RUTA Espacios Arqueológicos

ESPACIOS ARQUEOLÓGICOS DE GRAN CANARIA.

La historia de Gran Canaria es una historia multicultural, de intercambios, encuentros y desencuentros de distintos pueblos. Junto al legado heredado de los antiguos canarios, que da cuenta de unos rasgos culturales complejos y diversificados, se unen otras expresiones procedentes de distintas culturas que han conformado un acervo mestizo al ser asumidas y transformadas por el carácter isleño. La Isla destaca especialmente por su rico y variado patrimonio arqueológico del que podemos destacar distintas manifestaciones asociadas a su hábitat, ritos, economía, etc. Poblados trogloditas excavados en altos riscos, necrópolis tumulares o aldeas de carácter protourbano testimonian ese universo cultural. El rastro de los antiguos canarios se encuentra repartido por todo el territorio insular, desde la costa a la cumbre, evidenciándose una intensa ocupación de toda Gran Canaria. 

MUSEO Y PARQUE ARQUEOLÓGICO CUEVA PINTADA

El Poblado de La Cueva Pintada es uno de los yacimientos más importantes de todo el Archipiélago canario, no sólo por sus dimensiones e interés científico, sino por albergar uno de los más singulares ejemplos del arte aborigen canario: la cueva pintada, que da nombre a todo el complejo. Su visita ofrece un viaje al pasado de Gran Canaria con tecnología 3D y un itinerario por los restos arqueológicos del antiguo poblado.

 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN CENOBIO DE VALERÓN

Espectacular granero aborigen de carácter colectivo. En un alto escarpe de la denominada Montaña del Gallego se localiza este impresionante yacimiento con más de 350 oquedades, dispuestas en varios niveles y destinadas al almacenamiento de los cereales. 

 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN MAIPÉS DE ARRIBA
Hacia el bello valle de Agaete se localiza este amplio espacio funerario de la cultura aborigen que junto a Arteara, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana, constituye uno de los espacios funerarios sobre material volcánico más espectaculares del Archipiélago Canario, con más de un kilómetro cuadrado de superficie y casi   medio millar de túmulos funerarios.

 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN BENTAYGA
Pinturas rupestres, cuevas artificiales y naturales, conjuntos sepulcrales y graneros utilizados por los antiguos canarios son testigo histórico de la importancia que tuvo la comarca para los aborígenes antes de la conquista. En este variado patrimonio arqueológico que se conserva en Tejeda destaca el yacimiento del Bentayga, uno de los más hermosos y espectaculares pitones basálticos de los muchos que nos ha dejado la peculiar geología de la Isla.

 

Se eleva en el centro de la Cuenca de Tejeda hasta los 1404 metros donde custodia un importante asentamiento prehispánico con un centenar de cuevas de habitaciones, silos, enterramientos y otros elementos de incierto significado. Destaca en su base una curiosa construcción excavada en la roca que ha sido interpretada como lugar de culto.

 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN LAS FORTALEZAS

Ejemplo de un poblado fortificado aborigen. El lado oriental de la montaña presenta trazas de una aldea tribal formada por un importante número de cuevas naturales y artificiales de uso doméstico, funerario o graneros. En su ladera norte se observan casas de piedra, a las que también se le atribuyen funcionalidad doméstica. El conjunto se encuentra organizado a partir de diferentes niveles comunicados entre sí por pasos y caminos.

 

CENTRO DE INTERPRETACIÓN NECRÓPOLIS DE ARTEARA

Yacimiento funerario conformado por más de un millar de estructuras tumulares en un malpaís volcánico. Una muralla, en piedra seca, de la que aún se conservan algunos tramos, circunda toda la necrópolis, lo que reafirma el carácter simbólico que el conjunto sepulcral debió tener para los antiguos habitantes de Gran Canaria.

 

CAÑADA DE LOS GATOS

Declarado Bien de Interés Cultural por su interés científico, Cañada de los Gatos es un conjunto emblemático en el ámbito de la arqueología prehispánica insular conformado por diversos enclaves que antaño formaron una unidad; un poblado costero que se originó en la desembocadura del barranco de Mogán y que fue creciendo hasta convertirse en un gran asentamiento en el que se concentraba un importante núcleo poblacional.

 

RED DE ESPACIOS ARQUEOLÓGICOS DE GRAN CANARIA