La primitiva iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, de la que ya hay noticias en 1514 gracias a las Constituciones Sinodales del obispo Vásquez de Arce, se incendió en 1874. Se inició rápidamente la construcción del actual templo frente al solar que aquella ocupaba, con la colaboración de los vecinos.

La Iglesia de la Concepción es una construcción de tres naves de elementos neoclásicos cubierta de bóveda y cúpula sobre tambor. La fachada, ecléctica, está compartimentada en cinco calles verticales por pilastras de cantería, correspondiendo las interiores a la nave central, con la particularidad de poseer, además, cierto grosor espacial y funcional. La puerta principal con una verja de cierre, abre en un paño de cantería y está rematada por un frontón triangular, realizado en cantería roja de la zona. Las dos laterales, en las calles extremas, tienen dinteles de arco de medio punto, situándose entre los huecos citados sendas ventanas. Otros cinco huecos acristalados se abren en el piso superior, con cierta inventiva ornamental en antepechos y dinteles. Una cornisa remata las porciones laterales, mientras la central está coronada por un cubo entre pilastras, sobre el que se coloca el campanario que, en este caso, adopta la forma de una linterna, con un cilindro en el que horadan cuatro huecos de medio punto y una cúpula de cierre.