El Cabildo adapta el Centro del Bentayga a su nueva dimensión como aspirante a Patrimonio Mundial en el conjunto de Risco Caído

13 mar 2018

El presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, presentó hoy la adaptación del Centro de Interpretación del Bentayga a su nueva dimensión como enclave de referencia en la propuesta a Patrimonio Mundial de la Unesco de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria.

El Centro, cuya gestión ha pasado del Patronato de Turismo a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, se alza a 1.404 metros sobre el nivel del mar y recibe más de 25.000 visitantes al año que, ahora, conocerán nuevos aspectos del corazón de Gran Canaria, declarado Reserva de la Biosfera en 2005 por la Unesco, explicó el consejero de Cultura, Carlos Ruíz.

La incorporación del yacimiento del Bentayga al ámbito propuesto como Patrimonio Mundial ha sido la clave tenida en cuenta en la adaptación y revisión del equipamiento museológico del centro puesto ya a disposición del público. Sus renovados contenidos añaden ahora el descubrimiento de nuevos datos relacionados tanto con el ámbito de la caldera de Tejeda como con el yacimiento arqueológico del Bentayga, un valioso enclave que aún guarda muchos secretos que, cuando sean desvelado, cambiará las concepciones actuales.

Roques apuntando al cielo y al firmamento

Las salas por las que se extiende la nueva exposición relatan estas nuevas referencias y refuerzan los contenidos arqueoastronómicos introduciendo el concepto de “celaje” en relación a la observación de los astros. En este sentido, toma especial relevancia la declaración de Gran Canaria como uno de los 20 destinos mundiales idóneos para contemplar las estrellas, subrayó la consejera de Turismo, Inés Jiménez, quien mostró la certificación otorgada por la Fundación Starlight, avalada por la Unesco, y expresó el espaldarazo que supone en el camino hacia la declaración del conjunto como Patrimonio Mundial.

Los tres roques de la Sierra del Bentayga apuntando al cielo representan para los aborígenes claras connotaciones astronómicas y religiosas que conectan lo humano con lo divino, explicó Artemi Alejandro, responsable de la empresa Patrimonia Arqueología, adjudicataria de la gestión del centro tras su reapertura.

A través de las nuevas tecnologías, en una propuesta moderna y rigurosa, la propuesta devela rasgos culturales, etnográficos y naturales de este conjunto que corona Gran Canaria desde sus vestigios bereberes hasta la conquista, lo que incluye símbolos aborígenes junto a símbolos que castellanos que buscaban acelerar la cristianización del bastión, donde ya está identificado el campo de batalla que albergó.

El Bentayga bajo asedio

El papel jugado por el Bentayga como fortaleza inexpugnable de los aborígenes durante los ataques de las tropas castellanas a finales del siglo XV, como último bastión defensivo de Gran Canaria, es por ello otro de los puntos fuertes del centro de interpretación.

Su sala final expone algunas de las armas usadas durante el asedio el Bentayga, tanto por el bando aborigen como por el castellano, junto a los paneles que narran este hito en la histórico para que el visitante se sitúe en medio y reflexione acerca de lo que pudo significar este capítulo de la historia de Gran canaria.

Punto de partida del viaje al pasado

La ubicación del museo es, de hecho, la puerta de acceso al yacimiento arqueológico de Bentayga, un viaje al pasado a través de un sendero que parte del centro y que se caracteriza por sus imponentes barrancos, precipicios y crestas coronadas con sus roques que también hablan del pasado geológico de Gran Canaria.

Es precisamente esa relación entre las cumbres de afiladas aristas y la bóveda celeste la que conmueve a quien se asoma a este paisaje, y probablemente la razón por la que los aborígenes canarios situaron sus templos sagrados teniendo en cuenta la posición de los roques, la órbita del sol y de la luna.

La visita, con una duración media de unos 50 minutos permite contemplar los vestigios del poblado, murallas, enterramientos, cuevas con manifestaciones rupestres, inscripciones alfabéticas y el almogarén o santuario del Bentayga. Si la valiosa Agaldar es Ciudad Jartín, Bentayga es Manhattan, explicó Alejandro, para hacer referencia a cómo los aborígenes aprovecharon este terreno para crecer en altura.

Visitas gratuitas

Las visitas al centro de interpretación, así como al roque Bentayga, son gratuitas. El horario de apertura son de martes a domingo de 9:30h a 16:30h (última hora de acceso: 16h). Permanece cerrado todos los lunes, los días 1, 5 y 6 de enero, 1 de mayo y 24, 25 y 31 de diciembre. Se ofrecen recorridos guiados a las 10:30h y a las 13:30h, y tienen preferencia los grupos que acuerden su vista previamente.

Un paso del Plan Estratégico

Esta acción se enmarca en el Plan Director Estratégico diseñado por el Cabildo para llevar Risco Caído hasta su declaración como Patrimonio Mundial y que contempla numerosas iniciativas para la reactivación de un área que abarca nada menos que 17.364 hectáreas de la zona de cumbre en la que se enclavan los municipios de Artenara, Tejeda, Gáldar y Agaete.

El presidente del Cabildo y los responsables del proyecto mantuvieron un encuentro con los representantes municipales para repasar el estado de las acciones previstas, como el museo que albergará la reproducción de la cueva de Risco Caída, la evaluación de la Unesco a final de verano, que estudiarán con precisión diversos aspectos, la aportación de toda la información que vaya siendo requerida y, en definitiva, el calendario que resta hasta que a que se conozca, como pronto a mitad de 2019, la decisión final de este ambicioso proyecto.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
Momento de la presentación del readaptado Centro de interpretación del Bentayga
Foto
Interior del Centro de interpretación del Bentayga