La Plaza de San Juan está delimitada por algunas de las mejores arquitecturas del municipio. Rodeando la plaza también se ubica el Ayuntamiento y el Casino, además de la combinación de la arquitectura tradicional de las islas y la académica.

El barrio de San Juan se genera en torno a esta plaza, formada en la confluencia de las calles León y Castillo con Licenciado Calderín y Doctor Chil, estas últimas convergen con la primera formando pequeñas plazoletas.

En el lado oeste de la plaza se ubican la iglesia, además de una serie de viviendas de planta alta que siguen el tipo de la arquitectura tradicional de las islas, la Casa parroquial, que es un edificio de los siglos XVI-XVII, y algunas viviendas particulares rematadas a finales del XVIII.

Por el lado sur, en la plazoleta Marín y Cubas, destaca una casa de planta alta con patio en la medianería de la segunda crujía. Su alzado es asimétrico y se compone de huecos adintelados enmarcados en madera y cantería. Tiene un balcón descubierto de celosías apoyado sobre dos vigas y con casetones y listones en el antepecho. Una de las carpinterías de planta alta es del tipo "de corredera" con dos grupos de hojas deslizantes en tres guías vistas, que ocupan todo el vano. Mantiene en el interior un arco conopial de tradición gótica, así como la primera crujía sur es original del XVI.

El Ayuntamiento y el Casino se sitúan en el lado este, mientras que la delimitación al norte contempla algunas viviendas particulares que forman un frente de arquitectura de dos tradiciones, la académica y la tradicional de las islas.