El Faro de Maspalomas es una construcción de 1889 proyectada por el ingeniero Juan de León y Castillo. Situado en el extremo sur de la isla, lo define un cilindro de cantería de casi 80 metros de altura, junto a un edificio de dos alturas, a modo de palacete urbano, que hacía las veces de casa del farero. Está pendiente de ejecución un proyecto para uso cultural.

El cuerpo principal del edificio es un fuste clásico de sección en disminución con un capitel de anillos y mútulos, que se corona con la luminaria vidriada y en el que abren huecos de acusada proporción vertical.

La casa del farero es un edificio de dos alturas y planta cuadrada con patio central, rematado con sillares en sus esquinas y una cornisa de cantería. Cinco huecos verticales, con pretiles de hierro forjado en los superiores, se disponen simétricamente en cada fachada. El acceso al norte tiene sobre él un balcón, con ambos huecos abriendo en un solo paño de cantería, material que enmarca todas las ventanas.