El Cabildo traslada a la Guardia Civil los daños intencionados cometidos en el almogarén del Bentayga

04 ago 2017

La Consejería de Cultura del Cabildo grancanario que dirige Carlos Ruiz ha trasladado al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil los daños cometidos recientemente en el almogarén del Bentayga, uno de los más interesantes complejos arqueológicos de Gran Canaria, situado en el término municipal de Tejeda.

Los daños, muy visibles, cometidos en uno de los afloramientos de basalto que rodean el área excavada conocida como almogarén del Bentayga, fueron producidos por un elemento punzante con el que unos desaprensivos realizaron un grafitti que representa un corazón atravesado por una flecha, en cuyo interior figuran los nombres de Alexandra y Antonio y la fecha 12 de julio de 2017.

La inspección llevada a cabo por los técnicos de la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo produjo tras recibirse notificación por vía telefónica de la presencia de dicho grafitti, que solo ha afectado a la capa más superficial de la roca (la zona más meteorizada), siendo el trazo del dibujo algo más profundo y reiterado en otras zonas de la piedra. Los técnicos del Cabildo advierten que se trata de una alteración que si no completamente reversible con su debido tratamiento, podrá ser minimizada para reducir su impacto visual. Según consta en el acta de inspección levantada en su día, “la citada afección no afecta directamente a restos arqueológicos, pero sí de forma notable a la apreciación y disfrute de este Bien de Interés Cultural”.

 

El citado almogarén, descubierto en los años 30 del siglo pasado, está ubicado en el lado oriental de la base del Roque Bentayga. Se trata de una curiosa construcción excavada en la roca, conformada por un espacio de planta cuadrada, con cazoletas y canalillos, que ha sido interpretada por los arqueólogos como un lugar de culto. El Bentayga fue uno de los lugares en que los antiguos canarios se refugiaron resistiendo el asedio de las tropas castellanas al mando de Pedro de Vera.

En el momento de la visita también se comprobó que se había vertido un producto líquido en la cazoleta central del almogarén, apreciándose únicamente una costra superficial.

El Cabildo no solo ha trasladado el acta al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, solicitando su colaboración en la búsqueda e identificación de los responsables de los daños indicados, sino que también ha comunicado a los efectos oportunos dicho percance a la Dirección General de Cooperación y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias.

Ahora el servicio de mantenimiento de yacimientos arqueológicos del Cabildo de Gran Canaria deberá activar un protocolo de actuación con la intención de recuperar parcialmente los daños cometidos en el almogarén del Bentayga, situado en la base del Roque del mismo nombre.

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
La pintura realizada en el almogarén del Bentayga
Foto
Restos del líquido vertido en la cazoleta del Bentayga.