RUTA Ruta etnográfica por Arucas

Arucas, conjunto histórico, necesita parada y fonda, con nada menos que 167 bienes etnográficos catalogados. Plataneras, barro, piedra noble, agua e ingenio son elementos sobre los que pivota conjuntamente arquitectura, arte, ingeniería, economía y etnohistoria de este municipio norteño.

Muchas y antiguas fincas con sus casonas, alpendres-gañanías, pajares, estanques, presas, acequias, lavaderos o pozos forman la mayor parte de los elementos que componen sus bienes patrimoniales etnográficos catalogados.

A pie, desde el mismo centro histórico, podemos acercarnos por la carretera de EL Cerrillo-La Goleta hacia Las Canteras de piedra azul y las vistas panorámicas, aguas arribas, de las Presas del Barranco del Pinto. En el recorrido de Arucas a Trasmontaña destaca, nuevamente, la cantidad de estanques, cantoneras y espacios agrícolas tradicionales. También se puede encontrar la Montaña de Cardones, con su espacio urbano y agropecuario, donde apreciamos otro paradigma de la arquitectura del agua, un excepcional conjunto de acequias con cantoneras asociadas a lavaderos y estanques.

Un trayecto por el ambiente más húmedo es el que se encuentra por la carretera de Visvique-Portales-Los Castillos para bajar por Santidad, donde se ubican, en mayor densidad, los estanques de barro de Canarias y el conjunto de los hornos de teja de Riquiánez.

Otro itinerario que parte de Arucas es el que se hace por la carretera de Cambalud-Firgas, a la salida del mismo centro, dejando a un lado el edificio de La Heredad. En este trayecto se pueden ver interesantes arquitecturas domésticas y después de rebasar la fachada del edificio que fuera sede del Colegio La Salle, por la izquierda de la calzada, aparece uno de los estanques más representativos de Arucas, que presenta un largo frontis con nichos de arcos ciegos de medio punto. Sus 77 peldaños y demás volúmenes escalonados excavados en la roca le confieren un alto valor paisajístico y etnográfico, ya que regaba grandes extensiones de plataneras.