Las Palmas de Gran Canaria

Los orígenes de la ciudad están en el campamento que organizó Juan Rejón en un palmeral junto a la desembocadura del Guiniguada en la noche de San Juan de 1478, y su primer topónimo fue Real de Las Palmas.

La ciudad se fue desarrollando poco a poco a ambos lados del Guininiguada. Si el campamento inicial y Vegueta se emplazaron en la zona sur, en la orilla norte, posiblemente por las mismas fechas se organizó el barrio de Triana, de tal forma que a finales del siglo XVI, Las Palmas era ya una ciudad consolidada que con un importante patrimonio arquitectónico en torno a la plaza de Santa Ana, donde además de la catedral se instalaron los edificios públicos.

También en el siglo XVI se levanta la muralla de la ciudad y los castillos, los primeros que se realizaron en el imperio español en ultramar. A finales de la centuria, 1599, la ciudad fue asaltada por Pieter Van der Does. El ataque afectó las infraestructuras de la ciudad y algunos órganos de poder se trasladaron a La Laguna, en Tenerife. En el siglo XVII y buena parte del XVIII Las Palmas creció muy poco, superando el estancamiento en el último tercio del siglo XVIII gracias a los proyectos de reforma y conclusión de la Catedral, paralizada durante dos siglos. La desamortización de los bienes eclesiásticos en el XIX propicia grandes cambios en esta época. La burguesía se asienta y se recupera el papel de Las Palmas en la escena regional. La ciudad derriba sus viejas murallas y comienza su expansión, especialmente en dirección hacia el Puerto de La Luz y La Isleta, zona en la que se encuentran vestigios de los antiguos pobladores destacando de su patrimonio arqueológico las Cuevas de los Canarios, en El Confital.

Pese a este desarrollo, Santa Cruz de Tenerife se convierte en la capital de la recién creada provincia de Canarias y habrá que esperar al siglo XX para que Las Palmas recuperara de nuevo su hegemonía como la ciudad más poblada e importante de Canarias logrando en 1927 la capitalidad provincial gracias a la creación de una provincia exclusiva para las Canarias orientales (Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote).

Las Palmas de Gran Canaria ofrece hoy el panorama urbanístico y arquitectónico más completo de Canarias, ya que se conserva la trama fundacional y la del primer desarrollo de la ciudad, definida en el siglo XVI. En cuanto a los lenguajes artísticos, conviven todos los estilos y movimientos que han llegado a Canarias desde la Conquista: gótico, renacimiento, carpinterías mudéjares, barroco, neoclásico, academicismo decimonónico, etcétera, y todos los referidos para el siglo XX, con muchos inmuebles de alta singularidad. En total, en la ciudad y sus alrededores se recogen 354 bienes que forman parte de su patrimonio etnográfico .


Imágenes

Foto Foto Foto Foto Foto Foto


BICS Relacionados

Antigua Muralla de Las Palmas de Gran Canaria
Antigua Muralla de Las Palmas de Gran Canaria

Monumento
Decreto 60/1997, de 30 de Abril 1997. B.O.C. núm. 62, de 16/5/97.

Barrio de Triana
Barrio de Triana

Conjunto Histórico
Orden de 2 de Julio de 1993. B.O.C. núm. 90, de 14/7/93.

Barrio de Vegueta
Barrio de Vegueta

Conjunto Histórico
Decreto 881/1973, de 5 de Abril 1973. B.O.E. núm. 105, de 2/5/73.

Capilla Anglicana
Capilla Anglicana

Monumento
Decreto 33/2005 de 8 de Marzo 2005. B.O.C. núm. 54, de 16/3/05.

Casa Museo Pérez Galdós
Casa Museo Pérez Galdós

Monumento
Decreto 602/1985, 20 de Diciembre 1985. B.O.C. núm. 13, de 31/1/86..

Casas de la Mayordomía y Ermita de San Antonio Abad
Casas de la Mayordomía y Ermita de San Antonio Abad

Conjunto Histórico
Decreto 152/1995 de 9 de Junio 1995.B.O.C. núm. 90, de 17/7/95.

— 6 Resultados por página
Mostrando el intervalo 1 - 6 de 23 resultados.