La Ermita de San Antonio Abad y la Plaza de su mismo nombre se encuentran situadas en el barrio de Vegueta, en la confluencia de las calles Armas, Colón, Pedro de Algaba, Audiencia y Montesdeoca. El inmueble se desarrolla mediante una planta rectangular en el que se definen sus espacios mediante un eje trasversal que da origen a una simetría, rematada por una cubierta de tejas a dos aguas.

La fachada principal, al igual que la planta, presenta una simetría, en cuya composición se destaca la puerta principal de acceso de forma adintelada rectangular en el mismo eje, que define los demás elementos constructivos, hasta llegar a la espadaña barroca que culmina esta fachada ejecutada en piedra de cantería gris.

En su interior se define el paño vertical principal mediante un retablo barroco que, en su simetría, presenta tres huecos adintelados mediante arcos de medio punto. En las zonas laterales, se ubican dos altares enfrentados, que se corresponde con la simetría que define la planta del inmueble, así como en la zona trasera la ubicación del coro. Cabe destacar la presencia del púlpito, ubicado en un lateral de la nave central y colocado en voladizo, considerando que su realización fue posterior a la construcción de la iglesia dadas las características que presenta. La carpintería del inmueble es de madera de tea, de gran calidad, observándose la importante ornamentación en su tallado.