NOTICIAS
Un paseo por los inspiradores rincones de Triana y Vegueta que forjaron el carácter del joven Benito Pérez Galdós en la ciudad que lo vio nacer, la primera de Europa fundada fuera del continente, es la próxima visita guiada organizada por el Cabildo de Gran Canaria para difundir la figura de este insigne grancanario en el centenario de su muerte. Alejandro García, arquitecto del Cabildo de Gran Canaria, y Octavio Rodríguez, historiador de Tibicena, guiarán al grupo por los pasos del cronista y pararán en los rincones que forman parte del proyecto ‘Intervención en el paisaje urbano de la Ciudad de Galdós’, que desde 2013 que permite a los visitantes encontrar a su paso palabras del escritor labradas en piedra y bronce. La visita comenzará en la iglesia de San Francisco, donde fue bautizado Don Benito y donde se encuentra grabado el sentimiento que sus campanas le producían: “Su son… lo distinguiría entre cien que tocasen a un tiempo”. Y es que “en esta visita queremos que la ciudad se personifique, mirar los edificios para ver su estilo, para saber que le dijo a Galdós en un tiempo que tanto le inspiró. Leeremos la ciudad”, adelantó el arquitecto. El puente de piedra que tantas veces cruzó Galdós, y del que hoy solo se conservan las cuatro estatuas que representan las estaciones, también será lugar de paso del recorrido que permitirá contemplar alguno de los 1.200 edificios catalogados que conservan estos barrios desde finales del siglo XV al XX. Otra gran parada será ante la Ermita de San Antonio Abad, epicentro de la fundación de la ciudad, con su inscripción “…hablan las piedras, ese traducir de su lenguaje es la tarea en la que nos hemos embarcado”, que encierra el espíritu del propio recorrido, que llevará a leer en su arquitectura alguna de las conversaciones que la ciudad mantuvo con el niño Benito y algunas de las enseñanzas que dio al muchacho Galdós.   Inscripciones Se trata por tanto de una oportunidad única e inolvidable para seguir las huellas de Galdós con cuatro visitas gratuitas de 30 plazas para cada una los próximos 13, 15, 20 y 22 de febrero. Las inscripciones serán los días 10 y 11 de febrero a través de la web https://visitas.grancanariapatrimonio.com/ o de forma presencial en la Oficina de Atención Ciudadana del Cabildo desde las 8.30 horas. Estas visitas se enmarcan en el conjunto de acciones programadas por la unidad de difusión de Patrimonio Histórico para dar a conocer las riquezas de Gran Canaria y sensibilizar sobre sus valores patrimoniales. La ocasión de Benito Pérez Galdós llega tras la exitosa acogida de las visitas por los recovecos de San Juan y San Francisco, y por el majestuoso Barranco de Guayadeque. Las próximas visitas llevarán a 240 personas a las aventuras del Castillo de Mata y a la colorida calle Perojo.
18/feb/2020 Leer más...
El Barranco de Guayadeque está impregnado de cuevas que definen su idiosincrasia y atraviesa sus 2.000 años de historia desde que lo pisó el ser humano hasta la actualidad, no en vano su temperatura constante ofrece múltiples ventajas, desde frescor en el verano y calidez en el invierno para vivir, a cámara idónea para los alimentos y perfectas conservadoras de sus muertos, pues hoy se sabe que no son momias ni mirlados, sino cuerpos excepcionalmente conservados gracias a la cualidad de la isotermia de estas cavidades. Se trata de parte de las enseñanzas de la visita guiada ofrecida hoy por el Cabildo de Gran Canaria a este monumento natural que no solo albergó a los primeros habitantes de Gran Canaria en los años doscientos o trescientos de esta era, junto a Acusa y la Fortaleza, sino que ofrece vestigios de la primera vez que Gran Canaria emergió del océano, hace 14 millones de años. De hecho, cuenta la historia geológica de Gran Canaria, pues muestra todos los estratos que la fueron formando en este particular barranco, ya que si bien los de la zona hacia el sur son anchos, los denominados en forma de u, este es en uve, todo un espectáculo de acantilados y laderas que salvan 1.200 metros de altitud y que han marcado la forma de vida de sus habitantes, que han aprovechado cada estrato para encajar su vida y su muerte. También han aprovechado, personas y animales, sus pisos bioclimáticos para pervivir, pues hasta las abejas practican la trashumancia en este barranco, explicó el técnico del Cabildo José González Navarro junto a Octavio Rodríguez, quienes dirigieron el viaje desde la época de los aborígenes hasta la actualidad, pasando por la época de la conquista y la división administrativa entre municipios.   No sin agua Guayadeque está íntimamente ligada también al agua, no se entiende sin su acequia, pero es solo el reducto de lo que tuvo, pues tras la conquista se distribuyeron tierras entre los colonos y también el agua, este bien pasó a ser propiedad privada a través de las heredades, una propiedad que se hereda de generación a generación, de ahí su nombre. Lo que hoy es Ingenio y Agüimes fue hasta el siglo XIX el Señorío Episcopal de Agüimes, la población estaba concentrada en la ladera sur y los cultivos en el margen norte, y en lo que se denominaba la Vega de Antona se asentó un ingenio azucarero, de modo que el 75 por ciento del agua se derivó a esta zona y el 25 restante a la zona poblada. Cuando allá por los 1570 desapareció el ingenio y la necesidad de regar los cultivos de caña de azúcar, la distribución perdió todo su sentido, sin embargo sobre la base de la tradición, se ha mantenido hasta la actualidad, lo que no ha dejado de ser fuente de conflictos, sobre todo para los habitantes del Barranco, que no solo vieron secar sus 60 manantiales cuando se creó la galería, sino que la vio canalizar por la acequia y se tuvo que meter dentro, literalmente, para que no fuera entubada. De eso dio fe Omaira López, natural del barranco, porque su abuelo fue uno de los que se metió en la acequia y fue detenido por ello, y también recuerda cuando de hecho fueron cortadas ñameras porque las heredades se quejaban de que absorbían demasiada agua. Gracias a la acción de los vecinos, lograron que no fuera del todo entubada, lo que hubiera afectado por completo a su flora y fauna, de hecho, sin sus 60 manantiales, pervive la afección de lo que antaño fue y de lo que sería con su agua. Y es que con el discurrir del agua y la historia, el barranco también tuvo que atravesar la época del expolio de sus muertos, para ello Gregorio Chil y Naranjo contrató enriscadores, personas del lugar que tirando sogas se metían en cuevas para otras personas inaccesibles, para que sacaran los huesos y los tiraran a donde pudieran ser cogidos, ya que eran valorados por sí mismos, como meros objetos, y eran sacados a lomos de burros en sacos, y aparte de tener como destino el Museo Canario, donde hoy son conservados, muchos acabaron triturados como nutrientes de cultivos. La arqueología actual lo que valora es el contexto, de modo que no se practican extracciones de este tipo, los restos del Museo Canario están descontextualizados, si bien sí han permitido profundizar en el conocimiento de la población aborígenes, desde su alimentación hasta sus patologías.   Ni momias ni mirlados Las cuevas eran también todo un seguro de vida para las generaciones venideras, ya que eran usadas como graneros para guardar alimentos para épocas de escasez, lo que ya demuestra una organización colectiva para la supervivencia, y también atesoraban semillas para una o dos siembras, sin ellas no había garantía. Uno de estos graneros se encuentra en la zona de Cuevas Muchas, donde se aprecia un “queso gruller” que en realidad se puede recorrer por el interior. En cuanto al uso funerario, los cadáveres tan bien conservados encontrados hasta el momento no son en realidad momias, ya que no se extraían vísceras ni practicaban procesos de secado, tampoco se trata de cuerpos mirlados porque no han sido secados al sol con agua salada, se trata de “cadáveres excepcionalmente conservados” gracias a la constancia de la temperatura de las cuevas, de hecho no son más cálidas en verano y frescas en invierno, esa es la sensación térmica en contraste con el exterior, pero lo cierto es que la temperatura es constante. Los restos humanos sí eran preparados, eran envueltos en cuero, se ataban y  tapaban orificios con fibras vegetales, con hierbas. Además se asocia el número de capas de cuero de la envoltura con el rango social.    Maestro Juan, el último piquero Actualmente no puede establecerse una tipología de cuevas antiguas, aunque hay aspectos en común, su tamaño pequeño, la única ventilación de la puerta, la cocina exterior y la ausencia de baño, en cualquier caso siguen toda una técnica de canalizaciones de agua o accesos a la parte superior de la que solo queda un valedor, maestro Juan, el último piquero de Guayadeque, de 84 años, toda una joya de sabiduría en el uso del pico para adentrarse en la tierra.  Las cuevas siguen presentes en la vida del Barranco de Guayadeque, pero el medio de vida de sus habitantes ha cambiado, ya no viven de la agricultura y ganadería, sino de sus visitantes, sea turistas o residentes. El sector primario ha dado lugar al terciario, y el objetivo es armonizar esta actividad con su capacidad de carga y el respeto al entorno, en el que su única escuela cerró en 2008, y donde aún viven personas, pero no mucho más de medio centenar y ninguna de ellas son niñas o niños, de modo que corre cierto peligro de despoblamiento tras 2.000 años habitados si la situación no es revertida. Para eso sería importante, resaltó el arqueólogo del Cabildo, que el sector servicios y el primario se dieran la mano para que regrese con fuerza la vida a sus cultivos y sus laderas, donde este sábado lucieron vestidos de blanco los almendreros, otra seña de identidad del barranco, que cuando sopla el viento ofrecen una nevada a la inversa, ya que sus frágiles hojas blancas se desprenden y ascienden hasta perderse de vista, a veces mimetizadas con el azul del cielo.
03/feb/2020 Leer más...
Un recorrido por el imponente monumento natural de Guayadeque, un paseo por el barrio de Triana para conocer las andanzas de Galdós, adentrarse en el Castillo de Mata, antiguo objetivo de piratas, y caminar por los colores de la calle Perojo, son las cuatro nuevas rutas guiadas del Cabildo tras el éxito cosechado por la propuesta que llevó a más de un centenar de personas a los vericuetos históricos de San Juan y San Francisco. El objetivo es adentrar a la ciudadanía en la historia de Gran Canaria y hacerle sentir su legado porque promoviendo el conocimiento de los Bienes de Interés Cultural (BIC) de Gran Canaria, rica en patrimonio histórico, cultural y arqueológico, será valorada y mejor conservada. Las personas interesadas solo tienen que elegir una de las cuatro oportunidades que ofrece cada una de estas rutas gratuitas en la página web visitas.grancanariapatrimonio.com e inscribirse los días indicados. Así, la primera de las visitas tendrá lugar el próximo jueves para realizar casi 2 kilómetros de recorrido a pie por el imponente Barranco de Guayadeque para conocer los valores arqueológicos, botánicos y etnográficos de una de las formaciones geológicas más espectaculares de la isla. Se trata de un paisaje que alberga una gran biodiversidad y que se constituye como un conjunto de importante valor geomorfológico. Su registro arqueológico es tal que permite analizar la sociedad aborigen insular en su totalidad. Grandes conjuntos trogloditas, inmensas áreas funerarias en cuevas y enormes graneros comprenden este barranco. La continuidad del hábitat en cuevas o la forma de recoger la cosecha son ejemplos de la pervivencia del pasado más remoto en Guayadeque.   Las andanzas del joven Galdós Con la intención de adentrarse en la vida del conocido cronista y novelista Benito Pérez Galdós, el Servicio de Patrimonio Histórico ha programado un recorrido por el barrio de Triana para palpar sus andanzas en la ciudad que vio nacer y crecer al artista. Las lecciones de vida que sus calles mostraron a aquel niño estudioso y observador, e incluso varias anécdotas curiosas, harán las delicias del público. Y es que Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad que ayudó a Galdós a fomentar su espíritu crítico, su acento burlón, su amor por los cuentos y su compromiso con las historias grandes y pequeñas. Los visitantes podrán seguir las huellas de Galdós por los rincones que forjaron su carácter los próximos 13, 15, 20 y 22 de febrero.   Castillo de Mata, objetivo de piratas El siguiente tesoro histórico que descubrirá el Cabildo será el Castillo de Mata, donde los trabajos arqueológicos que encargó en la primera década de este siglo recuperaron la traza original de la primitiva Casa Mata del siglo XVII y el baluarte circular, que fue el elemento defensivo que atacaron las tropas del pirata Van der Does en 1599. La incursión por las aventuras que albergó este enclave que corona la calle Bravo Murillo serán los días 27 y 29 de febrero, y el 5 y 7 de marzo.   La calle de los colores La calle Perojo llama la atención por sí sola, por la homogeneidad de sus edificios históricos y la alegría de sus colores. Se trata de una calle que narra a sus visitantes cómo era la sociedad en los siglos XIX y XX, las historias de sus promotores, arquitectos y de sus vecinos más ilustres, así como la evolución del arte. Además, habla de las guerras europeas, de la autarquía, el desarrollismo, el turismo y la inmigración. Este recorrido de dos horas será los días 7, 9, 14 y 16 de mayo. Las 120 plazas para visitar Guayadeque se agotaron rápidamente. Las inscripciones para las próximas visitas también se podrán realizar de forma presencial en la Oficina de Atención Ciudadana en la calle Pérez Galdós desde las 8.30 horas. Dada la gran demanda, el Cabildo ha ido incrementando las plazas año a año y lo seguirá haciendo, del mismo modo que reprogramará las más exitosas. En cualquier caso, es recomendable realizar la inscripción el primer día de plazo en cada caso para aprovechar la oportunidad de viajar a las cápsulas del tiempo que ofrece Gran Canaria.
29/ene/2020 Leer más...
Los barrios históricos de San Juan y San Francisco de Telde serán los protagonistas de las próximas visitas guiadas organizadas por Cabildo de Gran Canaria dentro de su programa de difusión entre la ciudadanía de los valores y peculiaridades de los espacios que gozan de la máxima protección patrimonial en la isla, los denominados Bienes de Interés Cultural. Los Barrios de San Juan y San Francisco siempre han estado íntimamente relacionados, de forma que no se entienden el uno sin el otro. Por esta razón, ambos constituyen un único Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico. San Juan se convirtió en el centro administrativo y en el centro cultural de Telde y se erige como el barrio señorial de Telde, tal y como lo demuestra su trazado urbanístico, caracterizado por sus calles amplias y sus casas de gran porte. El actual Barrio de San Francisco, por su parte, se consolidó como un núcleo humilde, de angostas calles que se adaptan al malpaís sobre el que se asienta y con una arquitectura doméstica de casas terreras de blancas paredes y tejados a dos aguas. San Francisco es, sin duda, un laberinto en el que merece la pena perderse. Durante las aproximadamente dos horas de duración de cada visita, un técnico de la empresa Tibicena se encargará de desgranar información detallada para que el público pueda descubrir los valores patrimoniales y culturales de estos emblemáticos enclaves históricos de la ciudad de Telde. Inscripciones Las cuatro citas gratuitas organizadas por el Servicio de Patrimonio Histórico se celebrarán los días 16, 18, 23 y 25 de enero y las inscripciones se podrán realizar los días 13 y 14 de enero desde las 8.30 horas a través de la web visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en este caso de lunes a viernes y entre las 8.30 y las 14.00 horas. Las personas inscritas dispondrán de guagua gratuita el día de la visita desde la Fuente Luminosa de la capital grancanaria, desde donde saldrá a las 9.00 horas. Las visitas guiadas a los BIC pretenden poner en valor sus particularidades y naturaleza, así como explicar los distintos grados de protección ligados a este importante reconocimiento jurídico con el que se preservan sus distintos valores. El Conjunto Histórico Artístico de los Barrios de San Juan y San Francisco fue incluido en 1981 en el Inventario de Bienes Inmuebles de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura español con las medidas de protección propias de los Bienes de Interés Cultural, quedando reconocidos de este modo como una parte importante del legado histórico artístico de la isla de Gran Canaria.
10/ene/2020 Leer más...
Los que ya han experimentado la sensacional experiencia de contemplar la salida del sol en el solsticio de invierno desde la Mesa de Acusa, señalan que es difícil explicar el fenómeno natural: sentir la cálida presencia de los primeros rayos del sol apoderándose del rostro helado por el frío mañanero de la cumbre, mientras admiras ese sobrecogedor paisaje que apenas se ha modificado desde que fuera igualmente disfrutado por los antiguos pobladores de la isla. El día 20 de diciembre el Cabildo grancanario celebra la primera de las dos visitas guiadas gratuitas previstas por su Servicio de Patrimonio Histórico para contemplar la salida del sol en la Mesa de Acusa de Artenara, en la cumbre oeste de Gran Canaria, coincidiendo con el solsticio de invierno. Será la última entrega del año de la actividad ‘Yacimientos Estrella’ que persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Las personas que disfruten de esta visita asimismo conocerán la zona central del Bien de Interés Cultural de Acusa, en donde se localiza un asentamiento paradigmático de la evolución del hábitat troglodita de Gran Canaria conformado por cuevas, y donde la tierra y el celaje establecen sus miradas cómplices. En enclave de Acusa, considerado como lugar de observación y marcador estacional de los antiguos canarios, se ubica en el Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, declarado este mismo año Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se integra, además, en el Parque Rural del Nublo, declarado asimismo Reserva de la Biosfera. Durante las aproximadamente cinco horas que durará cada visita (incluyendo traslados en guagua desde la capital) el técnico de Patrimonio Histórico del Cabildo, José González, que contará con la interpretación del personal de la empresa Tibicena, descubrirá a los asistentes los valores patrimoniales y culturales de este emblemático paisaje cultural y su posible relación como marcador astronómico. La lectura celeste, unida a la cosmovisión de estas comunidades, vinculadas a potencialidad paisajística del espacio, nos permiten conocer y sentir esta relación histórica entre personas y medio, concentradas en el Bien de Interés Cultural de Acusa, uno de los espacios históricos en cuevas más importantes del poniente de Gran Canaria. Los restos arqueológicos de cuevas funerarias, cuevas de habitación, graneros, corrales, arte rupestre…y su convivencia con el poblamiento histórico tradicional hace que estemos ante una de las mejores muestras de la evolución del patrimonio troglodita de Gran Canaria. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
18/dic/2019 Leer más...
El día 16 de diciembre el Cabildo grancanario abre el plazo de inscripción para las dos visitas guiadas gratuitas previstas por su Servicio de Patrimonio Histórico para los próximos días 21 y 22, para contemplar la salida del sol en la Mesa de Acusa de Artenara, en la cumbre oeste de Gran Canaria, coincidiendo con el solsticio de invierno. En enclave de Acusa, considerado como lugar de observación y marcador estacional de los antiguos canarios, se ubica en el Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, declarado este mismo año Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, además, se integra en el Parque Rural del Nublo, declarado asimismo Reserva de la Biosfera. En la última entrega del año de la actividad ‘Yacimientos Estrella’, cuyo periodo de inscripción permanecerá abierto hasta el día 18 de diciembre, las personas que disfruten de esta visita también podrán conocer la zona central del Bien de Interés Cultural de Acusa, en donde se localiza un asentamiento paradigmático de la evolución del hábitat troglodita de Gran Canaria conformado por cuevas, y donde la tierra y el celaje establecen sus miradas cómplices. Los interesados e interesadas podrán inscribirse a partir de las 8:30 horas del día 16 a través de la web del Servicio de Patrimonio Histórico http:visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Las plazas están limitadas por visita. Los asistentes dispondrán para su traslado a Artenara de una guagua gratuita los días indicados, que saldrá desde la Fuente Luminosa de la capital grancanaria a las 6.00 horas. Se recuerda que el grado de accesibilidad tiene carácter medio y que es recomendable llevar abrigo, gorra, agua y calzado adecuado. Durante las aproximadamente cinco horas que durará cada visita (incluyendo traslados en guagua) el técnico de Patrimonio Histórico del Cabildo, José González, que contará con la interpretación del personal de la empresa Tibicena, los asistentes a las mismas podrán descubrir los valores patrimoniales y culturales de este emblemático paisaje cultural y su posible relación como marcador astronómico.  En la segunda parte de la visita los inscritos, bajarán hasta el núcleo de Acusa Seca, para conocer los patrones y la evolución del trogloditismo de esta parte de la Isla, que reúne una memoria inmensa contenida en los huecos labrados a los riscos.  La lectura celeste, unida a la cosmovisión de estas comunidades, vinculadas a potencialidad paisajística del espacio, nos permiten conocer y sentir esta relación histórica entre personas y medio, concentradas en el Bien de Interés Cultural de Acusa. Acusa es un conjunto de asentamientos localizado bajo el escarpe situado junto a la Mesa que le da nombre. Esta plataforma agrícola, concentró uno de los espacios históricos en cuevas más importantes del poniente de Gran Canaria y entre los que sobresalen los conjuntos de Acusa Seca, El Álamo, La Candelaria, Cruz de Esquina, Fortamaga, El Hornillo y Acusa Verde.  Los restos arqueológicos de cuevas funerarias, cuevas de habitación, graneros, corrales, arte rupestre…y su convivencia con el poblamiento histórico tradicional hace que estemos ante una de las mejores muestras de la evolución del patrimonio troglodita de Gran Canaria. Yacimientos Estrella. El programa en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
12/dic/2019 Leer más...
El día 5 de diciembre se celebra la primera de las dos visitas guiadas gratuitas previstas al enclave arqueológico de Cuevas y Morros de Ávila, localizado en el municipio de Agüimes, enmarcadas dentro de la política divulgativa del programa denominado ‘Patrimonio abierto’ impulsado por el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario, que busca difundir los trabajos de conservación que se llevan a cabo en distintas zonas de alto valor arqueológico de la isla. La siguiente se desarrolla el día 12 de diciembre en horario de mañana. Para ambas era necesario inscribirse previamente. Morros del Cuervo se presenta como un yacimiento frágil y vulnerable. Ha sido objeto de múltiples y repetidos actos de vandalismo con grafitis realizados sobre los motivos antropomorfos. El peor de estos actos se produjo en el año 2013, que afectó gravemente al popular ‘Hombre de Guayadeque’, un motivo antropomorfo de grandes dimensiones considerado en ocasiones como un símbolo identitario. Las personas que acudan a esta nueva visita podrán conocer de cerca los trabajos de conservación que los arqueólogos desarrollan en este enclave localizado en la cima de la Montaña de Agüimes, dentro de la zona arqueológica denominada Cuevas y Morros de Ávila. Se trata de una estación de grabados rupestres ubicada en un afloramiento rocoso, dispuesto en forma longitudinal, que sobresale visualmente sobre el entorno, en la que el Cabildo de Gran Canaria a intervenido ejecutando tareas de limpieza y consolidación. La visita permitirá conocer éstos y más detalles de la mano de los arqueólogos y especialistas que trabajan en este importante yacimiento. Las representaciones más abundantes del citado enclave son las figuraciones humanas, entre las que destaca el popular ‘Hombre de Guayadeque’. Existen también otras representaciones geométricas, principalmente incisiones lineales, que podrían tener un origen prehispánico y otros grabados con incisiones más recientes.
03/dic/2019 Leer más...
Los días 2 y 3 de diciembre el Cabildo de Gran Canaria abre el plazo de inscripción para las dos visitas guiadas previstas al enclave arqueológico de Cuevas y Morros de Ávila, localizado en el municipio de Agüimes, enmarcadas dentro de la política divulgativa del programa denominado ‘Patrimonio abierto’ impulsado por el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario, que busca difundir los trabajos de conservación que se llevan a cabo en distintas zonas de alto valor arqueológico de la isla. Las dos visitas tendrán lugar los días 5 y 12 de diciembre en horario de mañana. Morros del Cuervo se presenta como un yacimiento frágil y vulnerable. Ha sido objeto de múltiples y repetidos actos de vandalismo con grafitis realizados sobre los motivos antropomorfos. El peor de estos actos se produjo en el año 2013, que afectó gravemente al popular ‘Hombre de Guayadeque’, un motivo antropomorfo de grandes dimensiones considerado en ocasiones como un símbolo identitario. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción los días 2 y 3 de diciembre (a partir de las 8:30 horas) a través de la web de gestión de visitas guiadas del Servicio de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 13.00 horas. La duración aproximada de la visita que tiene un grado de dificultad medio-alto, será de dos horas, sin incluir el traslado. Los mismos contarán con una guagua gratuita que saldrá a las 9.00 horas los días indicados desde la Fuente Luminosa de la capital grancanaria. Las personas que acudan a esta nueva visita podrán conocer de cerca los trabajos de conservación que los arqueólogos desarrollan en este enclave localizado en la cima de la Montaña de Agüimes, dentro de la zona arqueológica denominada Cuevas y Morros de Ávila. Se trata de una estación de grabados rupestres ubicada en un afloramiento rocoso, dispuesto en forma longitudinal, que sobresale visualmente sobre el entorno, en la que el Cabildo de Gran Canaria a intervenido ejecutando tareas de limpieza y consolidación. La visita permitirá conocer éstos y más detalles de la mano de los arqueólogos y especialistas que trabajan en este importante yacimiento. Las representaciones más abundantes del citado enclave son las figuraciones humanas, entre las que destaca el popular ‘Hombre de Guayadeque’. Existen también otras representaciones geométricas, principalmente incisiones lineales, que podrían tener un origen prehispánico y otros grabados con incisiones más recientes.
29/nov/2019 Leer más...
El investigador canario Jonathan Santana clausura el ciclo de conferencias denominado ‘Patrimonio con lupa’, intentando explicar lo que se considera un ejemplo histórico extraordinario: Cómo los aborígenes canarios fueron capaces, tras colonizar a los primeros grupos que llegan a las islas procedentes del norte de África hace dos mil años, de vivir aislados del continente hasta producirse la colonización de los europeos en el siglo XV. La intervención Santana Cabrera, titulada ‘Aislamiento y evolución en las islas oceánicas: la colonización humana de las Islas Canarias’, se desarrolla el día 27 de noviembre, a las 19:00 horas, en la Casa de Colón, en el marco del citado ciclo que ha venido desarrollándose desde el pasado mes de junio en la Casa de Colón, impulsado por el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario. Jonathan Santana presenta en su conferencia las líneas generales desarrolladas en el proyecto IsoCAN que ha obtenido 1,4 millones de euros de financiación al lograr una de las prestigiosas becas Starting Grant del Consejo Europeo de Investigación (ERC), destinadas a subvencionar investigaciones pioneras y de excelencia, cuyo objetivo persigue desentrañar cómo los aborígenes canarios fueron capaces de colonizar exitosamente las Islas Canarias, un territorio ecológicamente diverso y aislado del continente. Este trabajo se llevará a cabo durante cinco años a partir de enero próximo. Según explica Santana Cabrera “las Islas Canarias fueron colonizadas hace aproximadamente 2000 años por poblaciones campesinas del Norte de África. Esta colonización representa los límites más occidentales de la expansión de grupos campesinos en la antigüedad. Este es un ejemplo histórico extraordinario porque los primeros colonos permanecieron aislados hasta la llegada y colonización de los europeos en el siglo XV”. Según el investigador, este proyecto constituye “un gran paso adelante en la comprensión de los procesos de migración humana, adaptación y supervivencia en islas oceánicas aisladas y, además, servirá como referente para investigar los mecanismos y razones de la expansión humana en el pasado”. Para ello, el estudioso utilizará una perspectiva multidisciplinar basada en técnicas bioarqueológicas de vanguardia para indagar en dos cuestiones fundamentales para la investigación científica: cómo los seres humanos colonizaron nuevos territorios y cuáles fueron las adaptaciones culturales y tecnológicas resultantes. Los investigadores aplicarán dataciones radiocarbónicas para intentar poner fecha a la colonización de las islas, punto donde no hay acuerdo entre los expertos, aunque se puede situar entre el año 500 a.C y el siglo III d.C. Jonathan Santana Cabrera es el único canario de los 20 investigadores españoles que han obtenido la citada beca. Su tesis doctoral fue dirigida por los profesores de la ULPGC Amelia Rodríguez y Javier Velasco y en la actualidad trabaja en el Departamento de Arqueología de la Universidad de Durham, en Reino Unido, gracias a una beca Marie Curie. El proyecto IsoCAN integra investigadores españoles, estadounidenses, suecos y franceses. Será liderado por la ULPGC con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades de La Laguna, Durham (Reino Unido), Burdeos 1 (Francia) y Linköping (Suecia). Entre los investigadores canarios involucrados en este proyecto Santana destaca a los doctores Jacob Morales (ULPGC) y Rosa Fregel (ULL).
25/nov/2019 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria ha iniciado los trabajos para la limpieza, saneo, sellado de grietas y recuperación de canalizaciones en la cornisa de las cuevas de Risco Caído para evitar los riesgos potenciales de conservación y seguridad derivados fundamentalmente de las filtraciones de agua, una actuación que se enmarca dentro del plan de estabilización de la meseta situada sobre las cavidades.  Las labores afrontan varios frentes que incluyen el desbroce y desenraizado en las fracturas del terreno afectadas por la erosión y donde las raíces de la vegetación existente facilitan la penetración del agua. La intervención también contempla el cierre hermético de grietas y huecos, así como la retirada de rocas de distintos tamaños, prestando especial atención a aquellas que se encuentran en los bordes de la cornisa. Estas labores, que cuentan con un presupuesto de 36.903 euros, prevén igualmente la restauración de canales para impedir que el agua de lluvia fluya sobre las fracturas presentes en la meseta. Actualmente, el trazado de canales se oculta en diversos tramos bajo capas de tierra compactada, por lo que se trabajará en descubrir la totalidad de los trazados y restaurar las discontinuidades en algunos puntos críticos con el objetivo de rehabilitar la canalización y propiciar la evacuación del agua de lluvia hacia los extremos de la cornisa. Esto evitará que las aguas se precipiten directamente sobre el lugar en el que se guarece el conjunto troglodita, incluida la cueva número 6 y su santuario y marcador lunisolar aborigen, espacio emblemático del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, ámbito declarado Patrimonio Mundial.  El plazo de ejecución inicial de la obra, adjudicada a la empresa Ring Canarias, es de tres meses, aunque es posible que pueda variar en función de las condiciones meteorológicas. Mientras se desarrollan los trabajos, y por motivos de seguridad, se ha procedido a señalizar la zona y a cortar el tramo del camino a pie que discurre justo ante el volado bajo el cual se encuentran unas cuevas que conservan una parte sustancial del pasado insular y de los valores arqueológicos que sustentaron la distinción internacional del Paisaje Cultural por parte de la Unesco. La corporación insular cumple con este tipo de actuaciones con el compromiso adquirido de velar por la conservación del ancestral, vivo y poliédrico patrimonio que atesora la cumbre de la isla.
25/nov/2019 Leer más...
La cumbre de Gran Canaria se ha convertido en un auténtico libro abierto donde leer el pasado, el presente y el futuro, tal como hacen más de 60 estudiantes gracias al proyecto ‘La huella de los canarii’, que los sumerge en el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria para conocer sobre el terreno la valiosa realidad geográfica y humana declarada por Patrimonio Mundial. El germen de la iniciativa se produjo en el IES Siete Palmas, cuyo profesor de Geografía e Historia David Pérez subraya que en general los estudiantes poseen un conocimiento “muy teórico” del espacio, de ahí que esta experiencia suponga un aldabonazo en su percepción e incluso en su conciencia. “Para ellos y para ellas es todo un descubrimiento entrar en contacto con el paisaje y su gente y les quedan ganas de conocer y profundizar más”, agrega el docente. El proyecto, que parte de la premisa de que solo se ama aquello que se conoce, no solo establece un diálogo directo entre el alumnado y el entorno, sino que incluye la colaboración en la conservación de este espacio en el que pervive un legado milenario que late en múltiples manifestaciones. Esta iniciativa, que se suma a una corriente de educación inmersiva creciente a nivel internacional, está financiada por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias y cuenta con una doble colaboración del Cabildo grancanario que incluye una demostración del dispositivo de realidad virtual que traslada a la emblemática cueva número 6 de Risco Caído y su participación en una jornada de reforestación con el respaldo del Área de Medio Ambiente de la corporación. También presta su colaboración el Ayuntamiento de Artenara. Del trasiego del centro locero a las palabras de los ‘sabios’ El primer día del programa diseñado para los grupos arranca con la visita al centro locero de Lugarejos, ejemplo de hasta qué punto el Paisaje Cultural supone un punto y seguido en el tiempo al mantenerse con vida la elaboración de cerámica sin torno y cocida sin horno desde la cultura aborigen. Ante sus ojos atónitos, la alfarera Mari León da forma a bernegales, vasijas o gánigos que modela entre sus manos en apenas cinco minutos con una mezcla de barro, arena y almagre. “Lo encuentran todo muy entretenido”,  apunta Natalia Pintor, profesora de Historia del IES Domingo Rivero de Arucas. “Muchos ni siquiera habían subido a la cumbre y ahora han descubriendo historias y curiosidades que desconocían”, agrega. En la segunda jornada, tras amanecer en el pago de Las Arbejas, las chicas y chicos afrontan la llamada ruta de guías, sabios e intérpretes, organizada por la Fundación Lidia García, donde personas cumbreras como Manolo y Anastasio les revelan secretos de la zona y descubren, por ejemplo, que antiguamente se jugaba al fútbol con una vejiga de cochino. En el barrio del Tablao, Lalo les habla de los entresijos del oficio de paredero y pasan también ante la casa del piquero Rubén, heredero de una tradición troglodita fundamental para entender la relevancia mundial alcanzada por el Paisaje Cultural. También se han embarcado en este proyecto los IES Cairasco Figueroa, Gran Canaria, Las Huesas y el CEO Tejeda, enrolados en una serie de visitas que se prolongarán hasta el mes de diciembre. Así, en el tercer día del programa, ya completado por cuatro de los seis centros de secundaria que lo realizarán, el alumnado se vuelve a ajustar las botas de campo, esta vez para dirigirse a la Retamilla, en la base de los Moriscos, para participar en una jornada de reforestación dirigida desde el Área de Medio Ambiente del Cabildo. Como dice David Pérez, se trata de “sembrar esperanza” plantando fayas y brezos para dejar impresa una huella verde en el territorio y emocional y profunda en sus mentes.
21/nov/2019 Leer más...
El Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario celebra el día 21 de noviembre la última de las cuatro visitas guiadas gratuitas al centenario cementerio de Vegueta. Esta última cita guiada al cementerio de Vegueta, declarado hace nueve años Bien de Interés Cultural, dará comienzo a las 10:00 horas, durará aproximadamente dos horas y estará interpretada por un técnico de la empresa Tibicena, Arqueología y Patrimonio, quien revelará aspectos históricos asociados a este espacio, uno de los conjuntos patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, destacando sus singulares rincones ocultos y el papel protagonista que algunas personalidades jugaron en la historia contemporánea de Las Palmas de Gran Canaria y del conjunto del Archipiélago. Dicho cementerio está considerado por muchos historiadores como un auténtico museo, tanto por el valor histórico y cultural del conjunto como por los elementos arquitectónicos y escultóricos que alberga el recinto. Una gran obra para un espacio único La construcción del cementerio de Vegueta data de 1811, cuando una epidemia de fiebre amarilla asoló Las Palmas de Gran Canaria y provocó gran número de víctimas mortales. La imperiosa necesidad de dar sepultura a un número elevado de difuntos y la prohibición de los enterramientos en las iglesias, constituyeron los motivos fundamentales que originó la construcción de este primer cementerio de la ciudad. El sobresaliente legado arquitectónico y escultórico del conjunto, que refleja el ideario de reconocidos personajes de la historia de la ciudad; la calidad y cantidad de las piezas que lo integran; su variedad de estilos y carga simbólica, hacen que estemos ante uno de los bienes patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, de ahí que fuera declarado BIC en 2010. Traspasando sus muros, el público redescubre la historia personajes ilustres de la ciudad: abogados, artistas, militares... cuyos apellidos son aún hoy topónimos de muchas calles capitalinas. Tragedias como el hundimiento del trasatlántico italiano Sud América en 1888 dejaron tras de sí algunas de las unidades funerarias de mayor belleza en el cementerio en el que trabajó Ponce de León (sólo su patio antiguo reúne hasta catorce de sus obras).
19/nov/2019 Leer más...
La empresa Factum Arte, autora de la reproducción de la tumba de Tutankamón, avanza en construcción de las piezas de la réplica de la cueva de Risco Caído, lo que permite iniciar la adecuación del espacio que la acogerá en el Centro de Interpretación de las Montañas Sagradas de Gran Canaria, para lo que será cerrado durante las dos próximas semanas a partir de este lunes 18 de noviembre. Tras la adecuación, el Cabildo de Gran Canaria reabrirá sus puertas a la espera de la culminación de las piezas de la neocueva, que será tan milimétricamente exacta a la original que al visitante no le será posible distinguir si es la auténtica o no, ya que la experiencia sensorial será extraordinaria. Las obras de adecuación tienen un presupuesto de 35.000 euros y se ejecutarán en dos fases. La primera fase debe hacerse con el centro cerrado porque es incompatible con la presencia de público y se centrará en la intervención en el hueco destinado a la neocueva para permitir el montaje de las piezas por parte del personal de Factum Arte y de paso anclar y estabilizar la estructura con plenas garantías. La actuación facilitará además las posteriores labores de mantenimiento de la recreación a escala real de esta joya del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas, declarado Patrimonio Mundial. Una vez culminada esta fase, aproximadamente en dos semanas, el Centro de Interpretación será reabierto y abordará la segunda fase, consistente en la ejecución de los accesos y la instalación de un vidrio sobre el suelo de la neocueva. Tras este proceso, el Centro de Interpretación estará listo para entrar en una nueva etapa con una recreación prácticamente indistinguible de la cavidad original, convirtiéndose en un ejemplo de protección, documentación y accesibilidad al patrimonio cultural. La cristalización de esta neocueva ha sido posible gracias a la aplicación de tecnología punta dentro de un proceso que ha permitido elaborar las distintas piezas con una precisión milimétrica tras la realización de trabajos de digitalización con técnicas no invasivas para documentar el color de la superficie y las dimensiones de una cueva que sigue provocando que geógrafos, arqueólogos y arquitectos se froten los ojos. El Centro de Interpretación se inauguró el pasado mes de julio, justo después de la declaración del Paisaje Cultural como Patrimonio Mundial, y desde entonces ha recibido la visita de más de 6.500 personas, con una media que ya ronda las 1.500 entradas al mes. Mientras permanezca cerrado, una alternativa espectacular para sumergirse en el Patrimonio Mundial también es acudir al Centro de Interpretación del Roque Bentayga, otra de las ventanas al mundo aborigen de Gran Canaria.
18/nov/2019 Leer más...
Las cuarenta voces que dan vida al Coro de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) han subido a la cumbre de la isla para encontrar inspiración y ahondar en su conocimiento del imponente escenario natural y humano en el que se basa la cantata ‘Montañas Sagradas de Gran Canaria’, composición que se estrena este viernes dentro de la temporada de abono del conjunto musical del Cabildo. El arqueólogo del Cabildo Carlos Santana ejerció de cicerone y sus palabras sirvieron para que los artistas comprendieran la verdadera dimensión del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco y que encuentra ahora un eco sinfónico en esta composición de Ernesto Mateo para soprano, coro y orquesta que gira alrededor de los textos del cronista de Artenara, José Antonio Luján. Los intérpretes llegaron a la cumbre envueltos en la neblina y la llovizna que han abrazado a la isla durante estos días. De pronto, y tras abrirse un claro, descolló ante su mirada la Sierra del Bentayga, uno de los espacios sagrados que estructuran la obra, y no pudieron evitar cantar espontáneamente parte de la partitura que alude a este hito simbólico y paisajístico cuyo nombre, según aprendieron, se podría traducir como “el que sostiene”. Segundos después de obtener una fotografía del Bentayga, el barítono Néstor Pérez constató que la jornada les sirvió para “profundizar” e “impregnarse” de paisaje. “Nos ha puesto en situación, porque aunque no lo parezca, funcionamos muy gráficamente”, precisó. La contralto Rosa Montesdeoca se mostró impactada ante “la belleza casi agresiva y potente del territorio” y las alusiones constantes “a la reproducción, la Madre Naturaleza y la cosmología”. El territorio mítico y sagrado de la antigua población insular Aprovechando el telón de fondo de la cuenca de Tejeda, Santana les explicó que para la antigua población canaria “los puntos culminantes del territorio eran los más cercanos a la Divinidad” y suponían por lo tanto enclaves propicios para establecer santuarios y marcadores solares y lunares que les permitían controlar las estaciones y que ponen de manifiesto el dominio de fundamentos geométricos, geológicos y astronómicos. Santana añadió que la antigua población insular llegó a Gran Canaria procedente del norte de África y que “muy probablemente” se asentaría primeramente en el interior. “Este lugar posee una significación muy especial desde los primeros asentamientos y mantuvo su carácter mítico  tras el siglo VIII, cuando la población desbordó la cumbre, porque de aquí procede la sociedad que evolucionó en aislamiento durante 1.500 años”, precisamente uno de los rasgos que convierten al Paisaje Cultural en un paradigma universal. El grupo, cada vez más curioso y admirado, interrogó al experto sobre múltiples aspectos, incluida la antigüedad de aquellos asentamientos primigenios, una pregunta que condujo directamente hacia otro de los lugares que protagonizan  la cantata, Arecuzen, la actual Acusa, donde se han encontrado los restos aborígenes más antiguos, datados a caballo entre el siglo I a. C. y el I d. C, es decir, en el cambio de Era. Tras un recorrido por el paseo de Artenara asomados a la cuenca de Tejeda y sus inmediaciones, el Coro se adentró en el Centro de Interpretación de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, espacio del Cabildo que sumerge en los valores del Paisaje Cultural y donde siguieron empapándose en conocimientos sobre un entorno que, según Santana, “también es coral y polifónico”, pues se caracteriza por la “superposición de capas poblacionales”. La cantata se organiza en diez movimientos que recorren diferentes momentos y enclaves del legado aborigen y hunde sus raíces en una iniciativa del cronista Luján junto a un grupo de vecinos de Acusa. El cantante lírico Antonio Medina, vecino de Artenara, no podía ocultar su orgullo en la comida ofrecida por el Ayuntamiento. “Quisimos aportar nuestro granito de arena al proyecto de Risco Caído”, recordó este vecino de la cumbre que también se subirá al escenario del Auditorio Alfredo Kraus para cantarle a estas Montañas Sagradas que le vieron nacer, crecer y soñar.
14/nov/2019 Leer más...
El Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo grancanario celebra el día 9 de noviembre la primera de las cuatro visitas guiadas gratuitas al centenario cementerio de Vegueta. Las tres restantes tendrán lugar los días 14, 16 y 21 de noviembre. La visita guiada al cementerio de Vegueta, declarado hace nueve años Bien de Interés Cultural, dará comienzo a las 10:00 horas, durará aproximadamente dos horas y estará interpretada por un técnico de la empresa Tibicena, Arqueología y Patrimonio, quien revelará aspectos históricos asociados a este espacio, uno de los conjuntos patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, destacando sus singulares rincones ocultos y el papel protagonista que algunas personalidades jugaron en la historia contemporánea de Las Palmas de Gran Canaria y del conjunto del Archipiélago. Dicho cementerio está considerado por muchos historiadores como un auténtico museo, tanto por el valor arquitectónico del conjunto como por los elementos arquitectónicos y escultóricos que alberga el recinto. Una gran obra para un espacio único La construcción del cementerio de Vegueta data de 1811, cuando una epidemia de fiebre amarilla asoló Las Palmas de Gran Canaria y provocó gran número de víctimas mortales. La imperiosa necesidad de dar sepultura a un número elevado de difuntos y la prohibición de los enterramientos en las iglesias, constituyeron los motivos fundamentales que originó la construcción de este primer cementerio de la ciudad. El sobresaliente legado arquitectónico y escultórico del conjunto, que refleja el ideario de reconocidos personajes de la historia de la ciudad; la calidad y cantidad de las piezas que lo integran; su variedad de estilos y carga simbólica, hacen que estemos ante uno de los bienes patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, de ahí que fuera declarado BIC en 2010. Traspasando sus muros, el público redescubre la historia personajes ilustres de la ciudad: abogados, artistas, militares... cuyos apellidos son aún hoy topónimos de muchas calles capitalinas. Tragedias como el hundimiento del trasatlántico italiano Sud América en 1888 dejaron tras de sí algunas de las unidades funerarias de mayor belleza en el cementerio en el que trabajó Ponce de León (sólo su patio antiguo reúne hasta catorce de sus obras).
07/nov/2019 Leer más...
La realidad virtual del yacimiento de Risco Caído se presentó hoy en el Máster de Patrimonio Histórico, Cultural y Natural de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria durante una jornada en la que los estudiantes han experimentado una visita casi real a la cueva y su entorno sin salir del aula. Una de las tareas más difíciles que deben afrontar las instituciones involucradas en la salvaguarda del patrimonio cultural, histórico y natural es su conservación y promoción, y las tecnologías de realidad virtual ofrecen una excelente herramienta para la adquisición y documentación de la información, así como su posterior procesamiento informático, explicó Manuel Ramírez, profesor de la asignatura ‘Herramientas y tecnologías aplicadas a la gestión del Patrimonio’, del máster de la Facultad de Geografía e Historia de la ULPGC. Ramírez señaló que quería aprovechar esta oportunidad para que los estudiantes conocieran de primera mano la primera experiencia de aplicación de la tecnología de realidad virtual al patrimonio cultural en Canarias, que está teniendo un alto impacto en todo lo relacionado con la documentación y divulgación del patrimonio cultural. Armando González, estudiante del máster de Las Palmas de Gran Canaria y recién titulado con el grado en Historia, afirmó que se trata de una sensación muy vívida y emocionante, el sentir que estás ahí y vivirlo. Cree que además esta herramienta es idónea para las personas que por algún impedimento no pueden visitar el lugar. Otra alumna del máster, Conchy Rodriguez, vecina de Telde que además está terminando su trabajo de fin de grado de Historia, confesó que como historiadora le gustaría visitar la cueva pero entiende que esta herramienta permite visitas virtuales sin degradar el bien y añade ha tenido “la sensación de estar realmente en su interior gracias al sonido, la visualización, los colores y la posibilidad de interactuar con objetos”. La documentación gráfica generada al hilo de los proyectos de investigación, documentación, intervención y difusión de los bienes que componen el paisaje cultural recientemente declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO permiten visitas virtuales de estudiantes, investigadores y público interesado que deseen conocer algo más de cerca este ámbito. El Cabildo de Gran Canaria lleva a cabo desde hace varios años una amplia labor de difusión de los valores patrimoniales del paisaje cultural con la programación de diversas acciones para dar a conocer el legado de la antigua población canaria.
05/nov/2019 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria, a través del Servicio de Patrimonio Histórico, y con ocasión de la celebración del Día de los Difuntos, abre al público el próximo día 4 y hasta el 6 de noviembre, el periodo de inscripción para las cuatro visitas guiadas gratuitas al centenario cementerio de Vegueta, programadas para los días 9, 14, 16 y 21 de noviembre. Hasta el día 6 de noviembre tienen de plazo las personas interesados en acudir a estas visitas para solicitar información o cumplimentar su inscripción, a través de la web de gestión de las visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico http://visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Las plazas son limitadas. La visita guiada al cementerio de Vegueta, declarado hace nueve años Bien de Interés Cultural, dará comienzo a las 10:00 horas, durará aproximadamente dos horas y estará interpretada por un técnico de la empresa Tibicena, Arqueología y Patrimonio, quien revelará aspectos históricos asociados a este espacio, uno de los conjuntos patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, destacando sus singulares rincones ocultos y el papel protagonista que algunas personalidades jugaron en la historia contemporánea de Las Palmas de Gran Canaria y del conjunto del Archipiélago. Dicho cementerio está considerado por muchos historiadores como un auténtico museo, tanto por el valor arquitectónico del conjunto como por los elementos arquitectónicos y escultóricos que alberga el recinto. Una gran obra para un espacio único La construcción del cementerio de Vegueta data de 1811, cuando una epidemia de fiebre amarilla asoló Las Palmas de Gran Canaria y provocó gran número de víctimas mortales. La imperiosa necesidad de dar sepultura a un número elevado de difuntos y la prohibición de los enterramientos en las iglesias, constituyeron los motivos fundamentales que originó la construcción de este primer cementerio de la ciudad. El sobresaliente legado arquitectónico y escultórico del conjunto, que refleja el ideario de reconocidos personajes de la historia de la ciudad; la calidad y cantidad de las piezas que lo integran; su variedad de estilos y carga simbólica, hacen que estemos ante uno de los bienes patrimoniales de carácter funerario más importantes de Canarias, de ahí que fuera declarado BIC en 2010. Traspasando sus muros, el público redescubre la historia personajes ilustres de la ciudad: abogados, artistas, militares... cuyos apellidos son aún hoy topónimos de muchas calles capitalinas. Tragedias como el hundimiento del trasatlántico italiano Sud América en 1888 dejaron tras de sí algunas de las unidades funerarias de mayor belleza en el cementerio en el que trabajó Ponce de León (sólo su patio antiguo reúne hasta catorce de sus obras).
31/oct/2019 Leer más...
Ellas son parte esencial del paisaje y de la historia de la Gran Canaria más honda y auténtica y se situaron esta vez ante un espejo que refleja su profunda huella. Más de 120 mujeres de distintos puntos de la cumbre visitaron en Artenara el Centro de Interpretación de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, abierto de manera excepcional por el Cabildo en horario extendido para recibir a una ‘marea’ femenina que reivindicó su papel protagonista en el medio rural.  La corporación insular prestó así su colaboración en la tarde del viernes al VII Encuentro de Mujeres Rurales organizado por los ayuntamientos de Artenara, Tejeda y Valleseco, integrantes del Consorcio de Cumbres de Gran Canaria, para potenciar el liderazgo de las mujeres que viven y trabajan en el ámbito rural y visibilizar su aportación crucial a un entorno cuyos valores son parte sustancial de los argumentos que justificaron la inscripción del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Rosita Luján, nacida hace 81 años en el pago de Las Hoyas, en Artenara, rememoró tras recorrer el espacio una vida dedicada a “plantar y recoger”. En su memoria infantil habitan también los paseos hasta la cueva del complejo troglodita de Risco Caído donde un latonero arreglaba los calderos, lecheras y demás enseres domésticos. Rosita afirmó sentir “orgullo” del alcance que ha logrado el entorno rural de la mano del reconocimiento internacional del Paisaje Cultural, aunque también mostró “el dolor” por la cicatriz del incendio. “Pero bueno, se irá arreglando”, afirmó esperanzada. A sus 79 años, Cornelia García Torres, del Lomo de Los Santos de Tejeda, fue una pionera en su tiempo de lo que hoy en día se llamaría una mujer emprendedora pero que para ella simplemente fue “luchar por la vida” y “tener un negocio”, en su caso un local que era a la vez ferretería, tienda de comestibles y mil cosas más. “La mujer es lo principal de la cumbre. Son las mujeres las que siempre están al tanto de todo”, manifestó justo después del recorrido. “Esto está fantástico y muy bien explicado. Me ha alegrado mucho todo lo que he visto”, señaló. “Yo me he dedicado a la labranza, a la tierra. No se ha reconocido todo lo que las mujeres hemos hecho por esta tierra”, proclamó Margarita Santana, llegada en su caso del barrio de Lanzarote, en Valleseco. “Esto está precioso”, comentó en relación al Centro de Interpretación esta mujer de 89 años que se mueve despacio, con la ayuda de un bastón, pero con la misma determinación de la que ha hecho gala durante toda su vida. Así, grupo a grupo y guiadas por personal del Cabildo, las visitantes se sumergieron en un recorrido que informa sobre el espacio geográfico del Paisaje Cultural, las formas de vida de sus habitantes a lo largo de los siglos, sus creencias y el enclave de Risco Caído y su función de templo-almogarén y calendario lunisolar. En breve, además, se podrá disfrutar de la réplica de la icónica cueva número 6 y de su efecto lumínico en un entorno a escala real que ejecuta en sus estudios madrileños la empresa Factum Arte, autora de la reproducción de la tumba de Tutankamón. La visita al Centro de Interpretación se enmarcó en un acto lúdico en el casco de Artenara para fomentar el encuentro, el debate, la participación y la toma de decisiones de unas mujeres que contribuyen a diario a mantener el latido del gran corazón interior de Gran Canaria. La jornada incluyó talleres, música y se remató al filo de la proverbial noche cumbrera con un enyesque con productos locales cuyo regusto se mezcló con el buen sabor de boca que dejó la visita al Centro de Interpretación y ese viaje mental y sentimental a un pasado cuyo legado vive en el presente.
29/oct/2019 Leer más...
Teresa Delgado, conservadora de El Museo Canario, y Néstor López Dos-Santos, investigador del Centro de Investigaciones Forenses (CIFOR), abordarán en la cuarta de las conferencias incluidas en el ciclo denominado ‘Patrimonio con lupa’, que impulsa el Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, el complejo mundo de las momias de Gran Canaria. La intervención de ambos, titulada ‘Mirando de cerca a la muerte: Un viaje al interior de las momias de Gran Canaria’, se desarrolla el día 30 de octubre, a las 19:00 horas, en la Casa de Colón. Los trabajos de investigación impulsados por El Museo Canario en torno a las momias aborígenes están sacando a la luz una rica información que nos introduce en múltiples aspectos de la vida y la muerte de esta población. A través del estudio de sus dientes y huesos accedemos a cuestiones relacionadas con la dieta, las enfermedades padecidas, la esperanza de vida… Pero, además, el excelente estado de conservación de estos restos ha permitido que hayan llegado hasta nosotros elementos como las mortajas que envolvieron al difunto, los insectos asociados a la descomposición del cadáver, así como objetos de diversa naturaleza que acompañaron a algunos de estos cuerpos. Delgado y Dos-Santos profundizarán en su intervención en las prácticas mortuorias de los canarios, en su sistema de creencias y en la manera en la que las identidades fueron construidas y reproducidas. Curiosamente, la práctica totalidad de las momias que hoy figuran en la colección de El Museo Canario proceden de Acusa y Guayadeque, donde existían restos bien conservados, fáciles de encontrar por los investigadores del siglo XIX en sus exploraciones. Los datos arqueológicos disponibles en aquella época eran muy escasos, y se basaban sobretodo en la observación y en los registros históricos. Hoy en día, gracias a las nuevas técnicas, y en el marco de las nuevas corrientes historiográficas, los expertos se plantean varias cuestiones: ¿De qué época son realmente las momias custodiadas en El Museo Canario? ¿Proceden de la época de la conquista o son anteriores? ¿Es real la diferencia social entre momificados y no momificados? ¿Podemos dividir la sociedad de los antiguos canarios de esta forma? ¿Cuáles eran las prácticas funerarias más extendidas? Para responder a la primera cuestión, el museo puso en marcha un programa de investigación en 2011, que ha dado lugar a algunas sorpresas; por ejemplo, la datación obtenida para la momia inventariada con el número 8. Tradicionalmente este individuo había sido identificado, sin base científica alguna, con un personaje del momento de la conquista gran canaria, referenciado en diversas crónicas como Artemis o Artamy. Sin embargo, la datación realizada por el método del Carbono 14, nos indica que estamos ante un hombre que murió en alguna fecha situada entre los años 415 y 560 d. C., muy lejos pues de la conquista. Respecto a la consideración de las diferencias sociales entre individuos momificados y no momificados, se mantiene la creencia de que las desigualdades sociales de los antiguos canarios se manifestaban en el tratamiento dado al cuerpo tras la muerte. Es probable que la preparación del cadáver, previa a su colocación en túmulos, cuevas, cistas o fosas, estuviera generalizada -es decir, el amortajamiento era una práctica extendida a la casi totalidad de la población-. Sin embargo, sería la complejidad de esa práctica (calidad de las materias primas y número de capas usadas) la que variaría en virtud de la posición social.   Última conferencia El ciclo ‘Patrimonio con lupa’ concluye el día 27 de noviembre con el concurso del investigador de la Universidad de Durham, Jonathan Santana, quien explicará detalles de los hábitos alimenticios de los indígenas mediante el análisis del microdesgaste dental que ha ocupado buena parte de sus trabajos.
28/oct/2019 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria celebra el día 19 de octubre la primera de las cuatro visitas guiadas gratuitas organizadas para descubrir el Castillo de La Luz de la capital grancanaria.  La mencionada actividad requería inscripción previa y está enmarcada en los programas divulgativos que desarrolla el Servicio de Patrimonio Histórico, persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio cultural de la isla.  Organizada con la estrecha colaboración de la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, que actualmente ocupa la citada fortificación situada en el parque del Puerto de La Luz de la capital grancanaria, tendrán lugar todas ellas a las 10:00 horas. Cada una de las citadas visitas durarán dos horas y estarán interpretadas por un guía de la empresa Tibicena. En ellas el público podrá descubrir la historia de este emblemático castillo protegido con la figura de Bien de Interés Cultural, aunque ya estaba declarado monumento desde 1941. Las tres visitas restantes previstas por el Cabildo se llevarán a cabo los días 24, 26 y 31 de octubre. La citada iniciativa denominada ‘Castillos que esconden castillos’, pretende dar a conocer al público las distintas fases a las que se ha visto sometido esta construcción que partió de la  primitiva torre o Fortaleza de Las Isletas, hasta ir adaptándose al aumento de la población y especialmente, a los numerosos frentes bélicos que se le abrían a la Corona de Castilla. La torre fue haciéndose cada vez más y más compleja hasta convertirse en lo que hoy conocemos como Castillo de La Luz. De este modo, lo que podemos ver hoy es un castillo que en su interior esconde otros castillos, que se corresponden con las diferentes fases constructivas que vivió el espacio fruto de la cada vez mayor preocupación de la corona por la defensa de la ciudad. Construido a finales del siglo XV por orden del Gobernador Alonso de Fajardo, el Castillo de La Luz constituyó, durante sus primeros años, la única defensa de la urbe. Sus paredes, a pesar de estar considerado como uno de los mejor conservados del Archipiélago, han resistido, tras la conquista castellana, el asedio de piratas legendarios como el británico Sir Drake o la flota holandesa de Peter Van der Does. El Castillo de la Luz, levantado en su origen sobre un arrecife coralino, aislado de la costa, hoy en tierra firme, se presenta actualmente completamente rehabilitado en su interior y acompañado de un anexo ideado por Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano. La primera gran construcción defensiva europea en la actual ciudad de Las Palmas de Gran Canaria fue una modesta torre de piedra y mortero de cal levantada por Juan Rejón durante la conquista de la isla. Era una simple torre que fue levantada para defender las naves que desembarcaban en el refugio de las isletas, el puerto natural de la ciudad. En 1941 El Castillo de La Luz fue declarado Monumento Histórico-Artístico (BOE, 1941) y posteriormente, tras la cesión de competencias a las Comunidades Autónomas, pasó a convertirse en Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Hoy El Castillo de la Luz contiene la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, un museo dedicado al escultor canario Martín Chirino.
17/oct/2019 Leer más...