Mogán

Esta costa sureña se ha relacionado con el desembarco de Jean de Bethencourt a principios del siglo XV. Entre los numerosos yacimientos que forman parte de su patrimonio arqueológico  destacan el Lomo de los Gatos, Castillete de Tabaibales, y la Cogolla de Veneguera.

Es una de las jurisdicciones más nuevas de la isla, ya que el sudoeste permaneció prácticamente despoblado y hasta se llegó a promover disposiciones de la Corona en el siglo XVIII para favorecer el poblamiento de la zona, tanto con repartos de tierras como de distintas ayudas. Este poblamiento se organizó a lo largo de la cuenca del barranco hasta el Puerto de Mogán, antigua aldea de pescadores hoy convertida en centro turístico.

La iglesia de San Antonio de Padua, que combina formas tradicionales y neoclásicas, es el monumento más destacado del municipio, un patrimonio arquitectónico  que conserva en su interior algunas piezas de interés. Mogán también cuenta con numerosos ejemplos de bienes etnográficos, destacando de su patrimonio etnográfico  los molinos y entre ellos el Molino Quemado.

Sus tierras desde el siglo XVII quedaron integradas en el curato de Tejeda hasta el 14 de mayo de 1814 que obtiene una ayuda de parroquia propia, constituyendo el ayuntamiento un año después, en 1815. Así y todo, Mogán tardó más en desarrollarse que la mayoría de los municipios grancanarios  y su despegue económico se produjo en el segunda mitad del siglo XX con el turismo, instalado en sus costas.

Es curioso que la primera ermita del municipio se construyera en una fecha tan tardía, a principios del siglo XIX, y además por iniciativa privada, lo que indica lo modesto del lugar y las pocas posibilidades económicas existentes para construir un oratorio a pesar de lo lejano que estaban de Tejeda, de cuya parroquia dependían. Se levantó con dinero indiano, ya que el promotor fue el moganero Matías Sarmiento, quien logró una buena fortuna en  La Habana y ordenó en su testamento que se construyera una ermita en honor de San Antonio de Padua. En la fábrica se estaba trabajando en 1814 y posiblemente se construyó según un diseño que el cabildo catedral había encargado a José Luján Pérez  para una iglesia en Cercados de Araña (San Bartolomé de Tirajana).

La iglesia de San Antonio de Padua está situada en la cabecera municipal, en la zona intermedia del barranco de Mogán, y en sus alrededores agrupa una serie de inmuebles de arquitectura tradicional. Esas características de arquitectura tradicional y popular son similares a las que  aparecen  en sus pequeños caseríos, dispuestos a lo largo del valle según su poblamiento de hábitat disperso y actualmente con huertas de cultivos tropicales, especialmente los aguacateros.

Entre sus celebraciones más destacadas están las del patrón, San Antonio de Padua, en el mes de junio con su romería,  siendo además populares las más recientes de la Virgen del Carmen con su embarque en el Puerto de Mogán.


Imágenes

Foto Foto Foto


BICS Relacionados

La Cañada de la mar

Zona Arqueológica.
Decreto 175/2005, de 2O de Julio 2005. B.O.C. núm. 149, de 1/8/05.

La Cogolla de Veneguera

Zona Arqueológica
Decreto 39/2006, de 9 de Mayo 2006. B.O.C. núm. 93, de 16/5/06..

Lomo Los Gatos
Lomo Los Gatos

Zona Arqueológica.
Decreto 259/1993, de 24 de Septiembre 1993. B.O.C. núm. 137, de 27/10/93.