NOTICIAS
Con el lema “Que no rayen tu pasado” el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria persigue sensibilizar y concienciar al conjunto de la ciudadanía sobre la importancia de conservar y proteger el frágil patrimonio que conforman las manifestaciones rupestres de Gran Canaria. Para ello se ha programó una actividad interpretativa, en colaboración con la empresa Tibicena Arqueología y Patrimonio, que consiste en dos visitas guiadas al Morro del Cuervo (Agüimes), donde se están desarrollando los trabajos de recuperación de la última agresión de que ha sido objeto uno de los principales paneles de este yacimiento. El Servicio de Patrimonio Histórico ha apostado por reforzar las estrategias de difusión, educación y fomento del aprecio del patrimonio arqueológico grancanario como la herramienta más eficaz para garantizar su preservación. Por ello, se programan acciones como estas que propician  el conocimiento, visibilizan su gestión e invitan al compromiso social para su conservación. Se apela de este modo a la colaboración ciudadana, como fórmula coparticipada de la tutela de nuestro patrimonio arqueológico La estación de grabados rupestres de Morro del Cuervo o Morro Chico se emplaza en la zona alta de la montaña de Agüimes, a unos 345 msnm, en un afloramiento rocoso con un gran dominio visual y que destaca con respecto al paisaje circundante.En este afloramiento basáltico se han identificado, al menos, seis paneles de grabados, ejecutados mediante un picado continuo y/o abrasión. En general, las representaciones más abundantes son las figuraciones humanas, entre las que destaca el popularmente conocido como “hombre de Guayadeque”, que corresponde a un grabado antropomorfo sexuado de grandes dimensiones. Además, se constatan otras representaciones geométricas, principalmente incisiones lineales, que en parte pudieran tener un origen prehispánico, pero entre las que también se encuentran grabados más recientes. En fechas recientes este yacimiento ha sido objeto de un nuevo acto vandálico: una o varias personas se dedicaron a rayar repetidamente el motivo antropomorfo central de este conjunto y, a la vista del resultado, se hace difícil pensar que no se era consciente del perjuicio ocasionado. El Cabildo de Gran Canaria trata ahora de paliar el daño a estos bienes, no solo con los trabajos de restauración que va a poner en marcha, sino también con su principal apuesta por la protección del patrimonio arqueológico: la difusión. Solo desde la educación, el aprecio y el reconocimiento de este legado del pasado podrá garantizarse que atentados como este no se vuelvan a repetir. En este sentido, no puede olvidarse que el patrimonio arqueológico en Gran Canaria está constituido por bienes únicos y cada uno de ellos aporta información singular sobre las formas y condiciones de vida de aquellas gentes que vivieron en esta isla antes que nosotros. Cualquier destrucción, alteración o daño que se les ocasione implica que perdamos parte de nuestra memoria, de nuestro pasado, de nuestra cultura, de nuestra identidad…pero también que se merme la posibilidad de seguir construyéndonos como sociedad en el presente.  
27/may/2022 Leer más...
El tipo particular de grabados que se incorpora a la exposición es característico del sur de Gran Canaria y se identifica por ser representaciones realizadas tanto en soportes móviles como fijos, en los que predominan fundamentalmente los motivos geométricos que fueron ejecutados, sobre todo, mediante incisiones profundas. Tienen preferencia por localizarse en la mitad sur de Gran Canaria, con concentraciones destacadas en zonas como en las estribaciones de Amurga (cuyo inventario arqueológico se está actualizando en estos momentos), las rampas de Tauro (de donde procede la estela de Gamona) o en la zona alta del Barranco de Fataga. El reconocimiento y estudio de este tipo de grabados rupestres es relativamente reciente, pues hasta hace muy poco tiempo la atención preferente de la investigación estaba copada por las manifestaciones en piedra tradicionalmente adscritas a los antiguos canarios (antropomorfos, inscripciones alfabéticas…). Sin embargo, a día de hoy, constituyen un foco de atención cada vez más importante. La estela de Gamona es, sin duda, la “pieza estrella” de la nueva muestra. Se trata de una laja de grandes dimensiones en una de cuyas caras se realizaron numerosos grabados geométricos que cubren la práctica totalidad de su superficie. Fue levantada de su contexto original en la década de los 90, estuvo un tiempo expuesta y luego fue retirada por razones de conservación. Su incorporación a la exposición ha sido demandada de forma recurrente en las redes sociales debido a su excepcional interés y singularidad. Con la muestra que presenta el próximo 18 de mayo se da respuesta a esta demanda, si bien sumando a la pieza unos recursos museográficos que contribuyen a su adecuada explicación. Completan la exposición tres piezas de dimensiones más reducidas con grabados incisos que fueron levantados en distintos contextos del sur de Gran Canaria a raíz de su hallazgo casual y la estimación de que corrían peligro de expolio si permanecían en el lugar en el que se encontraron. En estos casos la colaboración ciudadana ha sido vital para su localización y adopción de medidas preventivas, como también lo ha sido para incrementar sensiblemente el número de yacimientos con manifestaciones rupestres de la isla en los últimos años. Esta muestra es también un reconocimiento a la coparticipación ciudadana en la protección y conservación de estas huellas del pasado. Las manifestaciones rupestres constituyen uno de bienes más frágiles del patrimonio histórico insular. La Ley de patrimonio cultural de canarias las ampara en la máxima figura de protección, al declararlas bien de interés cultural. Desde el servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria se apuesta por garantizar la preservación de este tipo de bienes, poniéndose en marcha diferentes iniciativas en este sentido, sobre todo aquellas con vocación divulgativa y educativa. Como recoge el ICOMOS en relación a esta celebración, “los museos tienen el poder de transformar el mundo que nos rodea. Como lugares incomparables de descubrimiento, nos enseñan nuestro pasado y abren nuestras mentes a nuevas ideas, dos pasos esenciales para construir un futuro mejor”.  
17/may/2022 Leer más...
El propósito de los trabajos arqueológicos promovidos y financiados por el servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria es incrementar y diversificar la información de este singular enclave arqueológico del municipio de Santa Lucía. En este caso concreto mediante la intervención arqueológica en un contexto funerario colectivo en la Fortaleza Grande.  El lugar escogido para la sepultura es una cueva natural de unos 8 metros de fondo por tres de ancho, localizada en una zona de difícil acceso y que presentaba en superficie evidencias de haber sido alterada bastante tiempo atrás. Por el momento, se han identificado los restos de un número mínimo de diez individuos, entre los que están presentes tanto infantiles, como adultos. La conservación de algunas evidencias óseas permite saber el modo en el que se colocaron los cuerpos, así como los materiales asociados al proceso de enfardado de los cadáveres. Aunque está previsto la incorporación de nuevas fechas de carbono 14, esta cueva está fechada en el siglo VII d.C., lo que viene a poner de manifiesto la temprana ocupación del yacimiento de La Fortaleza. Sin duda, uno de los aspectos que genera más interrogantes en esta intervención es la presencia de restos óseos humanos afectados por el fuego, muy posiblemente cuando ya se encontraban prácticamente secos. Se trata de una evidencia documentada en muy pocos yacimientos de Gran Canaria (Guayadeque, Temisas o en la Fortaleza Chica). Por el momento es difícil saber si este fuego tuvo un origen accidental o fue el resultado del reacondicionamiento fúnebre, como así se ha explicado para otras islas. En la misma actuación se van a desarrollar sondeos arqueológicos en otra pequeña cavidad funeraria que presenta como particularidad que solo se han identificado restos de infantiles. Los trabajos arqueológicos en curso proporcionarán información que pronto será incorporada a los recursos museográficos del centro de interpretación de la Fortaleza y a las visitas guiadas que se organizan desde ese centro gestionado por el Ayuntamiento de Santa Lucía.   OTROS DATOS SOBRE EL YACIMIENTO                 El yacimiento de Las Fortalezas es un amplio conjunto (que incluye la Fortaleza Grande, La Fortaleza Chica y Titana) en el que se concita un número destacado de manifestaciones arqueológicas de suma importancia: cuevas naturales y artificiales, dedicadas tanto a fines domésticos (algunas con restos de pintura) como sepulcrales, áreas de almacenamiento (silos) en un notable estado de conservación, grabados rupestres, así como numerosas estructuras de superficie entre las que sobresalen por su número las viviendas. Otras construcciones de planta circular, situadas en lo alto de La Fortaleza Grande, se han interpretado como espacios dedicados al culto, y a las que se llega a través de pasos artificiales que dan al asentamiento el aspecto de conjunto fortificado. A día de hoy La Fortaleza es el yacimiento en el que se registra una ocupación prehispánica de más larga duración en Gran Canaria, y que se documenta desde al menos el siglo V. d.C. hasta el final de la conquista castellana de Gran Canaria a fines del XV.                 Las actuaciones arqueológicas llevadas a cabo en la base de la Fortaleza Grande, también promovidas y sufragadas por el Cabildo de Gran Canaria, han puesto de manifiesto una complejidad organizativa mayor de la conocida hasta el momento. Hasta la fecha se han documentado en torno a una treintena de estructuras de superficie que permanecían ocultas por la vegetación, los acondicionamientos agrícolas de este espacio y el altar y graderío instalado en los años 70 en este lugar. Estos hallazgos podrían hacer que La Fortaleza fuera uno de los pocos yacimientos arqueológicos de Gran Canaria donde pueden visitarse simultáneamente tal variedad de manifestaciones culturales de los antiguos canarios. A lo dicho se unen unas inmejorables condiciones ambientales para la visita, pues puede disfrutarse de uno de los paisajes más singulares de Gran Canaria, una buena accesibilidad y la cercanía a otros espacios de interés cultural en sus proximidades (por ejemplo la llamada Ruta de los molinos). Todo ello hace de La Fortaleza un auténtico Parque Cultural que puede contribuir de forma decidida a dinamizar económicamente este espacio. El conjunto de actuaciones que está llevando a cabo el Cabildo de Gran Canaria vienen marcados por un proyecto integral de musealización de esta Zona Arqueológica, en el que se contempla, además del centro de acogida de visitantes y su contenido didáctico, las actuaciones arqueológicas, las labores de restauración y consolidación que es necesario llevar a cabo, el diseño de las distintas rutas de visita, panelería, programa de gestión, etc.
12/may/2022 Leer más...
Tal como recoge el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030 del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (2020): “El conocimiento vernáculo y tradicional tiene un evidente valor potencial en la lucha contra el cambio climático (…) El patrimonio cultural, entendido como repositorio de la experiencia y el conocimiento acumulado por la humanidad a lo largo del tiempo, constituye un activo valioso para la adaptación. Las sociedades humanas, a través de métodos de prueba y error, han construido culturas adaptadas a los climas en que se han desarrollado, dando forma a estrategias y soluciones en campos tan relevantes como la agricultura, la vivienda o el urbanismo. El conocimiento de esas soluciones puede inspirar nuevas prácticas, convirtiendo al patrimonio cultural en un recurso para la adaptación”.   A la vez que el patrimonio cultural puede ser una fuente de conocimiento desde la que abordar la lucha contra el cambio climático, éste es también uno de los agentes más importantes para entender su deterioro. Así, el conjunto de variaciones ambientales asociadas a este fenómeno global y las consecuencias que de ellas se derivan son directamente responsables de la afección y la desaparición de numerosos bienes del patrimonio cultural repartidos por el planeta. Y no pensemos solo en monumentos, yacimientos arqueológicos o enclaves etnográficos que se están viendo físicamente comprometidos, por ejemplo, por los cada vez más frecuentes incendios a gran escala o el imparable ascenso del nivel del mar. Esta dinámica de cambio está suponiendo la modificación y desaparición de paisajes completos y, con ellos, de una gran cantidad de prácticas tradicionales, conocimientos, formas de vida, herramientas, referentes de la memoria y la identidad colectiva, etc. En otras palabras, cambio climático es sinónimo de destrucción de patrimonio material e inmaterial, por lo que no poner límites a esta situación nos conduciría a una pérdida irreparable. Un ejemplo cercano de lo dicho es el patrimonio salinero de Gran Canaria, que está sufriendo los efectos negativos de la progresiva subida del nivel del mar. Hoy están en peligro de desaparición no solo los diferentes elementos que componen estas industrias extractivas, sino también el paisaje costero que durante siglos hizo de estos territorios lugares únicos y la memoria colectiva de un territorio vivo.   El cambio climático puede hacer desaparecer también parte de nuestra memoria más reciente, pues los cambios ambientales y, sobre todo, el ascenso del nivel del mar, amenazan a unas construcciones, los conocidos como búnkeres, que con el paso del tiempo ya se han hecho cotidianas en el litoral grancanario. La tentación española de entrar en la Segunda Guerra Mundial al lado del Eje planteó el riesgo de una ocupación británica de Canarias, ante lo cual las costas isleñas fueron fortificadas entre 1940 y 1943. En Gran Canaria, objetivo principal del proyecto de ocupación aliado, fueron construidos más de cien nidos de ametralladoras y casamatas para cañones. Su ubicación preferentemente costera ha expuesto estas construcciones al batir del mar, cada vez más intenso y destructivo, deteriorando incluso estas obras de fortificación.   En una situación igualmente comprometida se encuentran los yacimientos arqueológicos en los que se ha conservado la huella de la vida y la muerte de los antiguos canarios. Asentamientos litorales, tumbas, cuevas naturales y artificiales muestran, cada vez con mayor frecuencia, signos evidentes del deterioro que está suponiendo la acción del mar. Lugares como la Cueva de playa Chica de Sardina (Gáldar), la necrópolis de Pozo Izquierdo (Santa Lucía), las Cuevas de Malpaso (Telde), entre otros, sufren directamente los graves problemas de erosión provocados por el ascenso del nivel del mar y que afecta ya a rellenos arqueológicos y a los soportes naturales en los que se enclavan estos yacimientos. En un momento en el que se está empezando a defender que el incremento de la ocupación del litoral y el intenso aprovechamiento que los antiguos canarios hicieron del mar en los últimos siglos de su desarrollo histórico pudo ser consecuencia, entre otras razones, de cambios climáticos, no podemos permitirnos dejar de saber cómo estas poblaciones fueron resilientes a esa situación que comprometió sus formas de vida.   Por todas estas razones debemos ser conscientes que, entre otras graves consecuencias, el cambio climático está poniendo en peligro una parte importante de nuestro patrimonio, privándonos del derecho a conocer y disfrutar de esos lugares de memoria colectiva, de aprendizaje del pasado. En muchos casos, se trata de una situación prácticamente irreversible, lo que obliga a que se deban multiplicar los esfuerzos en documentación y difusión de estos bienes. Pero la fórmula en la que deben centrarse todos los esfuerzos es poner límites  al cambio climático, para de esa forma poder tener futuro y, a la vez, poder tener pasado.   Si recurrimos al informe "El futuro de nuestro pasado", el trabajo de ICOMOS sobre el cambio climático y el patrimonio cultural incluye: Apoyar el desarrollo de herramientas para evaluar la vulnerabilidad y los impactos del cambio climático en recursos arqueológicos, colecciones y objetos, edificios y estructuras históricas, paisajes culturales, comunidades asociadas y tradicionales y patrimonio cultural inmaterial. Desarrollar nuevas políticas y metodologías para la gestión y conservación del patrimonio ante el cambio climático. Mejorar las conexiones entre el patrimonio cultural y la ciencia del clima. Ampliar las soluciones basadas en el patrimonio cultural para la mitigación y adaptación al cambio climático. Asegurar la consideración del patrimonio cultural en la política y acción climática global como parte del movimiento mundial.   Desde el Servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria nos sumamos a todas estas iniciativas de trabajo, redoblando esfuerzos en las tareas de documentación y poniendo especial énfasis en la difusión del patrimonio cultural insular.   #18April #ICOMOS #climatejustice #heritage4climate #IDMS2022 #icomosIDMS2022    
18/abr/2022 Leer más...
La Corporación busca consolidar la relación con las y los expertos en la materia, en favor de la investigación y de la conservación del patrimonio histórico y cultural de las Islas La inscripción es gratuita y las y los interesados pueden enviar los resúmenes de los trabajos hasta el próximo día 18 de abril, a simposio50bic2022@grancanaria.com    Con motivo de la celebración del 50 aniversario de la declaración de Bien de Interés Cultural en favor de la Cueva Pintada y de Cuatro Puertas (1972-2022), el Servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria ha convocado el ‘I Simposio Territorio. Ciudad y Arqueología de Canarias. II Curso ciudades superpuestas’, que se desarrollará en los municipios de Gáldar y Telde, en colaboración con ambos ayuntamientos.   El objetivo de la Corporación Insular es que este primer encuentro, que se celebrará el próximo mes de noviembre, suponga el punto de partida de una estrecha relación entre la Institución y las y los expertos en esta materia, en beneficio de la investigación y de la conservación del patrimonio histórico y cultural del Archipiélago.   El evento tendrá lugar los días 12 y 19 de noviembre, en Gáldar y Telde, respectivamente, y se desarrollará en cuatro mesas de trabajo. La primera de ellas versará sobre ‘Territorio: zonas arqueológicas en el paisaje de Canarias’, la segunda se centrará en ‘Ciudad: estratigrafías urbanas en los centros históricos de Canarias’, la tercera tratará sobre ‘Arqueología: investigaciones, conservación e intervenciones arquitectónicas en ámbitos arqueológicos de Canarias’ y en la cuarta, se disertará acerca de ‘Bienes de Interés Cultural: el patrimonio arqueológico, la gestión y la difusión en Canarias’.   De acuerdo con el calendario elaborado por el Servicio insular de Patrimonio Histórico, las y los profesionales que estén interesados en participar en este simposio tienen de plazo hasta el día 18 de abril para enviar los resúmenes de sus trabajos a simposio50bic2022@grancanaria.com     La aceptación de los mismos se producirá el 15 de mayo y el envío de las comunicaciones, el día 15 de junio. En esos resúmenes deberán constar el nombre y apellidos del autor, el título de su comunicación, la mesa de trabajo en la que desea participar, su titulación universitaria/institución y su correo electrónico. El texto será de entre 250 y 350 palabras, con un máximo de ocho palabras clave, estará escrito con el tipo y cuerpo de letra Arial 12 y no incluirá imágenes. Asimismo, las personas interesadas aportarán un breve currículum vitae, de no más de 100 palabras y con el mismo tipo y cuerpo de letra Arial 12.     Las Palmas de Gran Canaria, 18 de marzo de 2022.-
28/mar/2022 Leer más...
ANTECEDENTES A fines del año 2020 se puso en conocimiento del servicio de Patrimonio Histórico la existencia de una cueva en la que se apreciaban acopios de materiales arqueológicos (algunos en el interior de sacos), así como otros elementos (sacho, pala, barra de hierro) que hacían sospechar de un episodio de alteración del yacimiento arqueológico. Una situación que se mostraba especialmente preocupante, pues la cueva -una cavidad natural de grandes dimensiones integrada por diversas estancias- forma parte de un conjunto arqueológico más amplio en el que coexisten espacios domésticos y funerarios de un gran valor histórico. El Bien de Interés Cultural, Zona Arqueológica, del Barranco de Guayadeque (Agüimes-Ingenio) es un referente de la arqueología grancanaria desde el siglo XIX y, aún hoy, sigue atesorando una enorme riqueza patrimonial que debe ser protegida y preservada para generaciones futuras. Desde el año 2019 el Cabildo de Gran Canaria ha asumido el desarrollo de distintos trabajos arqueológicos en este lugar dirigidos a garantizar la recuperación de una información que, de no haberse actuado de ese modo, corría serio peligro de desaparecer por causas diversas. Frente a la posibilidad de una pérdida definitiva de este legado cultural, dichas intervenciones han posibilitado la obtención de un gran volumen de datos de enorme interés que nos acercan a la vida y la muerte de las personas que habitaron en el Barranco de Guayadeque al menos desde el siglo VIII d. C., esto es, más de seiscientos años antes de la conquista castellana de la isla.   LA INTERVENCIÓN Uno de los objetivos fundamentales de la intervención que ahora se presenta era rescatar los materiales arqueológicos que habían sido alterados, amontonados y metidos en sacos, además de salvar otras piezas representativas del registro arqueológico insular que pudieran correr peligro de desaparición por su exposición en superficie. Ello ha significado la recuperación de un repertorio ciertamente importante, tanto por su volumen (cerca de un millar de elementos) como por la calidad y variedad de las piezas, especialmente en lo que se refiere a las industrias textiles en fibras vegetales, elementos líticos de molturación (molinos y morteros), maderas y muestras de la argamasa que cubría el interior de la cueva. Por otro lado, se perseguía obtener toda la información posible para la caracterización patrimonial de esta cavidad y sus diferentes usos a lo largo del tiempo. Este propósito ha supuesto un exhaustivo trabajo de documentación arqueológica, así como un amplio registro gráfico de su configuración (fotogrametría, foto 360, video, etc.), además de la recuperación de diferentes tipos de muestras, destacando especialmente las dedicadas a la datación radiocarbónica, al análisis de morteros y los estudios arqueobotánicos. De forma complementaria, se realizó una prospección intensiva del entorno inmediato, registrándose otros espacios de interés arqueológico en las inmediaciones y que confirman la relevancia del conjunto. Como en otras áreas del barranco, se trata de un espacio complejo en el que están presentes, sin solución de continuidad, cuevas de uso doméstico con otras destinadas a servir de sepultura. Todos los datos y los materiales recabados en el curso de los trabajos de campo y laboratorio superaron con creces las expectativas iniciales. Ello ha motivado que se plantease tanto la idoneidad de la presentación pública de estos primeros resultados, como la necesidad de acometer nuevos trabajos en la zona que sigan garantizando la adecuada conservación y protección de estos bienes.     LOS TEJIDOS VEGETALES Este repertorio material es el más abundante de entre los recogidos en la cavidad y, sin duda, merecedor del calificativo de excepcional desde un punto de vista patrimonial. Esta cueva del Guayadeque es de los pocos lugares de Gran Canaria en los que ha documentado este tipo de restos en su preciso contexto arqueológico, a la vez que ha proporcionado piezas en las que se puede analizar exhaustivamente su tipología, funcionalidad y tratamientos recibidos. Así, por ejemplo, se pude hablar del hallazgo de grandes cestos de junco, empleados para almacenar granos a juzgar por los restos que todavía se les asocian, junto a recipientes más pequeños y esteras que quizá sirvieron para cubrir el suelo de la cueva.  Por otro lado, entre el material que se presenta se ha documentado un tipo nuevo de tejido (distinto a los 5 descritos desde los años 80), lo que enriquece nuestra mirada a una labor que, según todos los datos disponibles, fue ejecutada por mujeres.   CRONOLOGÍA Se han obtenido dos dataciones radiocarbónicas (C14) a partir del análisis de sendas muestras de tejidos vegetales en junco, que situarían el uso de esta cueva entre finales del siglo VIII y fines del X d.C. Unas fechas que son coincidentes con las obtenidas en una cueva sepulcral cercana en la que también intervino el Cabildo de Gran Canaria en 2019 y 2020. Esta cronología incrementa, aún más si cabe, el interés de este espacio, pues no son demasiados los contextos domésticos conocidos para este intervalo temporal y en el que se observan importantes cambios a escala global en la sociedad de los antiguos canarios.   FUTURO  La intervención arqueológica no ha hecho más que poner de manifiesto la relevancia de este espacio arqueológico, así como la necesidad de seguir desarrollando actuaciones que, por un lado, garanticen la conservación y protección de este lugar y, por otro, incrementen el conocimiento de los bienes allí recuperados. Por esta razón el Cabildo de Gran Canaria ha previsto una nueva inversión para dar continuidad a los trabajos arqueológicos sobre el terreno así como para el estudio específico de parte de los materiales arqueológicos recuperados. Todo ello permitirá disponer de un volumen de información notable que, sobre todo, debe ser difundido para incrementar el conocimiento y aprecio social de nuestro patrimonio arqueológico. En el futuro los materiales serán depositados en El Museo Canario y previsiblemente serán objeto de una exposición temporal al amparo de la nueva situación de esta institución como museo concertado con el Cabildo de Gran Canaria.   PARTICIPACIÓN Y COLABORACIÓN CIUDADANA La participación ciudadana en el conocimiento, conservación y protección del patrimonio arqueológico insular ha ido cobrando cada vez mayor protagonismo. Prácticamente todas las semanas se reciben en el servicio de Patrimonio Histórico notificaciones sobre hallazgos casuales de materiales arqueológicos, manifestaciones rupestres, nuevos yacimientos, etc. Esta colaboración ciudadana ha significado, entre otras consecuencias, que todos los años se incremente sensiblemente el número de enclaves que conforman el inventario arqueológico insular. Un documento clave en la protección de este tipo de bienes que no habría alcanzado las dimensiones que hoy tiene (más del 1100 lugares inventariados y otro medio centenar a la espera de su incorporación al inventario arqueológico insualr) si no fuera por una participación ciudadana activa y concienciada. Este compromiso también se ha traducido en numeras notificaciones de lugares o bienes que corrían peligro de alteración o desaparición, como este caso de Guayadeque, u otros más recientes que también han derivado en la programación de actuaciones de urgencia desde el servicio de Patrimonio Histórico. Este compromiso compartido entre el Cabildo de Gran Canaria y la población de la isla es la mejor fórmula para garantizar el disfrute social y compartido del patrimonio histórico grancanario.   FICHA DE LA INTERVENCIÓN Promueve y financia: Servicio de Patrimonio Histórico. Consejería de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria Presupuesto: 14.500 euros Ejecución: Septiembre-diciembre de 2021 Empresa adjudicataria: Tibicena Arqueología y Patrimonio Responsable de la seguridad en el acceso y el trabajo de campo: Tagorock     Ante cualquier hallazgo arqueológico o si eres testigo de una situación de peligro para el patrimonio histórico, ponte en contacto con el Cabildo de Gran Canaria www.grancanariapatrimonio.com phistorico@grancanaria.com 928 219 229  
09/mar/2022 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria ha culminado varias actuaciones de acondicionamiento y mejora de la seguridad que ha realizado en las zonas arqueológicas de Balos, en los términos municipales de Agüimes y Santa Lucía de Tirajana, y de Tufia, en Telde, destinadas a continuar garantizando la conservación y protección de ambos enclaves, y que han supuesto una inversión global de 65.425 euros.   En concreto, el Servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Presidencia ha ultimado el proyecto ‘Acondicionamiento del cerramiento exterior de la zona arqueológica de grabados rupestres del barranco de Balos’, que ha ejecutado la empresa agüimense Construcciones Santana Alemán, con un presupuesto de 37.284 euros.   Los Letreros de Balos es uno de los yacimientos rupestres más espectaculares de Gran Canaria, tanto por el número de paneles que acoge como por reunir prácticamente la totalidad de la tipología de grabados documentados hasta ahora en la Isla. Se trata de un conjunto arqueológico conocido desde finales del siglo XIX y que, desde ese momento, ha sido objeto de estudio por numerosos autores, que han contribuido a poner de relieve el extraordinario interés científico-patrimonial que encierra este conjunto rupestre. El yacimiento alberga las inscripciones alfabéticas líbico-bereberes, motivos figurativos (humanas y animales) así como distintos signos geométricos que grabaron los antiguos habitantes de Gran Canaria sobre los afloramientos de basalto del barranco.   La importancia de este enclave llevó a que, a finales de los años 80 del siglo pasado, se decidiera vallar una parte del yacimiento para garantizar su seguridad. Pero, con el paso del tiempo, este elemento de protección sufrió un deterioro progresivo que ha hecho necesaria esta nueva actuación, que ha consistido acondicionar tanto la base del cerramiento exterior (unos 370 metros lineales) como el camino de tierra por el que se accede a la zona, que había perdido material de relleno y había sufrido el desprendimiento de algunas de las piedras que conforman los peldaños.   La Corporación Insular asegura que esta actuación es un paso más para seguir garantizando la conservación y protección de esta zona arqueológica y anuncia que, en breve, se implementarán otras acciones dirigidas a difundir y hacer más accesible la riqueza patrimonial de este lugar.   Nuevas puertas en Tufia   Por otro lado, también ha concluido el proyecto ‘Sustitución de puertas en la zona arqueológica de Tufia’, en el término municipal de Telde, que ha corrido a cargo de la empresa teldense Construcciones y Promociones Montaña del Fuego SL, con un coste de 28.141 euros.   El yacimiento de Tufia, que es uno de los que mayor demanda de visitas públicas tiene en Gran Canaria, había sufrido notables deteriores en sus vallas de protección y en las puertas de acceso, debido a las condiciones ambientales. Por ello, y con el objetivo de proporcionar la máxima seguridad al enclave arqueológico y a las personas que se acercan a conocerlo, el Servicios de Patrimonio Histórico de la Corporación Insular puso en marcha esta iniciativa.   Los trabajos han consistido en sustituir las dos puertas de acceso y tratarlas con aplicación anticorrosiva de alto rendimiento y esmalte de poliuretano, para garantizar su perdurabilidad; en cepillar e implementar un tratamiento antióxido a las armaduras expuestas en el pilar del acantilado y en los elementos de hormigón armado anexos, y en su posterior reconstrucción o reparación; y en restaurar los postes del vallado.   Los técnicos del Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo resaltan que estas acciones, para las que se ha contado con la colaboración de la Asociación de vecinos de Tufia y del Ayuntamiento de Telde, han mejorado de forma sustancial la seguridad y las garantías de accesibilidad al yacimiento, así como su imagen.   El conjunto arqueológico de Tufia, que fue declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría Zona Arqueológica, en 1973, está formado por un conjunto de cuevas que se abren sobre el mar y diversas construcciones, entre las que sobresalen estructuras habitacionales concentradas en dos núcleos separados. Entre todas ellas, destacada una gran construcción cuadrangular, con esquinas redondeadas, de gran perfección arquitectónica, a la que se atribuyen diversas funcionalidades, tales como ‘tagoror’ o plaza para reuniones o recinto para el ganado, entre otras. Además, destaca como elemento característico la existencia de muros, tanto los que delimitan su exterior del conjunto como los que dividen su espacio interior, lo que confiere singularidad a este conjunto costero.   Cabe indicar que, para garantizar que las actuaciones desarrolladas en ambos enclaves arqueológicos no afectaran a sus valores singulares, se informó de sus particularidades y de sus implicaciones patrimoniales al personal responsable de las labores, a la vez que se llevó a cabo un seguimiento continuado por parte de los técnicos del Servicio de Patrimonio Histórico de la Institución Insular.   Las Palmas de Gran Canaria, 14 de febrero de 2022.-
14/feb/2022 Leer más...
Cabildo y Agaete conmemoran el 50 aniversario de la declaración de la ermita de Nuestra Señora de Las Nieves como Bien de Interés Cultural Ambas instituciones organizan unas jornadas de estudio y difusión del patrimonio cultural relacionado con el inmueble, que se celebrarán el 26 y 27 de noviembre, y el 2 y 10 de diciembre La Corporación Insular encarga un proyecto para restituir los elementos de madera que perdió la fachada de la ermita y el remate de las veletas de sus torres    El Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de la Villa de Agaete conmemoran el 50 aniversario de la declaración de la ermita de Nuestra Señora de las Nieves como Bien de Interés Cultural, con la celebración de unas jornadas de estudio y difusión del patrimonio cultural relacionado con este monumento y sus contextos históricos, artísticos y patrimoniales.   El Servicio de Patrimonio Histórico de la Consejería de Presidencia de la Corporación Insular ha organizado en colaboración con el gobierno local agaetense este evento, que se desarrollará los próximos días 26 y 27 de noviembre y 2 y 10 de diciembre, en la Villa de Agaete y el Puerto de las Nieves, concretamente en la propia ermita de Nuestra Señora de las Nieves, el Huerto de las Flores y la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción.   Cabe recordar que la ermita de Nuestra Señora de las Nieves es el primer edificio de carácter religioso que fue declarado Bien de Interés Cultural, categoría monu-mento, en Gran Canaria, en virtud de la Orden de 15 de diciembre de 1971. Se unió así a la lista de otros BIC con que cuenta la Isla, que está integrada por el Castillo de La Luz (1941), otros ejemplos de arquitectura defensiva en virtud de Ministerio de Ley (1949), la zona arqueológica de El Agujero, La Guancha y Boca-barranco (Gáldar, 1949) y El Museo Canario (1962).    Asimismo, y con motivo de la conmemoración de este aniversario, el Cabildo grancanario ha encargado un proyecto arquitectónico con el que se restituirán los elementos de madera de la fachada del monumento, perdidos en los años 80 del siglo XX, así como el remate de las veletas de las torres,  acciones que devolverán a la ermita su imagen característica.    Las jornadas contarán con la participación de especialistas y expertos, quienes, a través de conferencias magistrales, tertulias temáticas y recitales de poesía y música, difundirán y profundizarán en los numerosos aspectos que concurren en la ermita y en el legado arquitectónico, artístico e inmaterial que aporta el inmueble al patrimonio cultural de Gran Canaria y de todo el Archipiélago.    El programa de actividades comenzará el día 26, a las 17.00 horas, en la ermita de Nuestra Señora de las Nieves, con el acto de inauguración y el descubrimiento de la placa “BIC Canarias”, que correrá a cargo de Teodoro Sosa, consejero de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, María del Carmen Rosario, alcaldesa de la Villa de Agaete; María Antonia Perera, directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias; y Cristóbal Déniz, vicario general de la Diócesis de Canarias.  A continuación, el historiador del Arte Antonio Jesús Cruz expondrá la conferencia ‘Arquitectura y arte en la ermita de Nuestra Señora de las Nieves’; terminando la jornada con el concierto de Carlos Oramas, ‘Música para cuerda pulsada, entre los siglos XVI y XVIII. Vihuela, tiorba y guitarra’.    El día 27, a partir de las 10.00 horas en el Huerto de las Flores, se desarrollarán las tertulias sobre ‘La Virgen de las Nieves y el azúcar’, ‘La Virgen de las Nieves y el patrimonio inmaterial’, ‘La Virgen de las Nieves en el arte y la literatura’, y ‘Recuperación de una fachada decimonónica’.     El acto institucional del 50 aniversario BIC de la ermita tendrá lugar el día 2 de diciembre, a las 18.00 horas, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, con la presencia de Teodoro Sosa, María del Carmen Rosario y José Mazuelos, Obispo de la Diócesis de Canarias. Posteriormente, el director insular de Patrimo-nio  Histórico del Cabildo de Gran Canaria Juan Sebastián López, disertará sobre ‘Nuestra Señora de las Nieves en Canarias: Arte y Patrimonio’, y el Gran Canaria Brass Quintet ofrecerá el concierto ‘La música de cámara entre los siglos XVI y XVIII’.   El último día de estas jornadas será el 10 de diciembre y tendrá como escenario el Huerto de las Flores,  donde el Catedrático Francisco José Galante (Universidad de San Cristóbal de la Laguna y Universidad de Lovaina) dictará la conferencia ‘Entre el cielo y la tierra. Joos van Cleve y Antón Cerezo en el Tríptico de las Nieves, en Agaete’. El evento terminará con el recital de Angélica García de los poemas a Las Nieves de Cairasco de Figueroa y Sebastián Monzón.
26/nov/2021 Leer más...
L SERVICIO DE PATRIMONIO HISTÓRICO, CONSEJERIA DE GOBIERNO DE PRESIDENCIA, DEL CABILDO DE GRAN CANARIA, PROGRAMA A PARTIR DEL 29 DE SEPTIEMBRE DE 2021 EL CICLO DE CONFERENCIAS EL MAR DE LOS CANARIOS. El Servicio de Patrimonio Histórico, Consejería del Gobierno de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, en el desarrollo de sus competencias  de difusión del Patrimonio Cultural de Gran Canaria programa a partir del 29 de septiembre este ciclo de conferencias, que  contará con la participación de profesionales en arqueología que  nos ofrecerán miradas diversas a la particular relación de estas poblaciones con el entorno litoral. El panorama arqueológico de la costa de Gran Canaria es, sin duda, uno de los más conocidos y contribuye a entender mejor la estrecha relación de las poblaciones preeuropeas con el mar. Los antiguos canarios materializaron en este territorio muchas de sus expresiones vitales, abarcando desde aquellas destinadas a obtener alimentos, hasta otras que pueden vincularse con el mundo de las creencias. El avance de los estudios arqueológicos de los últimos años invita a volver sobre este paisaje humano para plantearle nuevas preguntas y evaluar respuestas que creíamos invariables desde hace mucho tiempo. Así, bajo la denominación de “El mar de los Canarios” y dirigidas por el  Inspector de Patrimonio Histórico Javier Velasco,  este  ciclo de  conferencias  estará dedicado a difundir los resultados de la investigación más reciente sobre la relación de los antiguos canarios y el mar. Aspiramos a ofrecer una visión cercana y actualizada que ayude a entender mejor la gran cantidad de yacimientos arqueológicos situados en el litoral. A través de distintas aportaciones, hechas desde diferentes perspectivas de estudio, queremos abordar cuestiones como ¿Qué recursos se explotaron del litoral?, ¿Cómo eran los lugares desde los que se hacía?, ¿Quiénes lo hacían y cómo?, ¿Desde cuándo lo hicieron?, ¿Siempre lo hicieron del mismo modo?, etc.   CONSULTAR PROGRAMA DE CONFERENCIAS INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN:   Las conferencias  se celebrarán de forma presencial en  la Sede del Cabildo de Gran Canaria, entrada c/ Escritor Benito Pérez Galdós, con entrada libre y plazas limitadas,  previa inscripción en el siguiente enlace:  https://visitaspatrimonio.grancanaria.com/ Además, todas las conferencias serán retransmitidas en directo a través de las RRSS de Es Todo Tuyo, con lo que se garantiza la máxima difusión: https://www.youtube.com/user/estodotuyoTV https://www.facebook.com/estodotuyo       
03/nov/2021 Leer más...
La conservación del patrimonio troglodita que atesora el Paisaje Cultural de la Cumbre insular centrará las VIII Jornadas de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, en las que, además de abordar la preservación de estos bienes con un enfoque multidisciplinar, se avanzará en la búsqueda de fórmulas para propiciar su disfrute público con seguridad. Estas jornadas, que organiza el Cabildo de Gran Canaria, a través del recientemente creado Instituto para la Gestión Integrada del Patrimonio Mundial y la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, se celebrarán los próximos días 26 y 27 de octubre, en la Casa de Colón, entre las 17.00 y las 20.30 horas. Bajo el título ‘Los desafíos de la preservación del Patrimonio Troglodita, en el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria’, en estas citas se analizará la conservación de los bienes arqueológicos y etnográficos del Paisaje Cultural y, en particular, aquellos relativos al patrimonio troglodita, uno de los atributos del Patrimonio Mundial de la Isla.  Cabe indicar que este patrimonio se ha significado por ser un extraordinario ejemplo de adaptación al territorio y a sus características. Precisamente, uno de esos rasgos es que se trata de un territorio volcánico relativamente joven. Una circunstancia que, en ocasiones, da lugar a problemas de estabilidad de los macizos rocosos en los que se encuentran esos bienes, algunos de los cuales contienen grandes poblados, zonas de enterramientos, graneros colectivos e importantes estaciones de manifestaciones rupestres. Por ese motivo, el Instituto ha convocado a especialistas de diferentes disciplinas que ya han venido trabajando en el Paisaje Cultural, así como a otros expertos que pueden aportar experiencias de interés para este cometido, con el fin de intercambiar ideas, interrogantes y alternativas, en el seminario técnico que se celebrará de forma paralela a las jornadas.   A lo largo de los encuentros, y especialmente en esas sesiones técnicas paralelas, se estudiarán las distintas opciones existentes para garantizar la estabilidad de las cuevas 6 y 7, los elementos principales de Risco Caído. Esto dará continuidad a las reuniones que se han celebrado en el pasado, en las que se ha valorado este complejo reto, aunque no se ha llegado a determinar una opción definitiva ni la metodología a seguir. El propósito es contar con un documento sobre el que trabajar en los próximos meses y establecer las bases de un ambicioso proyecto de sostenimiento del conjunto principal de Risco Caído. Se trata de una actuación muy compleja, que requiere una gran definición técnica y que, al tratarse de bienes reconocidos por los criterios de autenticidad e integridad que determina la UNESCO, conlleva la determinación de un proyecto muy riguroso e interdisciplinar, que debe estar avalado por el propio Comité del Patrimonio Mundial.  “Los dolorosos acontecimientos provocados por el volcán de La Palma han puesto en primer plano la toma de conciencia de que habitamos un Archipiélago volcánico joven y nos han emplazado a reflexionar y a tomar medidas ante el riesgo volcánico y el uso del territorio”, se subraya desde el Instituto.  Estas jornadas, centradas en la geología del Paisaje Cultural, supondrán un acercamiento no solo a la realidad de un riquísimo patrimonio cultural y su fragilidad, sino a valorar posibles zonas de riesgo y a la necesidad de poner en marcha actuaciones que contribuyan a la conservación de esos bienes y a la seguridad en el disfrute público de los mismos.   CONSULTAR PROGRAMA Las Palmas de Gran Canaria, 19 de octubre de 2021.
25/oct/2021 Leer más...
EL SERVICIO DE PATRIMONIO HISTÓRICO, CONSEJERIA DE GOBIERNO DE PRESIDENCIA, DEL CABILDO DE GRAN CANARIA, PROGRAMA A PARTIR DEL 29 DE SEPTIEMBRE DE 2021 EL CICLO DE CONFERENCIAS EL MAR DE LOS CANARIOS. El Servicio de Patrimonio Histórico, Consejería del Gobierno de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, en el desarrollo de sus competencias  de difusión del Patrimonio Cultural de Gran Canaria programa a partir del 29 de septiembre este ciclo de conferencias, que  contará con la participación de profesionales en arqueología que  nos ofrecerán miradas diversas a la particular relación de estas poblaciones con el entorno litoral. El panorama arqueológico de la costa de Gran Canaria es, sin duda, uno de los más conocidos y contribuye a entender mejor la estrecha relación de las poblaciones preeuropeas con el mar. Los antiguos canarios materializaron en este territorio muchas de sus expresiones vitales, abarcando desde aquellas destinadas a obtener alimentos, hasta otras que pueden vincularse con el mundo de las creencias. El avance de los estudios arqueológicos de los últimos años invita a volver sobre este paisaje humano para plantearle nuevas preguntas y evaluar respuestas que creíamos invariables desde hace mucho tiempo. Así, bajo la denominación de “El mar de los Canarios” y dirigidas por el  Inspector de Patrimonio Histórico Javier Velasco,  este  ciclo de  conferencias  estará dedicado a difundir los resultados de la investigación más reciente sobre la relación de los antiguos canarios y el mar. Aspiramos a ofrecer una visión cercana y actualizada que ayude a entender mejor la gran cantidad de yacimientos arqueológicos situados en el litoral. A través de distintas aportaciones, hechas desde diferentes perspectivas de estudio, queremos abordar cuestiones como ¿Qué recursos se explotaron del litoral?, ¿Cómo eran los lugares desde los que se hacía?, ¿Quiénes lo hacían y cómo?, ¿Desde cuándo lo hicieron?, ¿Siempre lo hicieron del mismo modo?, etc. INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN:   Las conferencias  se celebrarán de forma presencial en  la Sede del Cabildo de Gran Canaria, Sede cabildo, entrada c/ Escritor Benito Pérez Galdós, con entrada libre y plazas limitadas,  previa inscripción en el siguiente enlace:  https://visitaspatrimonio.grancanaria.com/ Además, todas las conferencias serán retransmitidas en directo a través de las RRSS de Es Todo Tuyo, con lo que se garantiza la máxima difusión: https://www.youtube.com/user/estodotuyoTV https://www.facebook.com/estodotuyo      PROXIMA CONFERENCIA: 27 DE OCTUBRE  19:00 horas. Sede del Cabildo de Gran Canaria Título: El yacimiento de La Cueva de Playa Chica de Sardina, Municipio de Gáldar: Una visión diacrónica de la explotación del litoral marino. Jonathan Santana Cabrera y Jacob Morales  Mateos, Departamento de Ciencias Históricas  de la ULPGC El yacimiento de La Cueva de Playa Chica de Sardina se encuentra en la costa noroeste de Gran Canaria, en el municipio de Gáldar. Descubierto en el año 2016 tras un desprendimiento que permitió la observación de una larga estratigrafía, sus primeras dataciones radiocarbónicas sitúan parte de su ocupación entre los siglos VI y VIII de nuestra era. En los años 2020 y 2021 se han realizado dos nuevas actuaciones arqueológicas, esta vez en el marco de dos proyectos de investigación interdisciplinares que se llevan a cabo en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Dichas intervenciones han tenido como objetivo comprender cómo evolucionó la explotación del litoral marino durante la etapa canario-amazigh. Para ello se están estudiando las evidencias arqueológicas obtenidas en la amplia estratigrafía documentada, que abarca, como mínimo, un período comprendido entre los siglos VI y XIII de nuestra Era. En esta charla se presentarán los resultados preliminares obtenidos en el curso de dichas actuaciones arqueológicas. INSCRIPCIONES : 25 y 26 de octubre de 2021. INSCRÍBETE AQUÍ PLAZAS LIMITADAS (Asistencia presencial gratuita, previa inscripción, aplicando los protocolos y medidas de prevención adoptadas por las Autoridades Sanitarias del Gobierno de Canarias.) RETRANSMISIÓN VÍA STREAMING: https://www.youtube.com/user/estodotuyoTV https://www.facebook.com/estodotuyo        PROGRAMA DE CONFERENCIAS:   29 SEPTIEMBRE 19:00 horas. Sede del Cabildo de Gran Canaria Título: Sobre la extraordinaria elocuencia de las espinas. El estudio de los restos de peces recuperados en los yacimientos arqueológicos de Gran Canaria Carmen Gloria Rodríguez Santana. Doctora en Historia Directora-Conservadora del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada La realidad arqueológica de Gran Canaria es de una indudable riqueza y diversidad. A sus poblados, necrópolis, graneros, espacios de culto… se unen unos bienes muebles singulares y de enorme atractivo, entre los que se suele destacar el repertorio cerámico: ya se trate de recipientes, ya de ídolos o pintaderas. Sin embargo, las espinas de pescado pueden, también, deslumbrar con su elocuencia y aportar conocimiento relevante sobre la relación de la sociedad canario amazige con el mar que envuelve la isla. Esta intervención se centrará en estos humildes vestigios; en cómo aproximarse a su frágil materialidad para dialogar con ellos y conseguir que nos regalen la información que atesoran. Grabación de la conferencia en los siguientes enlaces: https://www.youtube.com/user/estodotuyoTV https://www.facebook.com/estodotuyo ……………………………………………………………………………..............   13 OCTUBRE. 19:00 horas. Sede del Cabildo de Gran Canaria. Título: Al borde del mar. La Ocupación del litoral grancanario en época aborigen Verónica Alberto Barroso, Arqueóloga. Tibicena Arqueología y Patrimonio. Los asentamientos costeros constituyen los espacios arqueológicos mejor conocidos y estudiados de los antiguos canarios, casi los que han permitido definir con mayor precisión cómo fueron los modos de vida de estas poblaciones. Pero, ¿conocemos los detalles de esta relación? ¿Podría ser que esta imagen del aborigen de costa requiera ser revisada? Como en todo proceso de construcción de conocimiento debemos analizar las evidencias disponibles en su contexto preciso. Para entender cómo fue este vínculo, sus características y los factores determinantes en su conformación, profundizaremos en algunos de los aspectos claves que definen el devenir histórico de estas poblaciones en la isla. En este ejercicio de encaje histórico se muestra un panorama que quizá difiere de aquel que habíamos imaginado para estas primeras poblaciones y su relación con el mar. Grabación de la conferencia en los siguientes enlaces: https://www.youtube.com/user/estodotuyoTV https://www.facebook.com/estodotuyo ……………………………………………………………………………………...   27 DE OCTUBRE  19:00 horas. Sede del Cabildo de Gran Canaria Título: El yacimiento de La Cueva de Playa Chica de Sardina, Municipio de Gáldar: Una visión diacrónica de la explotación del litoral marino. Jonathan Santana Cabrera y Jacob Morales  Mateos, Departamento de Ciencias Históricas  de la ULPGC El yacimiento de La Cueva de Playa Chica de Sardina se encuentra en la costa noroeste de Gran Canaria, en el municipio de Gáldar. Descubierto en el año 2016 tras un desprendimiento que permitió la observación de una larga estratigrafía, sus primeras dataciones radiocarbónicas sitúan parte de su ocupación entre los siglos VI y VIII de nuestra era. En los años 2020 y 2021 se han realizado dos nuevas actuaciones arqueológicas, esta vez en el marco de dos proyectos de investigación interdisciplinares que se llevan a cabo en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Dichas intervenciones han tenido como objetivo comprender cómo evolucionó la explotación del litoral marino durante la etapa canario-amazigh. Para ello se están estudiando las evidencias arqueológicas obtenidas en la amplia estratigrafía documentada, que abarca, como mínimo, un período comprendido entre los siglos VI y XIII de nuestra Era. En esta charla se presentarán los resultados preliminares obtenidos en el curso de dichas actuaciones arqueológicas. ……………………………………………………………………………………….   10 NOVIEMBRE 19:00 horas. Sede del Cabildo de Gran Canaria Título: El sorprendente encuentro entre el mar y la tierra: una simbiosis necesaria. El yacimiento arqueológico de Lomo los Melones, Municipio de Telde, como modelo de poblado costero de los antiguos indígenas canarios.  Abel Galindo Rodríguez, arqueólogo, Arkeos Arqueología. El poblado de Lomo los Melones, Telde, Gran Canaria, forma parte de un modelo de poblamiento costero ampliamente extendido por la costa insular. Sin embargo, los depósitos arqueológicos sedimentarios, artefactuales y ecofactuales marcan las diferencias funcionales entre no solo los diferentes asentamientos, sino entre espacios habitacionales de este poblado. Fueron estos depósitos los que desvelaron un modelo de vida arqueológicamente inédito, únicamente documentado y descrito en las crónicas etnohistóricas de la conquista: el hábitat de los matarifes, un grupo humano y labor malmirada entre los propios indígenas canarios, además del aprovechamiento de cualquier recurso alimenticio, desde la vieja, al gato. ………………………………………………………………………………………    26 NOVIEMBRE 19:00 horas. Sede del Cabildo de Gran Canaria Título: La huella del mar en los antiguos canarios. Teresa Delgado Darias, Doctora en Historia-Conservadora de El Museo Canario En torno al siglo III d.C. grupos bereberes del norte de África poblaron la isla de Gran Canaria. Durante unos 1300 años estas gentes habitaron un territorio cercano a los 1560 km2 completamente rodeado por mar. Pero ¿cómo integraron el mar en su sociedad y economía?, ¿permaneció inmutable el aprovechamiento de los recursos marinos? A estas y otras cuestiones tratará de hacerse un acercamiento desde la información que aporta el estudio de los restos humanos, analizando tales datos desde una perspectiva temporal que modifica notablemente la manera en la que habíamos visto la relación entre esta población y el mar que circunscribió su territorio.  
27/sep/2021 Leer más...
Han pasado dos años desde que, aquel 10 de Agosto de 2019, se declaró el primero de los incendios que calcinaron 9.541 hectáreas de las Medianías y Cumbres de Gran Canaria. Dos fuegos que, a pesar de la extensa zona que afectaron, no ocasionaron un daño muy significativo al patrimonio etnográfico y que, paradójicamente, desvelaron más de un millar de bienes patrimoniales que habían permanecido sesenta años ocultos debajo de la vegetación. Así lo constata el informe realizado para la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria FEDAC, por el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, que analizaron los efectos del fuego en el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, declarado Patrimonio Mundial  de la UNESCO 2019.  Entre sus conclusiones, recalca que el patrimonio etnográfico de la zona ya sufría un evidente deterioro previo al incendio, debido al abandono de los espacios de las Medianías y las Cumbres de la Isla, especialmente en lo que se refiere a la ac-tividad agraria. Una situación que propició la regeneración espontánea de matorrales cada vez más densos, que ocultaron una gran variedad de elementos patrimoniales que las llamas se encargaron de dejar al descubierto, contabilizándose 1021 bienes etnográficos de los que el 41% presentan una calidad para la conservación alta o muy alta..  Así, han reaparecido antiguos bancales o cadenas, ya en desuso e incluso olvidados por muchos vecinos, que han salido a la luz con importantes daños en sus paredes y con los lógicos procesos erosivos, que se achacan a episodios meteoro-lógicos adversos previos al incendio.   En esta misma línea, la retirada del matorral calcinado ha mostrado eras, senderos, acequias, gañanías y lavaderos, entre otros elementos etnográficos, también con un relevante deterioro previo. No obstante, sobresalen algunas eras de la Comarca de Juncalillo que no se usaban desde hace décadas y que mantienen sus empedrados diáfanos, como la de Los Artiles, la de Bonifacio o la del Monte.  Asimismo, se perciben de forma más clara un buen número de caminos, senderos y pequeñas veredas, que permanecían semiocultos por falta de uso y por la recolonización vegetal, y que ahora son perfectamente visibles en el paisaje Lo mismo ha sucedido con las vueltas ganaderas, que forman parte de una de las actividades más representativas del medio rural de esta zona de la Isla, la trashumancia. Aunque estos pasos no sufrieron grandes daños, el fuego sí afectó a los espacios destinados a la alimentación temporal de los animales, especialmente ovinos. Sin embargo, las llamas destaparon antiguas vueltas ganaderas, que habían quedado olvidadas por el cese de la actividad y que fueron ocultadas por matorrales de leguminosas. En lo que se refiere a los elementos etnográficos de carácter hidráulico, es decir, fuentes, minas, pozos, galerías, tomaderos, cantoneras, acequias, canales, acueductos, decantadoras, abrevaderos, lavaderos, pilares, estanques y presas, entre otros, los incendios no solo no provocaron daños, sino que realzaron la presencia prácticamente inapreciable de un buen número de las antiguas infraestructuras que hoy permanecen. Algo que contrasta con el destino de numerosas conduc-ciones modernas mediante tuberías, que sustituían a las viejas acequias, y que fueron destruidas por el fuego.  A modo de ejemplo, el informe destaca el sistema hidráulico de la Comarca de Juncalillo - Madrelagua - La Solanita - Cuevas del Retamal, que fueron afectados pero no dañados por el fuego y que conservan intactas sus funciones originales.  De igual modo, surgen de forma visible y con sus funciones originales fuentes y pocetas asociadas, elementos de gran importancia para el medio rural, porque salvaguarda la avifauna de la zona y la regeneración de la vegetación cercana. A modo de conclusión, las y los expertos inciden en que, si bien se deben priorizar las acciones de gestión ambiental destinadas a restaurar y minimizar los daños sufridos, “el paso del fuego ha generado una oportunidad para indagar y re-descubrir el paisaje cultural y los distintos elementos etnográficos que estaban ocultos por la vegetación y ahora han salido a la luz”. Para lograrlo, recomiendan mejorar y ampliar la Carta Etnográfica de Gran Canaria, con el fin de valorar el estado actual de los bienes etnográficos ya recogidos e incorporar aquellos que hoy son visibles, tras la desaparición de la vegetación que los cubría.
12/ago/2021 Leer más...
  El acuerdo para la concertación se firma por cuatro años, aunque se puede prorrogar por otros cuatro, y permite a la institución insular ejercer la tutela de las más de 120.000 piezas del fondo arqueológico, cumpliendo con las obligaciones y competencias establecidas por la ley de Patrimonio Histórico.  De esta manera, el Cabildo pasa a aportar el porcentaje mayoritario de los fondos destinados a cubrir los gastos y  las necesidades económicas del Museo Canario. Para el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, es “difícil de comprender y explicar que se haya tardado más de 21 años en responder a las necesidades fundamentales del patrimonio arqueológico para garantizar la estabilidad de una institución decisiva para la cultura canaria”. El dirigente insular aseguró que es necesario que “los 140 años de vida del Museo se proyecten en divulgación y comunicación hacia toda la sociedad”. El presidente del Museo Canario, Diego López Díaz destacó la “colaboración para ejercer las responsabilidades comunes sobre patrimonio”. También agradeció el apoyo de “la actual corporación del Cabildo de Gran Canaria que ha incrementado la subvención al museo un 58%” alcanzando la actual cifra de 600.000 euros al año. El consejero de Presidencia, Teodoro Sosa, explicó que la extinta ley de Patrimonio Histórico de 1999 “ya establecía la posibilidad de crear mediante concertación la institución museística insular, pero que pese a los intentos no fue posible” y que el actual convenio “se inscribe en la política de revalorización, recuperación y conservación del patrimonio histórico, arqueológico y etnográfico de Gran Canaria”. Además de ejercer la tutela sobre el Fondo Arqueológico Insular, con un registro de más de 120.000 piezas, y aportar la debida financiación, el Cabildo deberá garantizar que el museo sea una institución abierta al público, accesible, inclusiva, intercultural, sostenible y al servicio de la sociedad, que organice periódicamente exposiciones científicas y divulgativas, que desarrolle una actividad didáctica, y garantizar también el acceso a sus fondos del personal investigador y de la ciudadanía, entre otras cuestiones.
14/may/2021 Leer más...
Será el jueves 22 de abril a las 17.30 horas en el Patio de la Institución insular, donde Jacob Morales Mateos, doctor en arqueobotánica e investigador del Programa Ramón y Cajal de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, desgranará el resultado de su estudio sobre los usos de más de 200 plantas silvestres financiado por el Cabildo de Gran Canaria. Esta investigación ha documentado el conocimiento tradicional sobre las plantas silvestres entre la población de mayor edad mediante la realización de entrevistas y el registro científico de las propias plantas, a la vez que ha rescatado los nombres y usos que ha tenido a lo largo del tiempo. Seguirá a su exposición el documental ‘La memoria de las plantas’ con testimonios de especialistas y personas mayores sobre sus usos, pues la jornada está dedicada a la memoria de las personas que han traído hasta el presente experiencias y saberes que han pasado de generación en generación y que se inspira en el lema ‘Pasados complejos, futuros diversos’ elegido este año por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios. La sesión podrá ser seguida en directo en el perfil de Facebook de Patrimonio Histórico (https://www.facebook.com/estodotuyo) y en su canal de Youtube (https://www.youtube.com/user/estodotuyoTV).   VER PROGRAMA     Las Palmas de Gran Canaria a 21 de abril de 2021.
22/abr/2021 Leer más...
La colaboración de la Policía Canaria ha sido crucial en todo el procedimiento, ya que no solo elevó el caso a la Fiscalía, sino que realizó múltiples inspecciones y gestiones para lograr el desalojo de estas cuevas que fueron ocupadas hace ya cinco años, todo en coordinación con la propiedad, pues son privadas, y la colaboración también del Seprona y la Policía Local, entre otros, detalló el inspector insular José de León. El yacimiento está formado por ocho cuevas habitacionales, aparte de otras tantas que fueron granero, y ahora el personal del Cabildo trabaja para extraer muebles, colchones y otros objetos que ocuparán dos camiones. A ello seguirá una limpieza en profundidad, también de la ladera, que igualmente está salpicada de restos de enseres, el refuerzo de los cerramientos de las cuevas y del camino de acceso, además de un nuevo estudio geológico para comprobar la peligrosidad que ya puso de relieve un estudio anterior a la ocupación. En coordinación con la Policía Canaria y la Policía Local, otra de las medidas será reforzar la vigilancia periódica de este valioso yacimiento aborigen.   Ocho familias aborígenes aisladas y autosuficientes Las Cuevas de los Canarios fue el hogar de al menos ocho familias aborígenes que habitaban aisladas en la Isleta, que cuando subía la marea quedaba separada del resto de la isla, así que vivían del aprovechamiento del mar, posiblemente tenían su pequeña cabaña ganadera, también ha sido encontrada una cantera de molinos y, en definitiva, eran autosuficientes para su supervivencia en este paraje, incluido el cementerio sobre el que se asienta el barrio de La Isleta, donde de vez en cuanto aparece algún hueso y del que existen imágenes de finales del XIX.   Okupas desde el 2001 El Cabildo de Gran Canaria ya en 1992 limpió de enseres el lugar y lo acondicionó, pero en 2001 comenzaron a llegar los primeros ocupantes contemporáneos, e incluso se produjo una peligrosa situación cuando se prendió fuego en un colchón, capítulo que dio paso a una nueva limpieza, señalética y acogida de visitantes, tanto adultos como escolares, pero en 2015 hubo un importante desprendimiento, cayó su visera y un estudio geológico desveló la peligrosidad del lugar. Se prohibió el paso, se reforzó la señalética para que pudiera ser contemplada e interpretada desde el mirador y se cerró el paso por peligrosidad, pero comenzó una nueva entrada de ocupantes que no han podido ser resuelta a hasta esta semana. El Cabildo había conseguido que cinco personas desistieran de permanecer en el lugar y ya este lunes el juez dictó la orden que permitió a la Policía Canaria desalojar este martes a la última persona, momento en el que se procedió al cierre por la peligrosidad que entraña como por su importante valor arqueológico, así como a la intervención que  la devolverá a un estado acorde con su categoría de Bien de Interés Cultural.    Las Palmas de Gran Canaria a 15 de abril de 2021
15/abr/2021 Leer más...
En concreto esta actividad estuvo centrada en el noroeste de la isla, si bien han sido varios los municipios en los que se ha incrementado el número de yacimientos arqueológicos inventariados. Consecuencia de esta actividad, entre otros resultados, es la incorporación de 63 nuevos  yacimientos, lo que hace que en la actualidad asciendan a 1.162 los lugares incluidos en el inventario arqueológico de Gran Canaria (Por municipio, Agüimes: 7 altas; Agaete: 9 altas; Gáldar: 1 alta; Ingenio: 2 altas; Las Palmas de Gran Canaria: 3 altas; Mogán: 2 altas; Moya: 2 altas; San Bartolomé de Tirajana: 24 altas; Santa Lucía: 10 altas; Tejeda: 3 altas; Telde: 2 altas.). En el curso de estos trabajos, desarrollados por la empresa Tibicena Arqueología y Patrimonio, se han llevado a cabo intensas prospecciones arqueológicas para, además de localizar e inventariar nuevos yacimientos, precisar los límites de los ya existentes, actualizando toda la información disponible sobre ellos. En este sentido hay que destacar la colaboración ciudadana, gracias a la cual se han sumado nuevos enclaves arqueológicos, algunos especialmente frágiles como las estaciones con grabados rupestres. La labor compartida con la ciudadanía ayudará a que pueda seguir disfrutándose de una herencia que debemos transmitir en la mejor de las condiciones posibles a las generaciones futuras. En la presente actualización se han sumado yacimientos arqueológicos anteriores a la conquista europea, así como algunos posteriores a ese momento; con tipologías diversas (funerarios, domésticos, grabados rupestres, etc.) que siguen poniendo de manifiesto la riqueza y diversidad del patrimonio arqueológico insular. Con esta actualización se logra una mejora sustancial en la tutela y gestión del patrimonio arqueológico, ofreciendo más garantías de conservación para este legado, a la vez que se logra una mayor seguridad para los propietarios de los terrenos en los que se localizan. A partir de este momento se dispone de un documento actualizado y validado técnicamente que permite su incorporación a los instrumentos de gestión del territorio.  
05/abr/2021 Leer más...
Precisamente, este era el objetivo del  Sorteo Regala Patrimonio puesto en marcha por el Servicio de Patrimonio del Cabildo de Gran Canaria durante las pasadas Navidades, conocer qué significa para la ciudadanía el patrimonio.   No en vano, el patrimonio, en su sentido más amplio, es un elemento esencial que vertebra la idiosincrasia de una comunidad. En este sentido, y gracias a las imágenes de quienes se han animado a colaborar en esta iniciativa, hemos podido mostrar aquellos bienes tangibles e intangibles que son percibidos por la ciudadanía como parte de su herencia y que refuerzan su sentimiento de pertenencia a la isla.   Además, este proyecto ha permitido descubrir la presencia, nada desdeñable, que el patrimonio de Gran Canaria tiene en algunos de los momentos y experiencias más personales de la ciudadanía, mostrando una cara personal, subjetiva y única.   Por ello, en las bases del sorteo se optó  por escoger una aplicación online para, a través de un método aleatorio, determinar cuáles son las fotografías ganadoras. En total, han sido dos las instantáneas galardonadas. En Facebook, la imagen premiada ha sido una preciosa fotografía de la Catedral de Santa Ana captada por Alfredo Rodríguez. En Instagram, @23301mercedes muestra una perspectiva muy personal de las cumbres de la Isla.   Las personas premiadas tendrán la oportunidad de realizar una visita guiada personalizada al Teatro Pérez Galdós, además de asistir a uno de sus espectáculos. Se trata de uno de los monumentos declarados Bien de Interés Cultural (BIC) por el Gobierno de Canarias en 1994. Un edificio en el que destaca, además de por su arquitectura, por el importante valor artístico que atesoran sus paredes.  
11/feb/2021 Leer más...
Aunque el Sol se vislumbró sobre el pico entre las nubes, finalmente conminó al próximo año para mostrarse en todo su esplendor sobre la tumba del rey, una estructura que no solo albergó al Guanarteme o quizás al Guayre y a otras cuarenta personas, sino que es el monumento funerario más importante de Canarias en superficie por su tamaño y su hermosa complejidad con sus cistas, fosas y círculos. La Guancha es uno de los Yacimientos Estrella de Gran Canaria que albergan fenómenos de luz que, desde hace al menos mil años, marcan el cambio de estaciones cuando el rayo de los equinoccios o los solsticios tocan lugares destacados de la cultura aborigen, lo que demuestra su enorme control de los astros, no en vano de ello dependían sus decisiones y sus vidas. Es impresionante, es como un faro que se mete en la tumba, comenta una vecina de Gáldar que recordó que no es tan fácil presenciar el fenómeno en su plenitud por tratarse del norte y porque la montaña atrapa las nubes, así que se suele dejar desear pero nunca decepciona. En cualquier caso, este martes ofrecerá una nueva oportunidad de ser observado antes de que desaparecer del todo hasta su próxima cita anual, en diciembre de 2021. El presidente del Cabildo, Antonio Morales, reconoció que era emocionante encontrarse en un lugar tan destacado para los aborígenes a la espera de que se produzca el fenómeno que ellos crearon para marcar sus vidas y que se produce cada diciembre cuando la noche ha ganado su última batalla al día y marca el inicio del pulso a la inversa, pues desde hoy la luz comenzará a ganarle la batalla a la penumbra y los días serán cada vez más largos. Gran Canaria es la isla que más invierte en sus vestigios prehispánicos, subrayó, y de hecho Gáldar ya está inmersa en las obras que, con un presupuesto de 1,2 millones de euros,  realzarán este enclave, explicó el consejero de Patrimonio Histórico y alcalde de municipio Teodoro Sosa. De este modo, ya está en marcha la primera fase de urbanización para acondicionar el camino que accede a los restos de la necrópolis y el poblado, un espacio de más de 20.000 metros cuadrados que además será vallado, para en la siguiente fase abordar la edificación de un centro de interpretación con salas, exposiciones, y un mirador para deleitarse con el yacimiento, la montaña y el mar. El arqueólogo insular José de León explicó que este monumento funerario fue excavado en los años cuarenta y en él se contabilizaron hasta 43 personas, las más importantes en las cistas centrales donde también se encontraron revestimientos de madera, si bien no se descarta que albergue más enterramientos. Se trata además de un ejemplo de cohabitación entre vivos y muertos, pues junto a los enterramientos se encuentran las casas. También fue uno de los lugares prehispánicos más importantes, pues según las crónicas, en toda la costa se contabilizaron más de 4.000 fuegos, lo que veníana ser 20.000 personas, estimó el arqueólogo, quien como curiosidad citó que este lugar albergó parte del rodaje de la película Tirma. Además, en el año 34 se encontró otro túmulo que resultó destruido y que contenía ajuar funerario, lo que demuestra la excepcionalidad de este lugar que encuentra su paralelismo con el fenómeno de Arteara en el equinoccio de primavera, cuando el rayo entra en su correspondiente tumba del rey. Presenta asimismo construcciones superpuestas que demuestran que la zona fue habitada durante siglos, lo que será confirmado con la excavación que iniciará el Cabildo el próximo año con un presupuesto de 60.000 euros para retrotraerse mil años y tratar de desvelar alguno de los interrogantes que aún atesora este valioso enclave del norte de Gran Canaria.
22/dic/2020 Leer más...
Estos restos pertenecen al menos a 169 personas, mientras que en el Cementerio de Maspalomas se identificaron 153 y los siguientes en volumen hay que buscarlos en El Hierro con 135 en Punta Azul y La Laura, que no llega al centenar, así que este yacimiento de Guayadeque, al que hay que escalar siete metros para acceder, ofrece el mayor repertorio humano de aborígenes encontrado hasta el momento en Canarias. Los huesos recuperados atesoran información valiosísima y apenas han comenzado a hablar, de modo que el consejero de Presidencia, Teodoro Sosa, confirmó que la Institución insular abordará la siguiente fase del estudio de los restos de esta cueva de 17 metros de longitud. El arqueólogo insular Javier Velasco y la historiadora de Tibicena Verónica Alberto definen el yacimiento como un depósito funerario excepcional, prácticamente un regalo, que no solo hay que conservar, pues los huesos corrían peligro de desaparición, sino investigar para que cuenten la historia que atesoran, ya sea de hábitos como acuclillarse y sus enfrentamientos, o de sus enfermedades y momentos críticos, pues hay picos de fallecimientos al año y medio –época del destete y cambio de alimentación-, a los cuatro años y otros momentos, así como la incidencia de infecciones y enfermedades por consanguineidad, pues la misma comunidad, formada por mujeres y hombres de estaturas entre 1,52 y 1,72 metros,  vivía y se enterraba en este lugar.   El primer objetivo de la intervención ha sido precisamente proteger los huesos de un daño irreparable, sin embargo los que permanecen sepultados, en la medida en la que no corran peligro, deben permanecer en su lugar, mientras que el resto permitirá asomarse a los primeros siglos después de Cristo, datación que será concretada en la segunda fase.   Perros aborígenes Los perros estaban presentes en la sociedad aborigen pero constituyen todo un misterio pues apenas hay restos de cuatro, dos provenientes de Guayadeque y dos dientes encontrados en dos fardos del Museo Canario, así que aún es pronto para establecer hipótesis alguna sobre el hecho de que accedieran a los fardos, siempre de forma sistemática, pues primero mordían el cuello y el tórax para acceder a las vísceras, y posteriormente columna y médula. Se desconoce si estaba integrado en el ritual -la situación menos probable-, si simplemente no podían impedir que accedieran al tratarse de una cueva con cierto trasiego de enterramientos que no podían tapiar, o tal vez no le daban la importancia que hoy en día se le daría, pues habría que conocer mejor su universo simbólico de esta población que también legó restos con mordidas en Arguineguín, La Fortaleza o el Guiniguada, aunque es Guayadeque la que desvela su gran incidencia. Sí se conoce que estaban domesticados, formaban parte de la comunidad, y que con la conquista quedaron sueltos y asilvestrados, así que el nuevo gobierno premiaba a quien los matara y aportara como prueba el cuero de cada pieza. Enfermedades y preparación de cadáveres Entre los restos de este interesante yacimiento no faltan los fragmentos de fibras vegetales como el junco ni restos de piel de animal para envolver los cadáveres, así como varas de madera. Los juncos eran usados para confeccionar esterillas y sogas trenzadas, mientras que la piel, también fragmentada, provienen de las envolturas y ataduras que usaban para enfardar los cuerpos. Asimismo, se recuperaron numerosos fragmentos de madera, en su mayoría varas de distintas especies leñosas que muestran formas y dimensiones homogéneas utilizadas para darle rigidez a los fardos dentro del paquete mortuorio, muy homogéneo y verdaderamente compactado. Y hay más hallazgos, por ejemplo la presencia de pequeñas concentraciones de una sustancia similar a la resina del pino, que al alterarse produce una materia semitraslúcida de color oscuro llamada ‘brea’ que aparece adherida tanto a los huesos como a los restos vegetales y piedras del suelo de la cueva. Dado que el conjunto ha sido frecuentado desde finales del siglo XIX, ello ha desencadenado que no solo se altere el orden de los restos óseos sino que se pudo extraer algún fardo funerario o piezas esqueléticas. También hay problemas con las fracturas de los huesos por pisadas humanas o piezas deterioradas debido a las condiciones medioambientales. Guayadeque es y seguirá siendo en cualquier caso una mina arqueológica que arroja como hipótesis que el enterramiento colectivo en cuevas pudo ser una fórmula para perpetuar los vínculos de la comunidad con sus finados, pues seguían siendo parte de la sociedad, solo que al morir se convertían en antepasados.   Las Palmas de Gran Canaria, 17 de diciembre de 2020
18/dic/2020 Leer más...
El Cabildo aporta 375.000 euros al proyecto para rehabilitar tejados, fachadas y  zonas interiores de la Basílica del Pino, una intervención que incluye la impermeabilización de cúpula, tejados y torre del campanario, así como el arreglo de artesonados y vidrieras para devolverle el esplendor a este templo profundamente arraigado en la población de Gran Canaria, lo que incluye las gárgolas y hasta la instalación de un pararrayos.   Declarado monumento histórico-artístico y Bien de Interés Cultural, el retejado de los casi 1.200 metros de superficie techada, así como la impermeabilización de las techumbres con membrana líquida y la protección hidrófuga de más de 400 metros de fachada para evitar que se filtre el agua de lluvia, todo ello incluido en el proyecto de la Diócesis de Canarias, cuentan con el  visto bueno de la Comisión de Patrimonio del Cabildo.   Las obras acaban de comenzar y hoy fueron recorridas por el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, el consejero de Presidencia, Teodoro Sosa, y el alcalde de Teror, Gonzalo Rosario, quienes conocieron los detalles de la mano del vicario, Hipólito Cabrera.     Además, los trabajos abordarán la reparación de las cruces de cúpula y torre, la rehabilitación de una vidriera, la reparación de urnas y floreros, la instalación de un pararrayos sobre un mástil de 6 metros y el tratamiento de canales aparte de las gárgolas, además de la sustitución de las barandillas de la linterna de la cúpula.   La intervención contempla reparaciones en el último módulo, el chapitel y los encuentros con el tejado de la torre del campanario, así como la limpieza y eliminación de vegetación para impedir que las raíces ocasionen más grietas que se convierten en vías para la entrada del agua, todo lo cual tiene un presupuesto de 550.000 euros.     En cuanto a los interiores de la Basílica, las actuaciones se centrarán en la protección contra el óxido en cerchas o armazones metálicos, el barnizado o en su caso la sustitución de los artesonados en peor estado, la limpieza y protección de cantería dañada, la restitución de cordones dorados en la cúpula y la renovación de zonas de pavimento.   Esta propuesta busca resaltar los valores arquitectónicos, artísticos y culturales del edificio para que la visita a esta joya siga siendo una parada obligada para visitantes y una profunda experiencia emocional para la población de Gran Canaria.   Las Palmas de Gran Canaria, 10 de diciembre de 2020.
14/dic/2020 Leer más...