Economía

La creencia generalizada señala que los antiguos canarios subsistían predominantemente gracias al pastoreo. Sin embargo, su economía estaba basada de forma fundamental en la agricultura, y, en concreto, en el cultivo de cereales.

Llama la atención también el que combinaran simultáneamente cultivos de secano –requieren poco agua- con el de regadío, lo que explica la gran cantidad de graneros y silos que hallamos en los enclaves arqueológicos.

La ganadería, la pesca, el marisqueo o la recolección vegetal constituían actividades económicas, pero menos relevantes.

Lo que nos revela esta forma de subsistencia no es sólo un alto nivel de conocimientos productivos, capaces de producir excedentes, por lo que las poblaciones podían aumentar sin miedo a la escasez.

La complejidad de estas poblaciones explica, además, la evolucionada organización sociopolítica y la desigualdad.


Imágenes
Foto Foto
Vídeos
Vídeo