NOTICIAS
El Cabildo de Gran Canaria en colaboración con el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO y con el apoyo del Gobierno de Canarias y del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España, organiza el primer Encuentro Internacional sobre el Patrimonio Astronómico y los Lugares Sagrados. La cita se desarrollará los días 23 y 24 de mayo en el Auditorio Kraus en Las Palmas de Gran Canaria. Este evento aúna por primera vez dos importantes iniciativas de la UNESCO, como son la Iniciativa Temática del Patrimonio Mundial de la Astronomía y la Iniciativa del Patrimonio Religioso y Sagrado. El objetivo de este importante encuentro es establecer e identificar los vínculos que existen entre el patrimonio astronómico, el patrimonio religioso y los sitios sagrados, ilustrando la confluencia de bienes y lugares sagrados con connotaciones astronómicas que podrían contribuir a la Estrategia Mundial para una Lista del Patrimonio Mundial equilibrada, representativa y creíble, mejorando su representatividad. Representantes de la UNESCO y expertos de más de 20 países, incluyendo los organismos asesores como el ICOMOS y la IUCN, se reunirán durante estos días con el objetivo de alumbrar todo un conjunto de recomendaciones que permitan mejorar las decisiones del Comité del Patrimonio Mundial en estas materias. De esta forma Gran Canaria se constituye a finales de mayo en el foco internacional sobre estas temáticas, aportando innovadoras y valiosas orientaciones en relación al futuro del patrimonio mundial. En un denso programa de dos días, el encuentro abordará las principales directrices del Comité de Patrimonio Mundial en estas materias y analizará decenas de casos de estudio a través de los cinco continentes, que servirán de referencia en los debates que permitan adoptar finalmente las “Resoluciones de Gran Canaria sobre el Patrimonio Astronómico y los Lugares Sagrados”. A la cita acudirá todo un elenco de importantes personalidades y puntos focales de la UNESCO, de la UAI y otros organismos, así como académicos, investigadores y gestores de bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.
21/may/2018 Leer más...
La investigadora norteamericana de ascendencia india, Annette Lee, describirá las particularidades del calendario de las tribus nativas norteamericanas el martes 22 de mayo, en la Casa de Colón. La VI Edición de las Jornadas de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria en la Casa de Colón concluyen con la intervención de una decena de profesionales e investigadores en diferentes disciplinas, que presentarán distintas actuaciones de prevención conservación y reproducción en bienes del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria. “Conocimiento celeste y espiritualidad popular” que recoge la memoria viva del ámbito, es el título de la primera disertación, prevista a las 17.00 horas, que corre a cargo de los profesores de Filología Hispánica de la ULPGC Saray Cruz Ventura y Yeray Rodríguez Quintana. Ambos están implicados en el proyecto que pretende documentar, salvaguardar y difundir la memoria oral del Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña. Este estudio de la tradición oral manifiesta en sus portadores una cosmovisión del mundo fuertemente vinculada al territorio, al cielo y al simbolismo, y la UNESCO lo considera como parte integradora del patrimonio intangible. Los siux observadores del cielo La investigadora norteamericana Annette Lee, lidera una iniciativa denominada “Native Skywatchers” (Pueblos Nativos Observadores del Cielo) sobre estos conocimientos de las comunidades Ojibwe y Lakota. Los Ojibwe constituyen uno de los pueblos nativos más grandes de América del Norte junto a los Cheroquis y los Navajos, y los Lakota son parte de la tribu Sioux. La astrofísica y artista, directora del planetario de la Universidad Estatal de St. Cloud (Minnesota, Estado Unidos) y miembro de su Facultad de Astronomía y Física, presenta, a las 18.00 horas, los estudios orientados a recuperar y difundir el conocimiento relacionado con el firmamento de estos pueblos nativos norteamericanos. El proyecto “Native Skywatchers” abarca un amplio conjunto de actividades, incluyendo encuentros diseñados para los educadores tribales y personas interesadas en aumentar su conocimiento sobre la cultura tradicional astronómica de los Ojibwe y los Lakota. Constituye una iniciativa singular en la que se aúnan tradición, cultura, ciencia y arte. En esta última acepción el proyecto promueve exposiciones que incluyen pinturas, tallas en madera y cerámicas creadas por miembros de las comunidades. Cada obra entreteje el arte, la ciencia y la cultura en relación con las estrellas, la tierra y el paisaje. Bajo el nombre de “Actuaciones de prevención conservación y reproducción en bienes del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria” se desarrolla la siguiente intervención prevista a las 19.00 horas, y en la que intervienen los arqueólogos José de León, Julio Cuenca y José J. Guillén. “Risco Caído, una visión geométrica” es el nombre de la intervención del ingeniero geomático Carlos J. Gil Sarmiento que se pronunciará a las 19.15 horas. Y a las 19.30 Kevin Soler, licenciado en Física, incidirá sobre la conservación del conjunto arqueológico del mencionado enclave. Las jornadas concluyen con una proyección con imágenes de alta calidad de la luz en la cueva número 6 de Risco Caído realizadas por Ulises A. Morales y Ruth Ortega.     Las jornadas de Risco Caído se convocan anualmente y tienen como objetivo debatir temas de particular interés sobre los valores arqueológicos, astronómicos, y sus connotaciones culturales en actividad investigadora mundial, con especial incidencia en el valor y la singularidad del Paisaje Cultural RCESM de Gran Canaria propuesto a Patrimonio Mundial de la UNESCO. La cita se enmarca en el conjunto de iniciativas impulsadas por el Cabildo de Gran Canaria con la finalidad de conservar, investigar, difundir y poner en valor el hallazgo arqueológico del citado enclave y la reinterpretación del contexto paisajístico del entorno cuyos elementos representativos se han conservado hasta nuestros días.
21/may/2018 Leer más...
El día 19 de mayo el Cabildo de Gran Canaria desarrolla la última visita guiada al paraje natural de la Caldera de Bandama. La iniciativa requería inscripción previa y todas las plazas están cubiertas.  El mencionado enclave, que se encuentra localizado dentro del Paisaje Protegido de Tafira y está catalogado desde 1994 como Monumento Natural, se trata de una enorme depresión de 1.200 metros de diámetro y 220 metros de profundidad, originada por una explosión freatomagmática. Además, tanto El Pico y la Caldera constituyen un conjunto de gran valor científico, siendo declarados por el Instituto Tecnológico Geominero de España como Punto de Interés Geológico. La iniciativa, impulsada con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de Gran Canaria, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete o a las salinas de Tenefé. Para el antropólogo y técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González, que dirigirá alguna de las visitas previstas a la Caldera de Bandama asistido por la empresa Tibicena. Arqueología y Patrimonio SL, este singular enclave posee tres elementos de interés: el geológico y geomorfológico en relación a la formación de un volcán joven; el que explica su transformación de cono volcánico a unidad de acogida para la explotación agrícola del cultivo del vino durante siglos, y el de su nuevo uso didáctico ambiental y turístico que cobra a principios del siglo XX con el inicio del incipiente desarrollo de la llegada de visitantes extranjeros a la isla.   En los últimos años la Caldera de Bandama se señala como un área natural frecuentada por senderistas, amantes de las caminatas y el trekking. Con motivo de la presión humana, tránsito de guaguas turísticas y vehículos particulares ejercido en la zona, el Cabildo evalúa la capacidad de carga tanto del Pico de Bandama como de la Caldera, así como la implantación de un posible mecanismo de control para limitar la presencia de visitantes en este espacio natural de tanto valor. Desde el punto de vista del patrimonio cultural, la Caldera de Bandama abriga en el interior de la barriga de su cráter un rico banco de recursos arqueológicos y etnográficos relacionados con las especiales condiciones geomorfológicas del sitio y la capacidad del isleño de hacer productiva la tierra de fuego. La caldera ha sido objeto de una explotación agrícola con cultivos tradicionales desde el siglo XVIII. El nombre de Bandama proviene del comerciante flamenco del siglo XVI llamado Daniel Van Damme, quien vivió en Gran Canaria y compró los terrenos que ocupan la caldera para destinarlos al cultivo de la vid. En el fondo del cráter se conservan los restos de un interesante lagar del siglo XVIII y otros bienes etnográficos como eras, un conjunto de alpendres o muros de bancales de piedra. El célebre científico alemán Leopoldo von Buch definió la caldera, en su obra ‘Descripción física de las Islas Canarias’ (París, 1836), como “uno de los ejemplos naturales más notables que existen en la superficie del globo”, cuenta con una yacimiento en su pared norte denominado Cueva de los Canarios, empleado como silo por los antiguos canarios. Asimismo son destacables sus amplios valores ecológicos. En la zona es frecuente observar la aguililla canaria, el lagarto gigante de Gran Canaria, la lisa, el herrerillo y la alpispa, entre otros animales. La flora endémica es también digna de especial cuidado en este enclave.
18/may/2018 Leer más...
El día 10 de mayo el Cabildo de Gran Canaria desarrolla la segunda de las tres visitas guiadas al paraje natural de la Caldera de Bandama. La iniciativa requería inscripción previa y todas las plazas están cubiertas.  El mencionado enclave, que se encuentra localizado dentro del Paisaje Protegido de Tafira y está catalogado desde 1994 como Monumento Natural, se trata de una enorme depresión de 1.200 metros de diámetro y 220 metros de profundidad, originada por una explosión freatomagmática. Además, tanto El Pico y la Caldera constituyen un conjunto de gran valor científico, siendo declarados por el Instituto Tecnológico Geominero de España como Punto de Interés Geológico. La visita que resta tendrá lugar el próximo día 19 de mayo. La iniciativa, impulsada con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de Gran Canaria, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete o a las salinas de Tenefé. Para el antropólogo y técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González, que dirigirá alguna de las visitas previstas a la Caldera de Bandama asistido por la empresa Tibicena. Arqueología y Patrimonio SL, este singular enclave posee tres elementos de interés: el geológico y geomorfológico en relación a la formación de un volcán joven; el que explica su transformación de cono volcánico a unidad de acogida para la explotación agrícola del cultivo del vino durante siglos, y el de su nuevo uso didáctico ambiental y turístico que cobra a principios del siglo XX con el inicio del incipiente desarrollo de la llegada de visitantes extranjeros a la isla.   En los últimos años la Caldera de Bandama se señala como un área natural frecuentada por senderistas, amantes de las caminatas y el trekking. Con motivo de la presión humana, tránsito de guaguas turísticas y vehículos particulares ejercido en la zona, el Cabildo evalúa la capacidad de carga tanto del Pico de Bandama como de la Caldera, así como la implantación de un posible mecanismo de control para limitar la presencia de visitantes en este espacio natural de tanto valor. Desde el punto de vista del patrimonio cultural, la Caldera de Bandama abriga en el interior de la barriga de su cráter un rico banco de recursos arqueológicos y etnográficos relacionados con las especiales condiciones geomorfológicas del sitio y la capacidad del isleño de hacer productiva la tierra de fuego. La caldera ha sido objeto de una explotación agrícola con cultivos tradicionales desde el siglo XVIII. El nombre de Bandama proviene del comerciante flamenco del siglo XVI llamado Daniel Van Damme, quien vivió en Gran Canaria y compró los terrenos que ocupan la caldera para destinarlos al cultivo de la vid. En el fondo del cráter se conservan los restos de un interesante lagar del siglo XVIII y otros bienes etnográficos como eras, un conjunto de alpendres o muros de bancales de piedra. El célebre científico alemán Leopoldo von Buch definió la caldera, en su obra ‘Descripción física de las Islas Canarias’ (París, 1836), como “uno de los ejemplos naturales más notables que existen en la superficie del globo”, cuenta con una yacimiento en su pared norte denominado Cueva de los Canarios, empleado como silo por los antiguos canarios. Asimismo son destacables sus amplios valores ecológicos. En la zona es frecuente observar la aguililla canaria, el lagarto gigante de Gran Canaria, la lisa, el herrerillo y la alpispa, entre otros animales. La flora endémica es también digna de especial cuidado en este enclave.
09/may/2018 Leer más...
El día 5 de mayo el Cabildo de Gran Canaria desarrolla la primera de las tres visitas guiadas al paraje natural de la Caldera de Bandama. La iniciativa requería inscripción previa y todas las plazas están cubiertas. El mencionado enclave, que se encuentra localizado dentro del Paisaje Protegido de Tafira y está catalogado desde 1994 como Monumento Natural, se trata de una enorme depresión de 1.200 metros de diámetro y 220 metros de profundidad, originada por una explosión freatomagmática. Además, tanto El Pico y la Caldera constituyen un conjunto de gran valor científico, siendo declarados por el Instituto Tecnológico Geominero de España como Punto de Interés Geológico. Las dos visitas restantes tendrán lugar los próximos días 10 y 19 de mayo. La iniciativa, impulsada con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de Gran Canaria, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete o a las salinas de Tenefé. Para el antropólogo y técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González, que dirigirá alguna de  las tres visitas previstas a la Caldera de Bandama asistido por la empresa Tibicena. Arqueología y Patrimonio SL, este singular enclave posee tres elementos de interés: el geológico y geomorfológico en relación a la formación de un volcán joven; el que explica su transformación de cono volcánico a unidad de acogida para la explotación agrícola del cultivo del vino durante siglos, y el de su nuevo uso didáctico ambiental y turístico que cobra a principios del siglo XX con el inicio del incipiente desarrollo de la llegada de visitantes extranjeros a la isla.   En los últimos años la Caldera de Bandama se señala como un área natural frecuentada por senderistas, amantes de las caminatas y el trekking. Con motivo de la presión humana, tránsito de guaguas turísticas y vehículos particulares ejercido en la zona, el Cabildo evalúa la capacidad de carga tanto del Pico de Bandama como de la Caldera, así como la implantación de un posible mecanismo de control para limitar la presencia de visitantes en este espacio natural de tanto valor. Desde el punto de vista del patrimonio cultural, la Caldera de Bandama abriga en el interior de la barriga de su cráter un rico banco de recursos arqueológicos y etnográficos relacionados con las especiales condiciones geomorfológicas del sitio y la capacidad del isleño de hacer productiva la tierra de fuego. La caldera ha sido objeto de una explotación agrícola con cultivos tradicionales desde el siglo XVIII. El nombre de Bandama proviene del comerciante flamenco del siglo XVI llamado Daniel Van Damme, quien vivió en Gran Canaria y compró los terrenos que ocupan la caldera para destinarlos al cultivo de la vid. En el fondo del cráter se conservan los restos de un interesante lagar del siglo XVIII y otros bienes etnográficos como eras, un conjunto de alpendres o muros de bancales de piedra. El célebre científico alemán Leopoldo von Buch definió la caldera, en su obra ‘Descripción física de las Islas Canarias’ (París, 1836), como “uno de los ejemplos naturales más notables que existen en la superficie del globo”, cuenta con una yacimiento en su pared norte denominado Cueva de los Canarios, empleado como silo por los antiguos canarios. Asimismo son destacables sus amplios valores ecológicos. En la zona es frecuente observar la aguililla canaria, el lagarto gigante de Gran Canaria, la lisa, el herrerillo y la alpispa, entre otros animales. La flora endémica es también digna de especial cuidado en este enclave.
04/may/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria inicia este sábado 5 de mayo el plan de visitas guiadas 2108 a Risco Caído con el primer grupo de 12 personas inscritas para esta fecha. El 23 abril, día de apertura de inscripciones, se ocuparon en menos de dos horas las 336 plazas ofertadas para todo el año debido al gran interés que suscita el enclave y entorno de Risco Caído, escogido junto a los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, como candidatura española a ser declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. Unas 200 personas integran la lista de espera a la expectativa de poder optar a una de las plazas si se produce alguna cancelación. Las plazas previstas por visita están limitadas a 12 personas, con la finalidad de garantizar la conservación y controlar el efecto de la presión humana sobre este delicado yacimiento y su entorno. Las 28 visitas previstas se desarrollarán entre mayo y julio, los sábados y domingos, mientras que, de agosto a septiembre, se llevarán a cabo únicamente los sábados. El Cabildo de Gran Canaria ofrece también servicios de guías de forma gratuita para grupos de 10 a 30 personas que soliciten visitar el Bentayga, Cuevas del Rey, el poblado de Acusa y Cuevas del Caballero que son otros enclaves englobados dentro del Paisaje Cultural Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña. Las solicitudes se realizan a través de la nueva web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 h. Esta aplicación web que gestiona las inscripciones permite los usuarios, previamente registrados, acceder de forma rápida a la información y normativa que regula cada visita, facilitando tanto elección de fechas, como la reserva de plazas y evaluación de la actividad. En las visitas a Risco Caído quedan excluidas las personas que ya han tenido la oportunidad de disfrutar de esta experiencia en ediciones anteriores y las que no han asistido sin cancelar previamente la reserva. Las visitas al importante y frágil yacimiento cumbrero de Risco Caído, previstas en el marco de la iniciativa divulgativa denominada ‘Yacimientos Estrella’ que impulsa la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo, tendrán lugar del 5 de mayo al 22 de septiembre   próximo, permitiendo que un total de 336  personas admiren este año el singular fenómeno que se produce entre los equinoccios de primavera  y  otoño  en el interior de la cueva número seis, en el instante en que un  haz de luz recorre su pared del fondo bañando sus grabados púbicos y orificios, imprimiendo al yacimiento un carácter marcadamente astronómico. YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. En el caso de Risco Caído destaca de forma especial la cueva número seis, un espacio de planta circular con una cúpula de más de cuatro metros de altura. En su lado Este, coincidiendo con el punto más elevado, se abre una claraboya rectangular por la que penetra la luz del sol entre los equinoccios de primavera y otoño, bañando los grabados ubicados en su pared del fondo. Este yacimiento, que posee un carácter marcadamente religioso y astronómico, está considerado uno de los conjuntos sagrados más espectaculares de Gran Canaria. Hay que recordar que Gran Canaria es el lugar del mundo con la mayor concentración de grabaciones de triángulos púbicos prehistóricos del mundo. Estos valores arqueoastronómicos avalan la actual candidatura del Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña ante la UNESCO como Patrimonio Mundial, un objetivo por el que el Cabildo grancanario viene trabajando desde hace unos años. En definitiva, una auténtica joya arqueoastronómica sin parangón en las 100.000 islas existentes en el planeta, ya que el hecho de que este templo se encuentre en una isla lo hace aún más valioso porque representa la odisea de una población que desarrolló entre cielo y tierra una identidad propia, aislada de toda cultura continental. Todo ello sustentado por una cultura desaparecida que evolucionó, en total aislamiento, hasta la llegada, entre el siglo XIII y XIV, de los marinos del sur de Europa en busca de las nuevas rutas de las especias y del comercio de esclavos. La antigua población canaria desarrolló un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros. Casi todas las personas que han tenido la oportunidad participar en este programa de visitas muestran un alto grado de satisfacción valorando positivamente las explicaciones del guía, el horario e itinerario de la visita, la organización y desarrollo de la misma, o los conocimientos adquiridos durante la actividad. C
03/may/2018 Leer más...
El lunes, día 30 de abril, el Cabildo de Gran Canaria abre el plazo de inscripción para las tres visitas guiadas al paraje natural de la Caldera de Bandama, que tendrán lugar los próximos días 5, 10 y 19 de mayo. El mencionado enclave, que se encuentra localizado dentro del Paisaje Protegido de Tafira y está catalogado desde 1994 como Monumento Natural, se trata de una enorme depresión de 1.200 metros de diámetro y 220 metros de profundidad, originada por una explosión freatomagmática. Además, tanto El Pico y la Caldera constituyen un conjunto de gran valor científico, siendo declarados por el Instituto Tecnológico Geominero de España como Punto de Interés Geológico. La iniciativa, impulsada con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios, se enmarca dentro de la política patrimonial impulsada por la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura que busca difundir la singularidad de los distintos paisajes culturales de Gran Canaria, y que ha registrado una notable participación en sus precedentes entregas cursadas a la Mesa de Acusa, Barranco de Guayadeque, Finca de Osorio, La Isleta, El Hornillo de Agaete o a las salinas de Tenefé. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción hasta el día 3 de mayo a través de la nueva web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Los asistentes dispondrán para su traslado a la Caldera de Bandama de una guagua gratuita los días indicados, que saldrá desde la Fuente Luminosa, en Las Palmas de Gran Canaria, a las 9.00 horas. La duración aproximada de la visita será de cuatro horas. Se solicita que los inscritos lleven calzado adecuado, ya que el recorrido que posee una dificultad alta se realiza por un terreno en pendiente y extremadamente resbaladizo. Para el antropólogo y técnico del área de Patrimonio Histórico de  la Consejería de Cultura, José González, que dirigirá alguna de  las tres visitas previstas a la Caldera de Bandama asistido por la empresa Tibicena. Arqueología y Patrimonio SL, este singular enclave posee tres elementos de interés: el geológico y geomorfológico en relación a la formación de un volcán joven; el que explica su transformación de cono volcánico a unidad de acogida para la explotación agrícola del cultivo del vino durante siglos, y el de su nuevo uso didáctico ambiental y turístico que cobra a principios del siglo XX con el inicio del incipiente desarrollo de la llegada de visitantes extranjeros a la isla.   En los últimos años la Caldera de Bandama se señala como un área natural frecuentada por senderistas, amantes de las caminatas y el trekking. Con motivo de la presión humana, tránsito de guaguas turísticas y vehículos particulares ejercido en la zona, el Cabildo evalúa la capacidad de carga tanto del Pico de Bandama como de la Caldera, así como la implantación de un posible mecanismo de control para limitar la presencia de visitantes en este espacio natural de tanto valor. Desde el punto de vista del patrimonio cultural, la Caldera de Bandama abriga en el interior de la barriga de su cráter un rico banco de recursos arqueológicos y etnográficos relacionados con las especiales condiciones geomorfológicas del sitio y la capacidad del isleño de hacer productiva la tierra de fuego. La caldera ha sido objeto de una explotación agrícola con cultivos tradicionales desde el siglo XVIII. El nombre de Bandama proviene del comerciante flamenco del siglo XVI llamado Daniel Van Damme, quien vivió en Gran Canaria y compró los terrenos que ocupan la caldera para destinarlos al cultivo de la vid. En el fondo del cráter se conservan los restos de un interesante lagar del siglo XVIII y otros bienes etnográficos como eras, un conjunto de alpendres o muros de bancales de piedra. El célebre científico alemán Leopoldo von Buch definió la caldera, en su obra ‘Descripción física de las Islas Canarias’ (París, 1836), como “uno de los ejemplos naturales más notables que existen en la superficie del globo”, cuenta con una yacimiento en su pared norte denominado Cueva de los Canarios, empleado como silo por los antiguos canarios. Asimismo son destacables sus amplios valores ecológicos. En la zona es frecuente observar la aguililla canaria, el lagarto gigante de Gran Canaria, la lisa, el herrerillo y la alpispa, entre otros animales. La flora endémica es también digna de especial cuidado en este enclave.
27/abr/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria abrirá el próximo día 23 de abril el plazo de inscripción para el programa de visitas guiadas al enclave y entorno de Risco Caído, escogido junto a los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria, como candidatura española a ser declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. Las visitas al importante y frágil yacimiento cumbrero de Risco Caído, previstas en el marco de la iniciativa divulgativa denominada ‘Yacimientos Estrella’ que impulsa la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo, tendrán lugar del 5 de mayo al 22 de septiembre   próximo, permitiendo que un total de 336  personas admiren este año el singular fenómeno que se produce entre los equinoccios de primavera y otoño en el interior de la cueva número seis, en el instante en que un  haz de luz recorre su pared del fondo bañando sus grabados púbicos y orificios, imprimiendo al yacimiento un carácter marcadamente astronómico. Las plazas previstas por visita están limitadas a 12 personas, con la finalidad de garantizar la conservación y controlar el efecto de la presión humana sobre este delicado yacimiento y su entorno. Las 28 visitas previstas se desarrollarán entre mayo y julio, los sábados y domingos, mientras que, de agosto a septiembre, se llevarán a cabo únicamente los sábados. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción a través de la nueva web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Las visitas estarán interpretadas por especialistas y los inscritos deberán presentarse a las 6.30 horas ante la fachada de la Iglesia de Artenara, desde donde una guagua los trasladará hasta el sendero de accesibilidad media-alta que se recorre a pie durante 30 minutos. El plan de la visita estima la llegada a la cueva poco antes del efecto astronómico que se produce a las 8.00 horas. Durante los recorridos de ida y vuelta se divisan los impresionantes macizos de la cumbre con una duración aproximada total de la excursión de cuatro horas y media. La visita solo cubre el transporte entre Artenara y el aparcadero próximo al sendero que conduce a Risco Caído, por lo que los usuarios deben desplazarse por su cuenta hasta Artenara. Debido a las condiciones del terreno, que tiene un grado de dificultad media-alta, el Cabildo advierte que la actividad no es apta para aquellas personas con movilidad reducida y dificultad para el desplazamiento. Asimismo, se recomienda llevar agua, comida, gorra, así como calzado y vestimenta adecuada. El programa de visitas guiadas Risco Caído 2018 – Yacimientos Estrella de Patrimonio Histórico se realiza a través de la aplicación web visitas.grancanariapatrimonio.com que permite los usuarios, previamente registrados, acceder de forma rápida a la información y normativa que regula cada visita, facilitando tanto la gestión y elección de fechas, como la reserva de plazas y evaluación de la actividad. En esta oferta quedan excluidos los que ya han tenido la oportunidad de disfrutar de esta experiencia en ediciones anteriores y los que no han asistido sin cancelar previamente la reserva. YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. En el caso de Risco Caído destaca de forma especial la cueva número seis, un espacio de planta circular con una cúpula de más de cuatro metros de altura. En su lado Este, coincidiendo con el punto más elevado, se abre una claraboya rectangular por la que penetra la luz del sol entre los equinoccios de primavera y otoño, bañando los grabados ubicados en su pared del fondo. Este yacimiento, que posee un carácter marcadamente religioso y astronómico, está considerado uno de los conjuntos sagrados más espectaculares de Gran Canaria. Hay que recordar que Gran Canaria es el lugar del mundo con la mayor concentración de grabaciones de triángulos púbicos prehistóricos del mundo. Estos valores arqueoastronómicos avalan la actual candidatura del Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña ante la UNESCO como Patrimonio Mundial, un objetivo por el que el Cabildo grancanario viene trabajando desde hace unos años.  En definitiva, una auténtica joya arqueoastronómica sin parangón en las 100.000 islas existentes en el planeta, ya que el hecho de que este templo se encuentre en una isla lo hace aún más valioso porque representa la odisea de una población que desarrolló entre cielo y tierra una identidad propia, aislada de toda cultura continental. Todo ello sustentado por una cultura desaparecida que evolucionó, en total aislamiento, hasta la llegada, entre el siglo XIII y XIV, de los marinos del sur de Europa en busca de las nuevas rutas de las especias y del comercio de esclavos. La antigua población canaria desarrolló un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
20/abr/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria recepciona el día 21 de abril en el albergue de Juncalillo, a partir de las 18.00 horas, las  133 propuestas recibidas por vecinos y vecinas del ámbito del Paisaje Cultural Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña (RCESM), resultado del proceso participativo impulsado en colaboración con los ayuntamientos de Tejeda, Artenara, Agaete y Gáldar. En el mencionado acto intervendrá el consejero de Cultura del Cabildo, Carlos Ruiz, el director general del Área de Participación Ciudadana de la Corporación, Jorge Artiles, y el coordinador del proyecto Risco Caído, José de León. Al final del evento actuará el verseador Yeray Rodríguez, vecino del ámbito del Paisaje Cultural, y se degustarán productos de la zona. Durante el proceso participativo dirigido a toda la ciudadanía, entidades, asociaciones y colectivos del ámbito integrado en la candidatura de Risco Caído como Patrimonio Mundial de la UNESCO, el Cabildo recibió un total de 133 propuestas de distinta naturaleza. De la agricultura a la sostenibilidad 24 de ellas se relacionan con la agricultura, ganadería, el agua y la comercialización de productos agrícolas, temas que concentran la mayor parte de las inquietudes de los vecinos de la zona. Otras 16 giran en torno al sector turístico y proponen la creación de rutas locales, señalización, promoción de los valores de las diferentes zonas, ampliar el horario de los restaurantes, o el acceso wifi. Como demuestran las 14 propuestas recibidas en torno al programa de participación, éste es uno de los temas que más interesa a los ciudadanos de los municipios. El Cabildo quiere dar continuidad a este proceso articulando fórmulas que permitan la participación de la población local en el organismo que gestione el Paisaje Cultural RCESM. Entre las 13 iniciativas del programa de gestión del Paisaje Cultural varias giran en torno a la sostenibilidad como modelo de desarrollo. Las iniciativas de mejora paisajística plantean 12 acciones de embellecimiento, reforestación, restauración, conservación y creación de más miradores. El resto de las propuestas se refieren al plan de adquisiciones, actuaciones de conservación, musealización, desarrollo económico, gestión de visitantes, difusión, el plan de infraestructuras y servicios. El proceso participativo puesto en marcha desde hace meses por el Cabildo de Gran Canaria tiene por objeto estudiar las posibles propuestas de la población de los cuatro municipios implicados en el ámbito del Paisaje Cultural, para luego tomar decisiones consensuadas y abordar las enfocadas a la conservación, dinamización y gestión del citado ámbito. En el encuentro se informará de algunas de las propuestas planteadas y que ya se están desarrollando por el Cabildo. Los primeros encuentros ciudadanos se celebraron en los meses de noviembre y diciembre pasados en Artenara, Tejeda y Barranco Hondo de Abajo, en Gáldar. En estas primeras sesiones, los vecinos recibieron información de la candidatura, discutieron sobre la situación actual y los retos futuros de sus municipios, y realizaron las citadas propuestas.
20/abr/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria acaba de tramitar el expediente para incoar como Bien de Interés Cultural, en la categoría de zona arqueológica, los restos del ingenio azucarero de Los Picachos, localizado en el casco urbano de Telde, en el lugar conocido como Llanos de San Gregorio, al entender que reúne los notorios valores que contempla el artículo 17 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo de Patrimonio Histórico de Canarias. Además de formalizar su reconocimiento como BIC, el Cabildo plantea en el expediente que tramita ante la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, una delimitación del mencionado complejo y de su entorno de protección, tal como dispone al efecto la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias. Los criterios empleados para el establecimiento de los límites de la zona arqueológica del ingenio azucarero de Los Picachos parten, por un lado de la necesidad de aplicar un régimen especial de protección para unos bienes de naturaleza arqueológica con unas características muy singulares dentro del patrimonio histórico insular, y por otro de interés por garantizar la preservación de la integridad de los bienes que lo conforman. A la hora de establecer la delimitación propuesta se ha partido del criterio de la consideración conjunta de los elementos visibles que pueden formar parte del complejo industrial y de otros que aun no siendo visibles pueden contener,  dadas las evidencias en superficie, restos subyacentes pertenecientes al bien y que ayuden a la comprensión y explicación histórica del mismo.  El ingenio azucarero de Los Picachos de Telde constituye no solo uno de los pocos testigos de la arquitectura industrial azucarera del siglo XV-XVI en Gran Canaria, sino uno de los escasos ejemplos de arquitectura civil e industrial de esta etapa de los inicios de la colonización de la isla. El hecho de contar con parte de la estructura, una zona de potencialidad arqueológica importante y construcciones hidráulicas ligadas al ingenio y a la acequia del mismo periodo que movió dicha industria, hacen de este yacimiento un complejo excepcional desde el punto de vista de la investigación y conocimiento histórico, así como desde la perspectiva del conocimiento social y la puesta en valor del patrimonio de los comienzos de proceso colonizador europeo en el territorio insular. El Cabildo considera que Los Picachos se trata de un bien que se ha convertido en un referente de la implicación ciudadana en la defensa del patrimonio histórico desde hace décadas, y pone en valor la propuesta de incoación  presentada en su día y avalada por el colectivo Turcón-Ecologistas en Acción, con una amplia trayectoria en la sensibilización, difusión y protección de los valores ambientales y patrimoniales de Gran Canaria. El ingenio azucarero fue mandado a construir por Alonso Rodríguez de Palencia en el siglo XV, pasando su propiedad más tarde a Cristóbal García del Castillo. Se trata del único exponente de los ingenios que se crearon con posterioridad a la conquista, cuando la explotación de la caña de azúcar cobra un gran auge en Gran Canaria durante la primera mitad del citado siglo debido a la alta demanda europea.  El enclave, construido a base de pilares mampuestos, piedra y bloques de cantería, está actualmente derruido en gran parte. Varios de los pilares originales del ingenio sufrieron importantes derrumbes en 1986 y 1994. El ingenio azucarero de Los Picachos estaba ya incluido en la Carta Etnográfica de Gran Canaria con el número de referencia 6.287 y se localiza en el comienzo de la carretera general que desde San Gregorio conduce a Melenara, en la zona conocida como Los Picachos, por su topónimo, situado entre el estanque y las cantoneras de la Heredad de Aguas de la Vega de Telde.
10/abr/2018 Leer más...
El emblemático edificio del Gabinete Literario es el protagonista del ciclo de visitas guiadas gratuitas impulsadas por el Cabildo grancanario que darán comienzo el día 7 de abril, que persiguen difundir entre la ciudadanía la peculiaridad de los bienes que en la isla gozan de la máxima protección patrimonial, los denominados BIC (Bienes de Interés Cultural. Organizada por la unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, la primera de ellas se celebra el día 7, mientras que las restantes se producirán los días 12 y 14 de abril. Todas las plazas que se pusieron a disposición del público ya han sido cubiertas. María Cárdenes Guerra, técnica de la Consejería de Cultura  del  Cabildo de Gran Canaria, dirigirá la visita guiada, que estará asistida por la empresa Tibicena. La visita propone un recorrido de 90 minutos de duración por la historia de uno de los edificios históricos más bellos y mejor conservados de la capital grancanaria, declarado BIC en 1985, con la categoría de Monumento Histórico-Artístico cuya sede actual ocupa parte del solar del convento de las Clarisas, desamortizado en 1836, antes del reinado de Isabell II. El arquitecto Fernando Navarro fue el encargado de proyectar, en el año 1900, este edificio modernista con elementos neoclásicos, sobre el solar que antes ocupó el convento clariso. En dicho espacio se localizó el primer teatro de la ciudad (el Teatro Cairasco) según un proyecto de Santiago Barry. Sobre este teatro se erigió un palacete dieciochesco (el Salón Dorado), donde actualmente se organizan todo tipo de eventos y reuniones. Este salón fue proyectado por Joaquín Prats en 1917. Más tarde se haría la fachada principal de Fernando Navarro y Rafael Massanet.  Desde entonces ha venido jugando un papel fundamental en el desarrollo cultural de la isla. Personajes como Unamuno, Saint Saenz, Caruso o Miguel Fleta, Benlliure, Ramón y Cajal o Canalejas, pero también prácticamente todos los grandes artistas e intelectuales canarios -desde Tomás Morales y Alonso Quesada, a los contemporáneos Juan Hidalgo o Alfredo Kraus-, han pasado con su arte y erudición por el Gabinete Literario. En el interior del edificio de estilo modernista se custodia una importante colección de obras de arte, como la colección del pintor catalán Eliseo Maifrén o el techo del Salón Dorado, realizado por el artista palmero González Méndez. El edificio tiene tres plantas y se organiza en dos crujías paralelas a la fachada principal y otras tres paralelas a la calle General Bravo. El núcleo del edificio es un espacio central de altura libre, con el hall y la escalera imperial proyectada por Marrero Regalado en 1946, frente al acceso, con un cierre cenital acristalado. El Cabildo de Gran Canaria acometió a finales del pasado año la restauración del torreón sudoeste del edificio y la restauración del suelo de madera del Salón Dorado, con una inversión de 188.834 euros. La nueva serie de visitas guiadas se inició el pasado año en el casco de Agüimes con la pretensión de abordar las peculiaridades y naturaleza de los denominados bienes de interés cultural existentes en Gran Canaria, así como los grados de protección que implica este importante reconocimiento jurídico con el que se preserva y respetan sus distintos valores. La Ley de Patrimonio Histórico España, define que: "en el seno del Patrimonio Histórico Español, y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela, adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural, que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que, de forma más palmaria, requieran tal protección. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae".
06/abr/2018 Leer más...
El emblemático edificio del Gabinete Literario será el próximo destino escogido por el programa de visitas guiadas dedicadas a explicar a la ciudadanía la peculiaridad de los bienes que en la isla gozan de la máxima protección patrimonial, los denominados BIC (Bienes de Interés Cultural. Organizada por la unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, las tres citas previstas se celebran los días 7, 12 y 14 de abril con carácter gratuito, permaneciendo abierto el plazo de inscripción desde el lunes, día 2 hasta el 4 de abril. Las plazas ofrecidas en cada una de las visitas son 35. Los interesados pueden solicitar información o cumplimentar su inscripción a través de la nueva web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. La nueva serie de visitas guiadas se inició el pasado año en el casco de Agüimes con la pretensión de abordar las peculiaridades y naturaleza de los denominados bienes de interés cultural existentes en Gran Canaria, así como los grados de protección que implica este importante reconocimiento jurídico con el que se preserva y respetan sus distintos valores. María Cárdenes Guerra, técnica de la Consejería de Cultura  del  Cabildo de Gran Canaria, dirigirá la visita guiada, que estará asistida por la empresa Tibicena. En el caso del Gabinete Literario se propone un recorrido de 90 minutos de duración por la historia de uno de los edificios históricos más bellos y mejor conservados de la capital grancanaria, declarado BIC en 1985, con la categoría de Monumento Histórico-Artístico cuya sede actual ocupa parte del solar del convento de las Clarisas, desamortizado en 1836, antes del reinado de Isabell II. El arquitecto Fernando Navarro fue el encargado de proyectar, en el año 1900, este edificio modernista con elementos neoclásicos, sobre el solar que antes ocupó el convento clariso. En dicho espacio se localizó el primer teatro de la ciudad (el Teatro Cairasco) según un proyecto de Santiago Barry. Sobre este teatro se erigió un palacete dieciochesco (el Salón Dorado), donde actualmente se organizan todo tipo de eventos y reuniones. Este salón fue proyectado por Joaquín Prats en 1917. Más tarde se haría la fachada principal de Fernando Navarro y Rafael Massanet.  Desde entonces ha venido jugando un papel fundamental en el desarrollo cultural de la isla. Personajes como Unamuno, Saint Saenz, Caruso o Miguel Fleta, Benlliure, Ramón y Cajal o Canalejas, pero también prácticamente todos los grandes artistas e intelectuales canarios -desde Tomás Morales y Alonso Quesada, a los contemporáneos Juan Hidalgo o Alfredo Kraus-, han pasado con su arte y erudición por el Gabinete Literario. En el interior del edificio de estilo modernista se custodia una importante colección de obras de arte, como la colección del pintor catalán Eliseo Maifrén o el techo del Salón Dorado, realizado por el artista palmero González Méndez. El edificio tiene tres plantas y se organiza en dos crujías paralelas a la fachada principal y otras tres paralelas a la calle General Bravo. El núcleo del edificio es un espacio central de altura libre, con el hall y la escalera imperial proyectada por Marrero Regalado en 1946, frente al acceso, con un cierre cenital acristalado. El Cabildo de Gran Canaria acometió a finales del pasado año la restauración del torreón sudoeste del edificio y la restauración del suelo de madera del Salón Dorado, con una inversión de 188.834 euros.  La Ley de Patrimonio Histórico España, define que: "en el seno del Patrimonio Histórico Español, y al objeto de otorgar una mayor protección y tutela, adquiere un valor singular la categoría de Bienes de Interés Cultural, que se extiende a los muebles e inmuebles de aquel Patrimonio que, de forma más palmaria, requieran tal protección. Semejante categoría implica medidas asimismo singulares que la Ley establece según la naturaleza de los bienes sobre los cuales recae".
28/mar/2018 Leer más...
  La Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria celebra el día 24 de marzo la última de las tres visitas guiadas gratuitas previstas al centro locero de Lugarejos de Artenara con la finalidad de difundir el trabajo artesano vinculado al patrimonio cultural de la isla que desarrollan las alfareras de la zona. Las 40 plazas previstas para cada una de ellas ya han sido cubiertas. La iniciativa, dirigida por el técnico de Patrimonio Histórico del Cabildo, José González  Navarro, estará interpretada por la empresa Tibicena que explicará a los asistentes el protagonismo de las mujeres loceras de Lugarejos, uno de los enclaves que aún se encuentran activos en Gran Canaria, junto al de La Atalaya de Santa Brígida y el de Hoya de Pineda en Guía y Gáldar, una vez desaparecido a finales del siglo XIX, el de Tunte (San Bartolomé de Tirajana) y Moya. Lugarejos fue conocido en la comarca y en la isla por el trabajo de las mujeres alfareras. Sus manos fabricaban la loza de uso doméstico para los hogares de muchos pagos, que adquirían in situ el ajuar necesario. Sin embargo, y en muchas ocasiones, las alfareras y sus familias compartían el trabajo del taller con la venta ambulante haciendo de éste su modo de vida. Estas mujeres, generalmente vinculadas por parentesco, crearon una tipología propia y una forma de trabajar la loza que la hace singular y reconocible. Sus formas, acabados y decoración le imprimen, al carácter funcional de esta cerámica, la impronta estética propia del trabajo tradicional hecho a mano. Esta actividad permitirá conocer esta tradición locera a través de las alfareras que con sus manos dan forma a la materia. En Lugarejos pervive lo que se denomina el guisadero, que constituye una estructura abierta cuadrangular destinada a la cocción de la cerámica sin paralelismos en el resto de  Canarias. Estructuras similares solo se conocen en Extremadura y Senegal, pero en este caso son de planta circular y cerrada.   El centro locero de Lugarejos surgió de una iniciativa europea –el programa LEADER I-, emanado del documento de la Unión Europea ‘El futuro del mundo rural’, y forma parte de la red pública de centros etnoculturales de la isla de Gran Canaria. Como ecomuseo y centro de interpretación, este espacio ofrece al visitante una aproximación completa del proceso tradicional de elaboración de la cerámica, ofreciendo al visitante la oportunidad de adquirir algunos ejemplares realizados por las artesanas que trabajan aun en la zona.
23/mar/2018 Leer más...
La Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria celebra el día 15 de marzo la segunda de las tres visitas guiadas gratuitas previstas al centro locero de Lugarejos de Artenara con la finalidad de difundir el trabajo artesano vinculado al patrimonio cultural de la isla que desarrollan las alfareras de la zona. La última visita tendrá lugar el día  y 24 de marzo. Las 40 plazas previstas para cada una de ellas ya han sido cubiertas. La iniciativa, dirigida por el técnico de Patrimonio Histórico del Cabildo, José González  Navarro, estará interpretada por la empresa Tibicena que explicará a los asistentes el protagonismo de las mujeres loceras de Lugarejos, uno de los enclaves que aún se encuentran activos en Gran Canaria, junto al de La Atalaya de Santa Brígida y el de Hoya de Pineda en Guía y Gáldar, una vez desaparecido a finales del siglo XIX, el de Tunte (San Bartolomé de Tirajana) y Moya. Lugarejos fue conocido en la comarca y en la isla por el trabajo de las mujeres alfareras. Sus manos fabricaban la loza de uso doméstico para los hogares de muchos pagos, que adquirían in situ el ajuar necesario. Sin embargo, y en muchas ocasiones, las alfareras y sus familias compartían el trabajo del taller con la venta ambulante haciendo de éste su modo de vida. Estas mujeres, generalmente vinculadas por parentesco, crearon una tipología propia y una forma de trabajar la loza que la hace singular y reconocible. Sus formas, acabados y decoración le imprimen, al carácter funcional de esta cerámica, la impronta estética propia del trabajo tradicional hecho a mano. Esta actividad permitirá conocer esta tradición locera a través de las alfareras que con sus manos dan forma a la materia. En Lugarejos pervive lo que se denomina el guisadero, que constituye una estructura abierta cuadrangular destinada a la cocción de la cerámica sin paralelismos en el resto de  Canarias. Estructuras similares solo se conocen en Extremadura y Senegal, pero en este caso son de planta circular y cerrada. El centro locero de Lugarejos surgió de una iniciativa europea –el programa LEADER I-, emanado del documento de la Unión Europea ‘El futuro del mundo rural’, y forma parte de la red pública de centros etnoculturales de la isla de Gran Canaria. Como ecomuseo y centro de interpretación, este espacio ofrece al visitante una aproximación completa del proceso tradicional de elaboración de la cerámica, ofreciendo al visitante la oportunidad de adquirir algunos ejemplares realizados por las artesanas que trabajan aun en la zona.
14/mar/2018 Leer más...
El presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, presentó hoy la adaptación del Centro de Interpretación del Bentayga a su nueva dimensión como enclave de referencia en la propuesta a Patrimonio Mundial de la Unesco de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria. El Centro, cuya gestión ha pasado del Patronato de Turismo a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, se alza a 1.404 metros sobre el nivel del mar y recibe más de 25.000 visitantes al año que, ahora, conocerán nuevos aspectos del corazón de Gran Canaria, declarado Reserva de la Biosfera en 2005 por la Unesco, explicó el consejero de Cultura, Carlos Ruíz. La incorporación del yacimiento del Bentayga al ámbito propuesto como Patrimonio Mundial ha sido la clave tenida en cuenta en la adaptación y revisión del equipamiento museológico del centro puesto ya a disposición del público. Sus renovados contenidos añaden ahora el descubrimiento de nuevos datos relacionados tanto con el ámbito de la caldera de Tejeda como con el yacimiento arqueológico del Bentayga, un valioso enclave que aún guarda muchos secretos que, cuando sean desvelado, cambiará las concepciones actuales. Roques apuntando al cielo y al firmamento Las salas por las que se extiende la nueva exposición relatan estas nuevas referencias y refuerzan los contenidos arqueoastronómicos introduciendo el concepto de “celaje” en relación a la observación de los astros. En este sentido, toma especial relevancia la declaración de Gran Canaria como uno de los 20 destinos mundiales idóneos para contemplar las estrellas, subrayó la consejera de Turismo, Inés Jiménez, quien mostró la certificación otorgada por la Fundación Starlight, avalada por la Unesco, y expresó el espaldarazo que supone en el camino hacia la declaración del conjunto como Patrimonio Mundial. Los tres roques de la Sierra del Bentayga apuntando al cielo representan para los aborígenes claras connotaciones astronómicas y religiosas que conectan lo humano con lo divino, explicó Artemi Alejandro, responsable de la empresa Patrimonia Arqueología, adjudicataria de la gestión del centro tras su reapertura. A través de las nuevas tecnologías, en una propuesta moderna y rigurosa, la propuesta devela rasgos culturales, etnográficos y naturales de este conjunto que corona Gran Canaria desde sus vestigios bereberes hasta la conquista, lo que incluye símbolos aborígenes junto a símbolos que castellanos que buscaban acelerar la cristianización del bastión, donde ya está identificado el campo de batalla que albergó. El Bentayga bajo asedio El papel jugado por el Bentayga como fortaleza inexpugnable de los aborígenes durante los ataques de las tropas castellanas a finales del siglo XV, como último bastión defensivo de Gran Canaria, es por ello otro de los puntos fuertes del centro de interpretación. Su sala final expone algunas de las armas usadas durante el asedio el Bentayga, tanto por el bando aborigen como por el castellano, junto a los paneles que narran este hito en la histórico para que el visitante se sitúe en medio y reflexione acerca de lo que pudo significar este capítulo de la historia de Gran canaria. Punto de partida del viaje al pasado La ubicación del museo es, de hecho, la puerta de acceso al yacimiento arqueológico de Bentayga, un viaje al pasado a través de un sendero que parte del centro y que se caracteriza por sus imponentes barrancos, precipicios y crestas coronadas con sus roques que también hablan del pasado geológico de Gran Canaria. Es precisamente esa relación entre las cumbres de afiladas aristas y la bóveda celeste la que conmueve a quien se asoma a este paisaje, y probablemente la razón por la que los aborígenes canarios situaron sus templos sagrados teniendo en cuenta la posición de los roques, la órbita del sol y de la luna. La visita, con una duración media de unos 50 minutos permite contemplar los vestigios del poblado, murallas, enterramientos, cuevas con manifestaciones rupestres, inscripciones alfabéticas y el almogarén o santuario del Bentayga. Si la valiosa Agaldar es Ciudad Jartín, Bentayga es Manhattan, explicó Alejandro, para hacer referencia a cómo los aborígenes aprovecharon este terreno para crecer en altura. Visitas gratuitas Las visitas al centro de interpretación, así como al roque Bentayga, son gratuitas. El horario de apertura son de martes a domingo de 9:30h a 16:30h (última hora de acceso: 16h). Permanece cerrado todos los lunes, los días 1, 5 y 6 de enero, 1 de mayo y 24, 25 y 31 de diciembre. Se ofrecen recorridos guiados a las 10:30h y a las 13:30h, y tienen preferencia los grupos que acuerden su vista previamente. Un paso del Plan Estratégico Esta acción se enmarca en el Plan Director Estratégico diseñado por el Cabildo para llevar Risco Caído hasta su declaración como Patrimonio Mundial y que contempla numerosas iniciativas para la reactivación de un área que abarca nada menos que 17.364 hectáreas de la zona de cumbre en la que se enclavan los municipios de Artenara, Tejeda, Gáldar y Agaete. El presidente del Cabildo y los responsables del proyecto mantuvieron un encuentro con los representantes municipales para repasar el estado de las acciones previstas, como el museo que albergará la reproducción de la cueva de Risco Caída, la evaluación de la Unesco a final de verano, que estudiarán con precisión diversos aspectos, la aportación de toda la información que vaya siendo requerida y, en definitiva, el calendario que resta hasta que a que se conozca, como pronto a mitad de 2019, la decisión final de este ambicioso proyecto.
13/mar/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria abre el día 12 de marzo el plazo de inscripción para las dos visitas guiadas de carácter gratuito previstas para el 20 y 21 del presente mes que permiten contemplar, desde el mayor cementerio prehispánico de la isla, la necrópolis de Arteara, la salida del sol en el equinoccio de Primavera, prevista en el marco de su iniciativa divulgativa denominada ‘Yacimientos Estrella’. Hasta el día 14 de marzo tienen de plazo los interesados para solicitar información o cumplimentar su inscripción a través de la web de gestión de visitas guiadas de la Unidad de Patrimonio Histórico http://visitas.grancanariapatrimonio.com o de manera presencial en la Oficina de Información y Atención al Ciudadano del Cabildo de Gran Canaria, en la calle Bravo Murillo, 23, accediendo por Pérez Galdós, de lunes a viernes, de 8.30 a 14.00 horas. Los asistentes dispondrán para su traslado a Arteara de una guagua gratuita los días indicados, que saldrá desde la Fuente Luminosa, en Las Palmas de Gran Canaria, a las 6.00 horas. La duración aproximada de la visita será de tres horas (incluyendo traslados en guagua). La salida estimada del sol por Amurga se prevé a las 9.15 horas. La visita estará dirigida por los técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo, Javier Velasco y José González, e interpretada por la empresa Tibiecena. El yacimiento arqueológico de Arteara es una necrópolis prehispánica que ocupa dos kilómetros cuadrados y alberga un millar de estructuras tumulares, en su mayor parte, de naturaleza simple (espacios funerarios apenas protegidos por piedras amontonadas). En este lugar, se mantiene la tradición oral desde hace al menos seis generaciones, que los días del equinoccio de primavera y otoño los primeros rayos del sol en su salida por el impresionante Risco de Amurga, iluminan una de las construcciones funerarias más singulares del enclave arqueológico, el conocido como “túmulo del rey”. Quizás fue elegido este enclave para enterrar a aquel joven que moriría en torno al siglo VIII d.C debido al singular acontecimiento producido en el equinoccio de primavera, como así ha permanecido en la tradición oral de los lugareños. Un momento del año en el que durante el primer rayo de luz, el sol asoma entre los imponentes riscos de Amurga para caer directamente sobre la sepultura aborigen.   No hay certeza de que la elección de su ubicación se deba a este particular fenómeno astronómico, pero su mera observación en el marco de un paisaje cultural como el de Arteara es un motivo suficiente para participar en esta actividad. YACIMIENTOS ESTRELLA. El programa divulgativo de la Unidad de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo en el que se inscribe la actividad persigue la difusión, sensibilización y puesta en uso del patrimonio arqueológico de la isla mediante singulares visitas guiadas destinadas a la observación de los cielos desde sus yacimientos arqueológicos más emblemáticos. Los antiguos grancanarios desarrollaron un profundo conocimiento del cielo y sus ciclos, lo que les permitía organizar su vida doméstica y religiosa. Existen incluso crónicas que hablan de la celebración de festividades prehispánicas conectadas con la posición del sol, la luna y las estrellas. Otros yacimientos de la Isla vinculados a equinoccios o solsticios y en los que el Cabildo viene celebrando visitas son los de Bentayga, Risco Caído, Cuatro Puertas o La Guancha, entre otros.
09/mar/2018 Leer más...
La Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria celebra el día 9 de marzo la primera de las tres visitas guiadas gratuitas previstas al centro locero de Lugarejos de Artenara con la finalidad de difundir el trabajo artesano vinculado al patrimonio cultural de la isla que desarrollan las alfareras de la zona. Las dos restantes visitan tendrán lugar los días 15 y 24 de marzo y las 40 plazas previstas para cada una de ellas ya han sido cubiertas. La iniciativa, dirigida por el técnico de Patrimonio Histórico del Cabildo, José González Navarro, estará interpretada por la empresa Tibicena que explicará a los asistentes el protagonismo de las mujeres loceras de Lugarejos, uno de los enclaves que aún se encuentran activos en Gran Canaria, junto al de La Atalaya de Santa Brígida y el de Hoya de Pineda en Guía y Gáldar, una vez desaparecido a finales del siglo XIX, el de Tunte (San Bartolomé de Tirajana) y Moya. Lugarejos fue conocido en la comarca y en la isla por el trabajo de las mujeres alfareras. Sus manos fabricaban la loza de uso doméstico para los hogares de muchos pagos, que adquirían in situ el ajuar necesario. Sin embargo, y en muchas ocasiones, las alfareras y sus familias compartían el trabajo del taller con la venta ambulante haciendo de éste su modo de vida. Estas mujeres, generalmente vinculadas por parentesco, crearon una tipología propia y una forma de trabajar la loza que la hace singular y reconocible. Sus formas, acabados y decoración le imprimen, al carácter funcional de esta cerámica, la impronta estética propia del trabajo tradicional hecho a mano. Esta actividad permitirá conocer esta tradición locera a través de las alfareras que con sus manos dan forma a la materia. En Lugarejos pervive lo que se denomina el guisadero, que constituye una estructura abierta cuadrangular destinada a la cocción de la cerámica sin paralelismos en el resto de  Canarias. Estructuras similares solo se conocen en Extremadura y Senegal, pero en este caso son de planta circular y cerrada. El centro locero de Lugarejos surgió de una iniciativa europea –el programa LEADER I-, emanado del documento de la Unión Europea ‘El futuro del mundo rural’, y forma parte de la red pública de centros etnoculturales de la isla de Gran Canaria. Como ecomuseo y centro de interpretación, este espacio ofrece al visitante una aproximación completa del proceso tradicional de elaboración de la cerámica, ofreciendo al visitante la oportunidad de adquirir algunos ejemplares realizados por las artesanas que trabajan aun en la zona.
08/mar/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria ha presentado los resultados de la última intervención arqueológica subacuática llevada durante los pasados meses de enero y febrero en las aguas de la playa de El Burrero, en la costa del municipio de Ingenio, bajo las que reposa, a escasos treinta metros de la orilla, una embarcación histórica del siglo XVIII. El consejero de Cultura, Carlos Ruiz, acompañado del alcalde de Ingenio, Juan Díaz, y su concejal de Playas, Chani Ramos, visitaron en la mañana de hoy las dependencias de la sede del Club Náutico de El Burrero en el que están depositados algunos de los restos recuperados de este pecio hundido hace casi tres siglos y descubierto en 1962 por el buceador Tomás Cruz. En el transcurso de la quinta campaña que se desarrolla en este pecio, un equipo de tres personas dirigido por el arqueólogo sevillano especializado en intervenciones subacuáticas, Josué Mata Mora, invirtió un total de 120 horas de inmersión con la finalidad de delimitar sus restos y analizar el estado de conservación del maderamen que se había documentado en la campaña de 2008. Asimismo, en campaña citada la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo, en cuyos trabajos ha invertido  18.000 euros, perseguía determinar con precisión mediante el uso combinado de técnicas tradicionales (planimetría subacuática) y levantamiento fotogramétrico (Photoscan) la fecha posible del naufragio, así como la función de la embarcación, posible destino y pabellón del mismo. La prospección se llevó a cabo a unos 3-4 metros de profundidad, en un fondo de arenas y piedra de la zona de costa de El Burrero. Según los expertos, la cercanía de los restos a la costa y la escasa profundidad a la que se hallan han influido notablemente sobre este yacimiento. Erosión, expolio y antropización han sido una constante en la historia de este naufragio. A partir de los primeros indicios, el equipo de arqueólogos subacuáticos ha podido determinar que nos hallamos ante una embarcación de cierto porte, con construcción a esqueleto previo, datada probablemente a mediados del siglo XVIII. De momento, el sistema de construcción (uso de encabillado de madera, presencia de un doble forro de madera, presencia de claras notables entre cuadernas) apunta a una posible procedencia inglesa. Restos recuperados Asimismo, se ha documentado la abundante presencia de piedras de sílex, si bien esta intervención deja claro que la función principal del mismo era la de servir de lastre del barco (y no la de pedernal de armas de fuego, como se había sugerido en otras intervenciones). Este dato permite también vincular la construcción del barco a las costas inglesas o europeas, donde esta materia prima es muy abundante (y existía una compra y venta de lastre registrada en documentos de la época). Por otra parte, la cerámica hallada en este contexto se reduce a fragmentos muy escasos de unas producciones de cerámica denominadas  “a la sal” (Stoneware), que se inician en Renania (Alemania) en el siglo XVI y son posteriormente imitadas por los talleres de Devon (Inglaterra)  en el siglo XVII y XVIII. Se han documentado también restos de pipas cerámicas, muy usadas en los contextos marineros de la época, con marcas de fabricación que podrían situar su fabricación entre Holanda e Inglaterra entre los siglos XVII y XVIII. Asimismo, se han recuperado restos de la cubertería de a bordo, como un cucharón de peltre con restos de decoración barroca, posiblemente empleado para el servicio de oficiales. En 1741, siendo Capitán General Andrés Bonito Pignatelli, entran en la  ensenada de Gando dos barcos corsarios ingleses procedentes de Funchal (Madeira) para capturar un buque español llamado El Canario, que estaba fondeado en la bahía para ser reparado. Tras repeler el ataque, los corsarios huyen hacia el sur. La hipótesis mantenida por los investigadores mantiene que la corbeta corsaria, muy dañada y con pocos supervivientes según el relato de Viera y Clavijo, posiblemente no fue capaz de maniobrar en su huida y, tras una operación a la desesperada posiblemente encalló con el roque y terminó por hundirse en la playa de El Burrero. A la propuesta de delimitación del yacimiento arqueológico se sumó la operación de cubrimiento de los restos con arena una vez finalizada la intervención para su protección. Hay que recordar que el citado pecio de la playa de El Burrero figura en la carta arqueológica del municipio de Ingenio con el número de registro 11.032 y que fue el primer yacimiento subacuático de esta naturaleza excavado en Gran Canaria con un permiso administrativo. Según los especialistas posee características únicas en el Archipiélago Canario dado que de momento es el único pecio documentado de época moderna con restos de estructura de madera. Este hecho lo dota de unas características excepcionales, tanto para el estudio de la historia naval durante el antiguo régimen como para la difusión de aspectos relacionados con dicha actividad, con el comercio, el transporte antiguo y el patrimonio cultural subacuático en Gran Canaria. 16 piezas de artillería Pasado medio siglo desde su descubrimiento y tras cuatro intervenciones arqueológicas desarrolladas en 1962, 1968, 1994 y 2008, el Cabildo vuelve a insistir en los restos de la embarcación sumergida en El Burrero, uno de los sitios arqueológicos subacuáticos más interesantes de Gran Canaria, tanto desde el punto de vista histórico-científico como patrimonial. 16 nuevos yacimientos subacuáticos De los 132 nuevos enclaves que el Cabildo de Gran Canaria ha incorporado recientemente a la Carta Arqueológica de la isla que no se actualizaba desde hace 14 años, 16 son de carácter subacuático, lo que constituye algo más del 10 por ciento del total y representa un área delimitada de 819,20 hectáreas. Se pretende con ello proteger uno de los bienes patrimoniales más frágiles y de más compleja tutela como son los restos subacuáticos.  Según la Convención para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, integran este patrimonio “todos los rastros de existencia humana que tengan un carácter cultural, histórico o arqueológico, que hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente, de forma periódica o continua, por lo menos durante 100 años”. Por su parte, la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias define el patrimonio arqueológico canario como aquel integrado por los bienes inmuebles y muebles –por ejemplo, los pecios- de carácter histórico susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica, hayan sido o no extraídos y tanto si se encuentran en la superficie como en el subsuelo o en el mar territorial.
07/mar/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria ha mantenido en la mañana de hoy, en la sala Josefina de la Torre del Teatro Cuyás, una reunión de trabajo con los responsables de las oficinas técnicas de los ayuntamientos de la isla, con la finalidad de coordinar y unificar criterios en materia de autorizaciones, licencias y actuaciones en las que se vean implicados los recursos del patrimonio cultural de Gran Canaria. Como avanzó en la presentación de dicha reunión Carlos Ruiz, consejero de Cultura del Cabildo, se trata de que los ayuntamientos “dispongan de una información actualizada y contrastada de los bienes del patrimonio arqueológico que se encuentran dentro de sus límites municipales de cara a la elaboración de solicitudes de información, calificaciones territoriales, elaboración de informes de impacto medioambiental, planeamiento, proyectos de investigación o programas de difusión, entre otras cuestiones”. En la mencionada reunión se abordaron los bienes del patrimonio etnográfico de la isla, las intervenciones y actuaciones que emanan de la Ley del Suelo que entró en vigor en septiembre de 2017 y el uso del aprovechamiento y el recurso del turismo rural en este tipo de edificaciones de valor. Asimismo, durante el transcurso de la cita con los técnicos municipales, el Cabildo dio a conocer los detalles de la Carta Arqueológica de Gran Canaria y los recursos de consulta con los que ya cuentan los responsables de dichas oficinas técnicas con la finalidad de que conozcan de qué manera puede afectar a los bienes patrimoniales sus decisiones vinculadas a las autorizaciones de las intervenciones en el suelo. Hay que recordar que el pasado mes de enero el Cabildo grancanario presentó la Carta Arqueológica de la isla, que incorpora más de un centenar de nuevos yacimientos al inventario general de este instrumento de gestión del planeamiento territorial, considerado además un recurso de capital importancia para el conocimiento, tutela, conservación-protección y difusión del patrimonio arqueológico. La mencionada Carta Arqueológica ya ha sido remitida en soporte digital a los ayuntamientos de la isla conteniendo las fichas descriptivas correspondientes a cada yacimiento de cada municipio, en un formato que se puede cargar muy fácilmente en plataformas abiertas como Idegrancanaria (Infraestructura de Datos Espaciales) o Google Earth, permitiendo a los técnicos superponer información cartográfica. Además, el inventario está al alcance de todas las Consejerías del Cabildo con la finalidad de que puedan participar de forma decisiva en la adecuada tutela y protección de unos recursos culturales caracterizados por su suma fragilidad. El inventario arqueológico insular aspira a ser una herramienta útil en la ordenación, gestión y tutela  de este patrimonio en el ámbito insular, entendiendo, además, que constituye un elemento estructurante del territorio. Al mismo tiempo se consigue la revalorización, conservación, protección y consideración del Patrimonio Histórico en la ordenación urbanística y del territorio, así como en la planificación y ejecución de proyectos y actuaciones en la isla.
06/mar/2018 Leer más...
El Cabildo de Gran Canaria mantendrá durante la mañana del martes, día 6 de marzo, en la sala Josefina de la Torre del Teatro Cuyás, una reunión con los responsables de las oficinas técnicas de los ayuntamientos de la isla, con la finalidad de coordinar y unificar criterios en materia de autorizaciones, licencias y actuaciones en las que se vean implicados los recursos del patrimonio cultural de Gran Canaria. Como avanza Carlos Ruiz, consejero de Cultura del Cabildo, se trata de que los ayuntamientos “dispongan de una información actualizada y contrastada de los bienes del patrimonio arqueológico que se encuentran dentro de sus límites municipales de cara a la elaboración de solicitudes de información, calificaciones territoriales, elaboración de informes de impacto medioambiental, planeamiento, proyectos de investigación o programas de difusión, entre otras cuestiones”. En la mencionada reunión se abordarán los bienes del patrimonio etnográfico de la isla, las intervenciones y actuaciones que emanan de la Ley del Suelo que entró en vigor en septiembre de 2017 y el uso del aprovechamiento y el recurso del turismo rural en este tipo de edificaciones de valor. Asimismo, durante el transcurso de la cita con los técnicos municipales, el Cabildo dará a conocer los detalles de la Carta Arqueológica de Gran Canaria y los recursos de consulta con los que cuentan los responsables de dichas oficinas técnicas con la finalidad de que conozcan de qué manera puede afectar a los bienes patrimoniales sus decisiones vinculadas a las autorizaciones de las intervenciones en el suelo. Hay que recordar que el pasado mes de enero el Cabildo grancanario presentó la Carta Arqueológica de la isla, que incorpora más de un centenar de nuevos yacimientos al inventario general de este instrumento de gestión del planeamiento territorial, considerado además un recurso de capital importancia para el conocimiento, tutela, conservación-protección y difusión del patrimonio arqueológico. La mencionada Carta Arqueológica ya ha sido remitida en soporte digital a los ayuntamientos de la isla conteniendo las fichas descriptivas correspondientes a cada yacimiento de cada municipio, en un formato que se puede cargar muy fácilmente en plataformas abiertas como Idegrancanaria (Infraestructura de Datos Espaciales) o Google Earth, permitiendo a los técnicos superponer información cartográfica. Además, el inventario está al alcance de todas las Consejerías del Cabildo con la finalidad de que puedan participar de forma decisiva en la adecuada tutela y protección de unos recursos culturales caracterizados por su suma fragilidad. El inventario arqueológico insular aspira a ser una herramienta útil en la ordenación, gestión y tutela  de este patrimonio en el ámbito insular, entendiendo, además, que constituye un elemento estructurante del territorio. Al mismo tiempo se consigue la revalorización, conservación, protección y consideración del Patrimonio Histórico en la ordenación urbanística y del territorio, así como en la planificación y ejecución de proyectos y actuaciones en la isla.
05/mar/2018 Leer más...
Zeige 121 - 140 von 152 Ergebnissen.