesús Díaz y el presidente del Movimiento Ciudadano Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña, Pedro Hernández. El proceso de participación ciudadana y cómo este ha influido en una conciencia colectiva y una mayor sensibilidad hacia el futuro y el desarrollo de las cumbres grancanarias centrarán la intervención de José de León, director del proyecto de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña. Fruto de ese trabajo es precisamente la celebración de este primer foro, destaca de León, que además quiere animar a que la gente joven se implique de una forma más directa en este espacio. Cuáles son los desafíos a los que se expone una posible declaración como Patrimonio Mundial es la idea central de la charla que pronunciará a continuación Cipriano Marín, asesor de la UNESCO en las Islas Canarias. La orientación correcta del turismo como actividad en los sitios declarados Patrimonio Mundial debe tener en cuenta la creatividad y la sostenibilidad basada en las comunidades locales, afirma Marín. El conferenciante ha recopilado algunas experiencias previas en otros lugares del mundo en referencia a la actividad turística ligada a la declaración como Patrimonio Mundial destacando las buenas prácticas. Los vecinos de la zona, entidades sociales, técnicos de la administración, agentes empresariales y turísticos participarán en una mesa redonda para exponer sus puntos de vista alrededor de la gestión común de los espacios sagrados de montaña, debate previsto a última hora de la mañana. Por la tarde tendrá lugar el tagoror ciudadano o talleres en los que diversos colectivos y técnicos procedentes de diferentes islas que trabajan por la conservación medioambiental expondrán sus experiencias vinculadas a la gestión de espacios naturales y la conservación de especies. Se contará con la presencia de representantes de Alborinco, Colectivo Azaenegue, Reserva de la Biosfera de La Palma, Reserva de la Biosfera de Fuerteventura, Asociación Vientos Noroeste Lanzarote y Colectivo Aglayma La Gomera. Esta acción se enmarca dentro de las actividades encaminadas a difundir las características y atributos del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña, y a la búsqueda de una gestión consensuada y responsable con la conservación medioambiental de este espacio candidato a Patrimonio Mundial de la UNESCO.
05/abr/2019 Leer más...
El día 30 de marzo el Cabildo de Gran Canaria celebra la primera de las cuatro visitas guiadas previstas al emblemático paraje natural de Los Tilos, localizado en el municipio de Moya, organizada con motivo del Día Mundial del Agua. La iniciativa denominada ‘El bosque que atrapa la lluvia’, que volverá a repetirse los próximos días 4, 6 y 11 de abril, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de Gran Canaria, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete, la Caldera de Bandama, la Playa de Las Canteras o a las salinas de Tenefé y Arinaga. En este caso la visita cuenta también con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo. Tanto el técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González Navarro, como Francisco Javier Sosa, biólogo y técnico gestor de los Espacios Naturales Protegidos del Parque Rural de Doramas y de las Reservas Naturales de Los Tilos de Moya, Azuaje, El Brezal y de Barranco Oscuro, todos ellos adscritos a la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias de la Corporación, dirigirán las visitas previstas, que además contarán con la asistencia de la empresa Tibicena. Las personas que acudan a esta nueva visita planteada con motivo del Día Mundial del Agua y marcada por su perfil medioambiental podrán conocer un paraje natural rezumante de humedad, de olores, de sonidos que evocan lo que es y pudo ser el gran bosque de laurisilva, que tapizaba la parte septentrional de Gran Canaria. En Los Tilos de Moya la mano del hombre se evidencia en un rico legado patrimonial vinculado a la cultura del agua como cantoneras, bocas y acequias, que cruzan y acompañan el recorrido. Los visitantes comprobarán que muchas de estas construcciones solo muestran los huesos de aquella columna vertebral que movió miles de litros durante cientos de años, un ejemplo que nos confirma la fragilidad de lo irrepetible. La conquista, la nueva sociedad y junto a ellas, nuevas necesidades comerciales y culturales, serán las propiciatorias para la puesta en marcha de un nuevo sistema de riego, de apropiación y privatización del agua, que provocó la rápida desaparición del Monte Verde y con ella de las aguas del lugar. Actualmente los programas de recuperación impulsados por el Cabildo de Gran Canaria están permitiendo la repoblación de lugares como los Tilos, Barranco de las Madres, Barranco de los Propios y Osorio.
29/mar/2019 Leer más...
El lunes, día 25 de marzo, el Cabildo de Gran Canaria abre el plazo de inscripción para las cuatro  visitas guiadas previstas al emblemático paraje natural de Los Tilos, localizado en el municipio de Moya, organizada con motivo del Día Mundial del Agua. La iniciativa denominada ‘El bosque que atrapa la lluvia’, que tendrá lugar los próximos días 30 de marzo, así como el 4, 6 y 11 de abril, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de Gran Canaria, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete, la Caldera de Bandama, la Playa de Las Canteras o a las salinas de Tenefé y Arinaga. En este caso la visita cuenta también con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias del Cabildo. Tanto el técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González Navarro, como Francisco Javier Sosa, biólogo y técnico gestor de los Espacios Naturales Protegidos del Parque Rural de Doramas y de las Reservas Naturales de Los Tilos de Moya, Azuaje, El Brezal y de Barranco Oscuro, todos ellos adscritos a la Consejería de Medio Ambiente y Emergencias de la Corporación, dirigirán las visitas previstas, que además contarán con la asistencia de la empresa Tibicena. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción hasta el día 27 de marzo a través de la nueva web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 13.00 horas. La duración aproximada de la visita que tiene una dificultad media será de tres horas y a cada visita podrán asistir 30 inscritos. Los mismos contarán con una guagua gratuita que saldrá a las 9.00 horas los días indicados desde la Fuente Luminosa de la capital grancanaria. Las personas que acudan a esta nueva visita planteada con motivo del Día Mundial del Agua y marcada por su perfil medioambiental podrán conocer un paraje natural rezumante de humedad, de olores, de sonidos que evocan lo que es y pudo ser el gran bosque de laurisilva, que tapizaba la parte septentrional de Gran Canaria. En Los Tilos de Moya la mano del hombre se evidencia en un rico legado patrimonial vinculado a la cultura del agua como cantoneras, bocas y acequias, que cruzan y acompañan el recorrido. Los visitantes comprobarán que muchas de estas construcciones solo muestran los huesos de aquella columna vertebral que movió miles de litros durante cientos de años, un ejemplo que nos confirma la fragilidad de lo irrepetible. La conquista, la nueva sociedad y junto a ellas, nuevas necesidades comerciales y culturales, serán las propiciatorias para la puesta en marcha de un nuevo sistema de riego, de apropiación y privatización del agua, que provocó la rápida desaparición del Monte Verde y con ella de las aguas del lugar. Actualmente los programas de recuperación impulsados por el Cabildo de Gran Canaria están permitiendo la repoblación de lugares como los Tilos, Barranco de las Madres, Barranco de los Propios y Osorio.
22/mar/2019 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria celebra el  21 de marzo la primera de las dos visitas guiadas de carácter gratuito previstas al mayor cementerio prehispánico de la isla, la necrópolis de Arteara, con la finalidad de contemplar la salida del sol en el equinoccio de Primavera, previstas en el marco de su iniciativa divulgativa denominada ‘Yacimientos Estrella’. El día 22 de marzo volverá a repetirse la cita. La duración aproximada de la visita será de tres horas (incluyendo traslados en guagua). La salida estimada del sol por Amurga se prevé a las 9.15 horas. La visita estará dirigida por los técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo, Javier Velasco y José González, e interpretada por personal de la empresa Tibicena con la colaboración de Arqueocanaria. El yacimiento arqueológico de Arteara es una necrópolis prehispánica que ocupa dos kilómetros cuadrados y alberga un millar de estructuras tumulares, en su mayor parte, de naturaleza simple (espacios funerarios apenas protegidos por piedras amontonadas). En este lugar, se mantiene la tradición oral desde hace al menos seis generaciones, que los días del equinoccio de primavera y otoño los primeros rayos del sol en su salida por el impresionante Risco de Amurga, iluminan una de las construcciones funerarias más singulares del enclave arqueológico, el conocido como “túmulo del rey”. Quizás fue elegido este enclave para enterrar a aquel joven que moriría en torno al siglo VIII d.C debido al singular acontecimiento producido en el equinoccio de primavera, como así ha permanecido en la tradición oral de los lugareños. Un momento del año en el que durante el primer rayo de luz, el sol asoma entre los imponentes riscos de Amurga para caer directamente sobre la sepultura aborigen.   No hay certeza de que la elección de su ubicación se deba a este particular fenómeno astronómico, pero su mera observación en el marco de un paisaje cultural como el de Arteara es un motivo suficiente para participar en esta actividad.   YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa divulgativo de la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
20/mar/2019 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria abre del día 18 al 20 de marzo el plazo de inscripción para las dos visitas guiadas de carácter gratuito previstas para el 21 y 22 del presente mes, que permiten contemplar, desde el mayor cementerio prehispánico de la isla, la necrópolis de Arteara, la salida del sol en el equinoccio de Primavera, prevista en el marco de su iniciativa divulgativa denominada ‘Yacimientos Estrella’. Las personas interesadas en asistir a esta iniciativa inscrita en el programa divulgativo impulsado por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo, pueden solicitar información así como formalizar la inscripción, a través de la web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico http://visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial, en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Los asistentes dispondrán para su traslado a Arteara de una guagua gratuita los días indicados, que saldrá desde la Fuente Luminosa, en Las Palmas de Gran Canaria, a las 6.00 horas. La duración aproximada de la visita será de tres horas (incluyendo traslados en guagua). La salida estimada del sol por Amurga se prevé a las 9.15 horas. La visita estará dirigida por los técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo, Javier Velasco y José González, e interpretada por personal de la empresa Tibicena con la colaboración de Arqueocanaria. El yacimiento arqueológico de Arteara es una necrópolis prehispánica que ocupa dos kilómetros cuadrados y alberga un millar de estructuras tumulares, en su mayor parte, de naturaleza simple (espacios funerarios apenas protegidos por piedras amontonadas). En este lugar, se mantiene la tradición oral desde hace al menos seis generaciones, que los días del equinoccio de primavera y otoño los primeros rayos del sol en su salida por el impresionante Risco de Amurga, iluminan una de las construcciones funerarias más singulares del enclave arqueológico, el conocido como “túmulo del rey”. Quizás fue elegido este enclave para enterrar a aquel joven que moriría en torno al siglo VIII d.C debido al singular acontecimiento producido en el equinoccio de primavera, como así ha permanecido en la tradición oral de los lugareños. Un momento del año en el que durante el primer rayo de luz, el sol asoma entre los imponentes riscos de Amurga para caer directamente sobre la sepultura aborigen.   No hay certeza de que la elección de su ubicación se deba a este particular fenómeno astronómico, pero su mera observación en el marco de un paisaje cultural como el de Arteara es un motivo suficiente para participar en esta actividad. YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa divulgativo de la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
15/mar/2019 Leer más...
Mostrando el intervalo 21 - 40 de 151 resultados.