Ingenio - Arqueología

El entorno del Barranco de Guayadeque acoge yacimientos como Cuevas Muchas, el Risco de los Canarios o El Draguillo, conjuntos trogloditas que combinan cuevas artificiales y naturales que se utilizaron como viviendas, graneros o con fines mortuorios.

Cuevas Muchas

Uno de los yacimientos más cercanos al cauce del barranco de Guayadeque es el conocido como Granero de Cuevas Muchas, un conjunto de cuevas artificiales de habitación, al que se asocia un importante granero colectivo. La zona presenta una enorme complejidad con al menos cuatro pisos o niveles superpuestos comunicados entre sí por accesos interiores excavados en la toba.

Al igual que sucede en otros espacios análogos, los silos muestran tamaños y morfologías diferentes, y se disponen tanto en el suelo como en las paredes. Muchos de ellos conservan aún las acanaladuras que debieron servir para encajar los cierres de estos depósitos y garantizar así la función de conservación.

El Burrero

El poblado está constituido por varias casas y un conjunto de 21 cuevas naturales y otras parcialmente labradas reutilizadas durante muchos años por pescadores por lo que algunas de ellas poseen incluso puertas modernas y muros de bloques.

La similitud de este poblado con otros en la isla es evidente combinándose el asentamiento en cuevas en la parte baja del acantilado rocoso, con estructuras en la parte superior. Tal es el caso de Tufia, en la parte oriental de la isla, o los Mugaretes del Clavo- Cueva de la Furnia en el Norte.

El Draguillo

En el curso medio del barranco que sirve de límite entre los municipios de Telde e Ingenio, se emplaza un conjunto arqueológico de gran interés: Las Cuevas del Barranco del Draguillo. Se trata de un poblado en el que, la mayor parte de las cavidades artificiales han sido utilizadas como "graneros fortificados". Una veintena de silos conforman el primer grupo de cuevas, que se encuentra comunicado con otro granero por un pasillo de unos cuatro metros de longitud. Cerca de este conjunto se aprecian grabados rupestres con figuraciones antropomorfas y geométricas.

A la derecha del barranco pueden observarse otros conjuntos de cuevas artificiales a las que se atribuye una funcionalidad habitacional, si bien algunas de ellas se usaron como silos. En sus proximidades, en la Montaña de Juan Tello, se encuentra un área de necrópolis, quizá utilizado por los antiguos pobladores de esta zona.

Risco del canario

El Risco del Canario, a unos 550 metros sobre el nivel del mar, da nombre a un conjunto de una treintena de cuevas artificiales situado en una zona de difícil acceso por lo que se cree que muchas de las estancias se utilizaron como graneros.

Se asocia a este poblado una necrópolis conocida como el Cementerio de los canarios situada en el risco de enfrente. Algunas de las cuevas funerarias, de carácter colectivo, conservan los restos de piedra seca que debieron servir para sellar la boca de entrada.

Estos conjuntos sepulcrales han proporcionado buena parte de los restos humanos de aborígenes grancanarios conocidos hasta fechas recientes, y que han servido como base a numerosos estudios bioantropológicos. No obstante, poco se sabe sobre el espacio funerario en el que fueron hallados o sobre el ritual mortuorio que se llevó a cabo en estos lugares.

Risco de la Sierra

En el Risco de la Sierra o Risco Vicentico se ubica uno de los conjuntos arqueológicos más significativos de Guayadeque y en el que se conservan algunas estructuras de piedra seca que podrían constituir restos de viviendas de superficie. El resto del conjunto está integrado por unas 50 cuevas artificiales de habitación, espacios dedicados al almacenamiento doméstico, algunos de considerables dimensiones y cuevas de enterramiento, en una de las cuáles se localizaron en el siglo XX restos de 43 individuos.

En este lugar puede apreciarse, la capacidad de los antiguos canarios para transformar el medio y adecuarlo a sus necesidades, articulando el poblado en torno a viviendas de distintas dimensiones y morfologías, y conectándolas a través de pasillos artificiales.

Risco del Negro

Ubicado en el lado norte del Barranco de Guayadeque se encuentra el denominado Risco del Negro, un importante conjunto troglodita formado por 47 cuevas artificiales y naturales, si bien en estas últimas se ha modificado su morfología. Una de ellas es conocida como la "cueva del Sastre", por la cantidad de tejidos vegetales que se encontraron en ella.

Como es habitual en otros asentamientos, en las proximidades de los espacios domésticos existen

oquedades naturales a las que se confirió un uso funerario.

BICS Relacionados

Las Cuevas del Palomar
Las Cuevas del Palomar

Zona Arqueológica.
Decreto 79/2009, de 16 de Junio. B.O.C. núm. 123, de 26/06/09.