El Molino de los Cazorla se encuentra en los Cercados Altos de Fataga. Se trata de una reconstrucción de principios del siglo XX sobre otra existente de finales del siglo XIX, en el mismo lugar, bajo el cual se hallaba otro molino más pequeño. Más abajo, a un kilómetro, a la altura del caserío, molía otro, el Molino de Abajo o Molino de Gurieta, con las aguas de la Mina de Los Ortigones.

El Molino de Los Cazorla dispone de una dependencia anexa separada, la casa del molinero con una cubierta de teja árabe a cuatro aguas. El Molino constituye todo un hermoso conjunto arquitectónico, declarado Bien de Interés Cultural y ubicado, además, en un entorno natural que incluye un gran número de palmas canarias.

La reconstrucción del nuevo Molino de Arriba o de Los Cazorla fue, en su momento, expectante, pues se levantó con un nuevo cubo de doble altura para ganar presión, mayor que el anterior (12 metros). Pero los cálculos fallaron, se reventó el día de la puesta en marcha y destrozó por completo el pequeño molino que se hallaba por debajo del mismo. La reconstrucción del cubo se hizo esta vez reforzándolo con tres basamentos circulares escalonados, de gran grosor.

El acueducto de este molino es espectacular, lleva una base de madera de tea y obra de mampostería ordinaria, apoyado sobre media docena de pilastras en cantería. Adosado al cubo está el salón, de planta cuadrangular y techumbre a una sola agua, donde se halla el mecanismo de molienda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR